Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¡A los millennials, hay que venderle a los millennials!, es el embeleco de casi todas las empresas en los últimos tiempos, dejando atrás enormes oportunidades y deberes con las personas de más de 60 años.

A veces parece que el mercadeo es tan “cool” que hacer cosas para poblaciones que no lo son, da pena y prefieren dejar de hacerlo. El mercadeo para la base de la pirámide, los productos para personas de ciertas razas, y ahora el mercadeo para personas mayores.

Las personas mayores no solo siguen comprando, sino que tienen tiempo y dinero para cubrir sus necesidades. El llamado mercadeo “geriátrico” es necesario en la sociedad, no solo porque haya que darle cosas a los “viejitos”, sino porque es un deber hacerlo y un negocio enorme. Desafortunadamente el foco de las marcas siempre ha sido los jóvenes, pero se les olvida que los que hace mucho lo fueron, engrandecieron sus marcas y hoy los olvidan fácilmente, por la ilusión demográfica, que les dice que los jóvenes son más, lo cual no solo no es verdad, sino que ellos tienen menos ingreso disponible.

El mercado Silver (como prefiero llamarlo) es el futuro del mercadeo. Esta población de más de 60 años, ya no tiene que mantener hijos sino consentir nietos; en muchos casos ya no trabajan y tienen mucho tiempo libre, que fácilmente lo usan para tomar café con sus amigos e ir a casinos; sus gastos están más concentrados en dietas recetadas y medicamentos; y sobre todo tienen una enorme nostalgia sobre lo que compraban en el pasado y como lo consumían.

Hoy esta población tiene sus “necesidades básicas de mercadeo insatisfechas”, porque si bien tienen casa, comida y servicios sociales (aunque no todos desafortunadamente), no tienen lo que quieren, lo que desean, lo que añoran. El mercadeo está en una enorme deuda con esta población.

Algunos se quedarán en discursos de lo obvio como rampas de acceso, cambio de los pomos de cerradura de las puertas por palancas, letras más grandes, como si lo único que esta población necesitase fueran soluciones físicas a sus nuevos retos de discapacidad adquirida, que curiosamente son casi las mismas cosas que necesita un niño.

El mercadeo para mayores, es un reto maravilloso, porque no solo tiene que ver con su edad sino con su generación, porque lo que hoy hagamos por los llamados “baby boomers” buscando satisfacer sus gustos y deseos, no será mismo que debemos hacer para satisfacer a los millennials cuando sean viejos.

Los marketeros de hoy deben comprender que SIEMPRE hay bebés, niños, jóvenes, adultos y viejitos en el mercado, todos al mismo tiempo, y que es su deber y oportunidad satisfacer sus necesidades y deseos, sin importar la edad que tengan, porque desde el más joven de todos hasta el más viejo que se encuentre, hay una persona que tiene una necesidad por satisfacer.

Se imaginan tener una sesión vintage de matinée en cine con “lo que el viento se llevó”, o que las tiendas de ropa vendan marcas “antiguas” como Karibú en la mañana; o incluso, que la ropa interior de las mujeres mayores sean como las de hace 50 años, pero con las tecnologías de hoy, para que ellas puedan comprar cómodamente y recordando su bello pasado. Eso sería maravilloso, respetuoso, y una hermosa forma de honrarlos.
Por eso no solo exhorto a los marketeros a hacer eso, sino que les planteo una reflexión: si ustedes no fomentan hoy el mercadeo para mayores, mañana no tendrán los productos y servicios que desearán haber tenido. Piénsenlo.

@consumiendo

www.camiloherreramora.com

Por si le interesa, ayer escribí sobre el bello sentido común que nos enseñan las azafatas

(Visited 1.910 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Me gusta ser Colombiador. Tener actitud de pensador, madrugador, preguntador, inquisidor de la realidad colombiana. Estas serán mayormente cortas reflexiones sobre la realidad y cotidianidad que nos atañe. Este blog hablará de todo: Economía, Política, Mercadeo, Consumidor, Moda o lo que sea; lo que acá escribo son mis opiniones, no las de RADDAR, y agradezco sus comentarios, porque creo que su opinión es muy importante, no obstante, lo único que le pido es respeto al hacerlo, porque me he puesto la meta de escribir continuamente , y quiero aprender de ellos. No soy Liberal ni Conservador, ni de arriba ni de abajo; No soy Gavirista, ni Samperista, Ni Pastranista, Ni Uribista, Ni Santista, Soy Economista, Economista comprometido, Filósofo convencido y Marketero enamorado, que cree que estamos para lograr la satisfacción del consumidor ; actual Presidente de RADDAR Consumer Knowledge Group y del Moskowitz Institute.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La violencia reaparece entre palestinos e israelíes, esta vez en un(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Dedico esta publicación a los colombianos y colombianas que se levantan(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hay una razón muy sencilla por la cual nada de lo que el autor menciona ocurre, y no se trata de que las marcas no comprendan el valor que tiene el mercado Silver. Simplemente, es más fácil venderle pendejadas a los jóvenes, porque los adultos ya no comen cuento y solo compran cosas que tienen relmente valor intrínseco. Son menos manipulables. No cambian el carro simplemente porque salió otro de moda. Ni el celular. Ni mucho menos compran ropa. Son menos emocionales. Así que a pesar de que es un segmento grande y con capacidad de compra, es también un segmento pensante, mucho mas dificil de trabajar.

  2. obvio, muchos de los viejitos son sabios y no comen cuento , cuando les va a vender cuestionan la calidad del producto, el precio y algunos se atreven a sugerir cambios. Los millenias compram si cuestionar, lo importante para ellos es q el producto sea cool

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar