Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Al parecer este es el año de los cambios. En los últimos meses he sentido un sacudón en mi vida que me ha impulsado a tomar decisiones, resolver asuntos pendientes, liberar emociones y sanar recuerdos que aún están en mí.

Admito que soy de las que prefiere la estabilidad y los cambios progresivos, de las que elige vivir por períodos extensos en entornos cómodos y conocidos. Por eso, tantos movimientos en tan poco tiempo me han asustado y me han enfrentado con mis grandes miedos e inseguridades.

Sin embargo, este escrito no se trata de esos cambios, sino que trata de un regalo que recibí por parte de una de mis mejores amigas durante esta época. Ella es una de las personas que más me conoce desde pequeña, y es alguien capaz de leerme con una mirada o saber qué me pasa al escuchar el tono de mi voz.

En estos días, tras un mensaje de auxilio que hice al chat de amigas, ella llegó a mi casa y después de escuchar mi desahogo me dijo: “No sé qué decirte, pero aquí estoy”.

Fue una de las respuestas menos esperadas que podía recibir por parte de ella, pero una de las palabras que más me dieron alivio frente a lo que sentía. Su gesto fue una dosis de amor puro y su presencia silenciosa no solo abrió un espacio de contención sino también de mucha reflexión.

Pasados los días fui sintiéndome mejor y me di cuenta que había recibido el regalo de ser escuchada desde un lugar pleno, sincero e incondicional. Ese lugar fue suficiente para volver a encender la luz y ver con mayor claridad mi situación. ¡No era tan grave por lo que estaba pasando, en medio de todo, las cosas iban bien!

Así mismo pensé que muchas veces cuando alguien se acerca a mí para contarme algo o buscar esos espacios de apoyo, suelo tener las palabras adecuadas y los consejos de qué hacer para sentirse mejor. Y aunque esto sea desde una buena voluntad, al final es lo que me ha servido a mí bajo mis propios conceptos de bienestar o felicidad, pero quizás no es lo que la otra persona necesita. 

Este regalo me ha inspirado a cultivar el acto de escuchar. Darme el tiempo para que a través de la escucha plena se puedan crear más espacios y valles donde el silencio hable con su sabiduría y el amor se comparta de una forma genuina.

Paola A. León

*** Dedicado a mis amigos 🙂 ***

(Visited 1.111 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy Paola León, una apasionada en la investigación y exploración de nuevas formas de comunicación. Diseñadora de profesión, autora del libro 'Hablando de cielos' y cofundadora del proyecto Autismo es genialidad. Soy fiel seguidora de mi niña interior y una aficionada al baile.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar