Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Caminas por la CIUDAD… y entre las PROPUESTAS arquitectónicas…ESPERPENTOS urbanísticos y el SONIDO de tu MÓVIL como esa POBRE antena  que me transmite como DECIR…

La ENERGIA me llama a entrar donde directamente iré a …


“Nuestro EDITORIAL de HOY… FAVILA..!

Para los griegos arcaicos el destino era casi una presencia divina que incluso manejaba las vidas de los dioses, en nuestra época pensar en algo así se convierte en una ingenuidad. Bueno, quiero partir desde allí y pensar que esa presencia divina fue la que marcó el camino de Favila.

Una tarde de agosto de 2019 nos encontramos con Adolfo, ya no recuerdo el lugar, y conversamos sobre la posibilidad de montar (como si fuese una película) una editorial. Los dos veníamos de sendas decepciones en la formación de proyectos culturales e incluso de estafas en el mundo de los libros. Así que dar a luz una editorial era una especie de venganza poética que teníamos para con nosotros mismos; sin embargo, las expectativas no iban más allá de un nuevo fracaso, pero esta vez a nuestro ritmo. Eso era, fracasaríamos a nuestro ritmo.

Arrancamos con un grupo de seis amigos, de los cuales dos se retiraron pronto, otro entró y salió como si fuese una estela de luz y finalmente volvimos a agrupar seis personas, dos mujeres y 4 hombres que hoy todavía conforman el equipo: un lingüista (Adolfo Villafuerte), una maestra en música (Adriana Pinzón), un editor (Pablo Estrada), una ingeniera electrónica (Laura Manrique), un artista visual(Javier Alarcón) y un profesor de filosofía (Andrés Pinzón).

Las primeras publicaciones fueron fanzines de filosofía que reciclamos de unos artículos preparados para una maestría. Juan Biermann (de Dósis Mínima) nos invitó a una feria que él mismo había organizado y vendimos lo necesario para nuestra primera publicación: La voz de las horas de J. M. Vargas Vila. Ese pobre libro pagó toda nuestra inexperiencia y a la vez nos mostró un camino.

El punto de encuentro donde generalmente nos reuníamos era el Café NICANOR, precisamente en su librería, Hojas de Parra. Allí tuvimos en nuestras manos un librito (por el tamaño) autogestionado de un escritor mexicano, Diego Ordaz, que nos flechó con sus primeros relatos breves. A los pocos meses ya teníamos un contrato con Diego y un segundo libro.

Decidimos abrirnos un poco y fundamos un segundo sello, Inca Negro, que tiene como directriz la coedición, y cerrando el 2019 publicamos un tercer libro: La república de los desposeídos, del colombiano Javier Rosbel. Ese diciembre empezamos a vivir el sueño, porque curiosamente antes de iniciar la editorial no teníamos ninguno…

Analícelo, recapacite y si le parecemos INTERESANTES siga leyéndonos y vea el FINAL de la NOTA …

Haga  CLICK aqui…: Café Literario

Si te gustó esta  EXPERIENCIA ARTÍCULO, y quieres AYUDARNOS haz tu DONACIÓN:AQUI
Y no se olvide de seguirnos en el…
CONTINUARÁ

CON JABÓN…! NO COMO PILATOS PORFI

(Visited 226 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

“Un colectivo de AUTORES ESPECIALES que hacen un verdadero CAFÉ VIRTUAL inspirado en los aromas de su motivador, el CAFÉ LITERARIO que se hizo entre 1980 y 1990, y al que frecuentaban personajes tales como JORGE LUIS BORGES ,ALBERTO CORTEZ, JOSEFINA ROBIROSA, ADOLFO BIOY CASARES, PIERO, CESAR MENOTTI, ERNESTO SABATO, GUILLERMO VILAS, SODA STEREO, MANUEL MUJICA LAINEZ, MARTA MINUJIN, FITO PAEZ, TOMAS ELOY MARTINEZ entre otros que hicieron de EL una verdadera USINA de la MOVIDA CULTURAL que hoy, por medio del EQUIPO de AUTORES de este blog, hacen realidad esa impronta...”

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

2

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

3

Tomé el relato "La metamorfosis", del escritor checho Franz Kafka, y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar