Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Situación: La HJCK, 89.9 F.M., que fue fundada por Álvaro Castaño Castillo hace 55 años y que, desde entonces, ha emitido lo mejor de la música clásica y excelentes conversatorios con Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Raúl Gómez Jattin -entre otras tantas celebridades literarias- tuvo que arrendar su frecuencia modulada a Caracol Radio, quien transmitirá ¡LAS 40 PRINCIPALES!… Ahora, el selecto equipo transmitirá exclusivamente por Internet.

Teoría: La frecuencia 89.9 está ubicada a un paso de 88.9, la señal juvenil que causó furor en los años ochenta y que recientemente fue transformada por RCN en programación de vallenatos, y a otro paso está 90.9, la Mega, que se enorgullece por realizar eventos como "Miss Yuca 2005"… Esto evidencia una tremenda guerra comercial en un rango de 3 mHz.

Explicación del dilema: No es ningún ataque contra el vallenato. Es un género nacional, un embajador de la cultura colombiana en el exterior. Hace unos años una absurda polémica embargó a nuestro país: "Porqué transmitir música extranjera, hay que apoyar la música colombiana". El vallenato se hace con acordeones hechos en Alemania… Además, ¿cuánto egocentrismo podemos tener para creer que sólo debemos escuchar nuestra música y no recibir el aporte genial de la variedad cultural? Absurdo, simplemente absurdo capítulo de nuestra historia nacional.

La inmensa minoría: Curso para dummies. Si Colombia fuera un grupo conformado por 100 individuos que disfrutan el entretenimiento y el aprendizaje, es probable que un buen porcentaje busque suplir esos dos aspectos con la radio. Si, digamos, unos 70 escuchan radio y tienen 10 emisoras para escuchar, hay un promedio de 7 oyentes por emisora. Talvez los individuos un día prendan una emisora y otro día otra. Si las 10 emisoras ofrecen 10 propuestas diferentes, tendremos a 70 de 100 personas con la opción de estar empapadas de las 10 propuestas radiales.

Pero si las 10 emisoras son iguales, entonces, sea como sea, estas 70 personas sólo tendrán una propuesta general (en nuestro caso, el vallenato). Pronto, ya no serán 70 personas sino 60, luego 50, luego 30… hasta que acabemos la radio o le cerremos la mente a unos cuantos a sólo vallenato… ¿Se entiende el asunto?

Esta es una crisis continuada que viene canibalizando a la radio cultural en nuestro país: Tienes oyentes, un excelente material y un equipo humano de lujo, pero no tienes confianza de los patrocinadores porque venden más el vallenato y el reggaeton.

Resulta demasiado melancólico leer este artículo de Liliana Silva para El Espectador, en el que cuenta quienes integran la familia de la HJCK.

EL TIEMPO ya dio a conocer su posición en su columna editorial: "Una amplia mayoría agradecería a Caracol el esfuerzo de salvar la HJCK. Tal vez todavía sea tiempo de evitar que esa grata voz cultural se apague".

Otros medios ya se están uniendo a esta solicitud. En su edición No.65, la revista El Malpensante publicará una reflexión sobre el tema.

Hay puntos por aclarar porque, como dice el salsómano César Pagano, hay que tener "optimismo frente al abismo": La HJCK se convierte en emisora de Internet. Eso la pondrá entre la selecta gama de señales culturales de todo el mundo. Talvez la inmensa minoría se amplíe a todos los países de habla hispana. Competirá (o convivirá, mejor) en su género con otras señales.

Sin embargo, no todos los actuales oyentes de la HJCK deben tener Internet -es decir, ya estamos reduciendo el espectro-.

Por eso, es urgente la reacción del público, oyentes y no oyentes de la HJCK: Hay que velar por la variedad, por ese derecho que tenemos al acceso abierto a todas las fuentes culturales posibles para no embrutecer al país. Hay que salvar a la HJCK.

Me puse algo moralista, lo siento… Si desea, deje su mensajito de apoyo en este blog o escríbale -respetuosamente, por favor- a Caracol Radio para manifestarle su opinión: agiraldo@caracol.com.co

Suerte y pulso, amigos.

——–

(Visited 173 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo, Carlos Solano, su autor, soy periodista, ejerzo actualmente como subeditor de Cultura de EL TIEMPO y trabajo con la música desde mediados de los años 90. Espero disfruten este recorrido.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="" align="aligncenter" width="312"] Afiche oficial de 'Encanto', de Disney[/caption] Twitter:(...)

2

José Saramago La viuda Alfaguara Lo increíble de esta novela es(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. comentarios_antiguos

    fernandulo – fernandulo@yahoo.es – hola, soy fernando violinista del club de ¿tobi, no es un cuarteto de cellos, sino un cuarteto clásico, que toca musica popular, metal si pero tambien milonga, reggae, candombe, rock and roll, vals etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,etc, etc, etc,

    ——–

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar