Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy, con la intervención militar de la comunidad internacional en Libia como contexto, me pregunto por qué -sin esperar respuesta, como ya es costumbre- nuestros dirigentes parecen tan escandalizados y hacen uso de “todos los medios” -que cuestan millones de dólares- para salir en rescate de un grupo de seres humanos que son atacados por su gobierno, pero nunca, como es escandalosamente evidente, han pensado en salir en rescate con todo su poder, recursos y posibilidades, de millones de personas que pasan sus días sin comida ni abrigo ni medicinas, olvidados absolutamente por una humanidad demasiado ocupada en sus burocracias y sus modas.

Así mismo, la opinión pública reclama a sus dirigentes hacer algo para evitar baños de sangre en manos de dictadores -solo algunas veces, una vergonzosa minoría de las veces-, pero no parece estar muy interesada en reclamarles que eviten el círculo eterno de las muertes más indignas y silenciosas que pudren a nuestro planeta.
Ese ya es paisaje conocido y su sangre está demasiado seca para brillar, roja como les gusta, frente a las cámaras y sobre el papel, en donde se ven mejor las imágenes de líderes hipócritas que, mientras deciden desde sus despachos bombardear para llevar a cabo el rescate de turno -nunca el más importante-, solo están pensando en las próximas elecciones.
Porque es así: partiendo de la triste pero evidente verdad de que los líderes de hoy no actúan por el bien de sus pueblos, es aún más patético que así estos declaren guerras motivadas por el petróleo, ni siquiera les importe realmente el petróleo, sino el que ese petróleo tenga efectos mágicos sobre poblaciones que van a votar: es decir, es más importante el giro de las carreras políticas de un puñado de hombres que la dignidad de la vida -la vida misma- de una mayoría dolorosa de seres humanos enfermos, con estómagos vacíos y fríos crónicos que se han olvidado de la posibilidad de pensar en un mañana.
Vaya mundo. ¡Oh, humanidad!
(Visited 65 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo, periodista y traductora colombiana, magíster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, es una apasionada de la vida, los viajes, las palabras y las historias de lugares y personajes que va encontrando en sus recorridos y que la inspiran para escribir. Pasó un tiempo como practicante en CNN en Atlanta, ha colaborado con CNN en Español como corresponsal de radio en Colombia, con la W Radio como corresponsal en Medellín, ha sido editora de revistas en el Taller de Edición y actualmente colabora escribiendo para diferentes medios nacionales e internacionales, es traductora, y tiene el blog OJOSDELALMA www.catalinafrancor.com. En Twitter es @catalinafrancor

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Espejos

    El sol arde sobre la represa de Guatapé. Distorsionamos el espejo que forma el agua al entrar en una(...)

  • Colombia

    Empatía, siempre

    Siempre me dejan pensando las ambulancias a su paso. Me queda una mezcla de angustia y esperanza. Angustia por(...)

  • Colombia

    Celebrar la abundancia

    [gallery size="medium" ids="814,812,813"] En Colombia somos ricos, el problema es que nos matamos. Nos despertamos cada día en medio(...)

  • Opinión

    Ventanas en la distancia

    [gallery columns="2" size="medium" ids="804,805"] Un pájaro carpintero acaba de construir su casa en un árbol frente a nuestro balcón:(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Calígula fue el emperador romano que le dio a su caballo(...)

2

El manager colombiano que ha llegado más lejos en la industria(...)

3

En este receso tuve la oportunidad de conectarme con algunos estrenos(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Este artículo solo me genera opiniones contrarias, porque lo percibo en extremo humanista y cargado de irrealidad. En primer lugar porque creo que las potencias sí gastan enormes recursos en combatir la pobreza y el hambre y (por lo menos) tratan de hacerlo de manera efectiva, atacando la estructura del problema, que reside principalmente en la existencia de instituciones débiles en los países sub-desarrollados y en la falta de oportunidades. Segundo, creo que los gastos en cambiar las instituciones corrosivas, en este caso, las fundamentadas en las dictaduras, son muy justificables desde el punto de vista del combate a la pobreza: cada dictador menos abre nuevas vías a la inversión, a la legalidad y a la resdistribución. Es cierto, detrás de esto seguramente existen intereses económicos, pero para eso estamos los electores, no es cierto?

  2. Los medios de des-información al servicio de los mercados no hablan de la Revolución Silenciada en Bahrain, Una revuelta asfixiada, un país en donde la policía se pasea en coche por las calles disparando a la gente como si fueran de safari. Donde los militares-mercenarios de Arabia Saudí ametrallan, bombardean y asfixian a la gente. Cientos de muertos, mutilados y amenazados. Pero como esta revolución no interesa ni retransmitirla, ni contarla, ni mucho menos apoyarla. Como allá no han dicho que hay un dictador que ya dejo de ser amigo después de 30 años y tampoco dicen que esta matando a su propio pueblo………….. La superficie de la Tierra vuelve a absorber la sangre de las personas, ¿no se harta la Tierra de tanta sangre?

  3. El ataque militar a Libia prueba algo indiscutible: El sistema de mercados centralizados en el eje USA-UE-Sionismo es impune. y está solo. No tiene enemigo estratégico. Puede invadir, matar o perdonar, a su arbitrio. El aparato de la prensa mundial y sus analistas mercenarios les pertenece y está a su entero servicio, las 24 horas del día. La sociedad mundial, en sus distintos niveles sociales, está alienada y sólo repite eslóganes mediáticos manipuladores.

    Ya no hay lógica ni sentido común. Todo perdió legitimidad y razón de ser. Mientras los nefastos asesinan masivamente en Libia, Irak, Afganistán, o allí donde haya mercados, recursos naturales y petróleo por conquistar, la sociedad mundial alienada consume productos, diversión, ídolos faranduleros y presidentes de Estados fabricados y clonados como la oveja Dolly. Una vergüenza la humanidad

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar