Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Desde que era una bebé decidí salvar al mundo, decidí sentirme tranquila hasta que el otro estuviera bien y seguro. Escogí ceder mi parte o esperar al final de la fila para recibir lo que quería o al menos lo que quedaba para mí.

Cuando era una bebé presencié un abuso y, aún sin poder hablar para procesar y comunicar lo que pasaba, asumí el rol de la salvadora en compensación a la inmensa impotencia y culpa que pude haber sentido en ese momento, un rol que desde entonces me ha acompañado toda mi vida.

Siempre creí que solo bastaba con liberar recuerdos y “soltarlos al universo” para poder sanar y romper con patrones que se repetían una y otra vez, sin embargo, hace poco tiempo, cuando recordé este evento, pasó todo lo contrario. Empecé a experimentar una necesidad desenfrenada por salvar y ayudar de forma entrometida al otro, por sacrificar mis espacios y actuar creyendo que era yo la que sabía cómo se debían hacer las cosas para que funcionaran y estuvieran en armonía.

De pronto, la metáfora que me enseñó uno de mis mejores amigos se hizo realidad: “Si no tienes tu vaso lleno de agua y pretendes seguir dando de beber, lo único que vas a hacer es dar vidrios rotos de tu propio vaso”. Dicho y hecho, todo se volvió un caos. Las decisiones que tomaba a todo nivel abrían huecos gigantes que ni yo misma podía asumir, dejando secuelas y grandes impactos en las personas a quienes más amo. Así, el bienestar que quería para los demás en realidad estaba causando mucho daño.

Fue en ese punto cuando reconocí que actuar como la salvadora era un mecanismo de defensa y autoprotección que había construido desde pequeña de forma inconsciente. Detrás de este rol no había tanto una intención de buscar que el otro estuviera bien, sino un profundo miedo de volver a ser herida y sentirme impotente al presenciar actos de abuso y violencia. Por eso cada vez que se asomaba una situación de “peligro” o “sufrimiento” entraba a mediar, conciliar y mantener la armonía de las cosas.

Con estos reconocimientos también he encontrado que el haber asumido este rol fue perfecto y una de las mejores decisiones que he tomado para encontrarme a mí misma. De alguna manera mi niña me dejó un legado cargado de gran valía, para que yo misma pudiera hacer conciencia de la importancia de rebosar de amor por mi y confiar en la sabiduría del universo, junto con las oportunidades que nos da para que cada uno de nosotros nos amemos incondicionalmente.

Recibo este regalo con el impulso de llenar mi vaso y seguir enamorándome de quién soy. Quizás este proceso también me permita vivir el rol desde la luz, en una dimensión en la que el dar y el recibir se multipliquen desde el amor. 

Paola A. León

(Visited 166 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy Paola León, una apasionada en la investigación y exploración de nuevas formas de comunicación. Diseñadora de profesión, autora del libro 'Hablando de cielos' y cofundadora del proyecto Autismo es genialidad. Soy fiel seguidora de mi niña interior y una aficionada al baile.

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    El trauma tiene mucha luz

    [caption id="attachment_691" align="aligncenter" width="564"] Ilustración por Paola León[/caption] El trauma es como un fuerte estruendo que cuando choca en(...)

  • Vida

    La salvadora

    Desde que era una bebé decidí salvar al mundo, decidí sentirme tranquila hasta que el otro estuviera bien y(...)

  • Sin categoría

    El zumbido de las abejas y el autismo

    El pasado 20 de mayo celebramos el día de las abejas y por ello los apicultores Aleja y Pipe(...)

  • Vida

    Sobreestimulación y anclaje

    Recuerdo que cuando vi la película Joker en cine llegué a mi casa directo a recostarme en la cama(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

2

Hay barrios icónicos en Bogotá que siempre representan algo. El 7(...)

3

Hace unas semanas, el periódico El Clarín publicó la noticia de(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. consuelo890388

    Paola lo que nos compartes hoy es muy valioso, porque nos permite hacer conciencia de que cada experiencia que vivimos a corta edad nos lleva de manera inconsciente a adoptar patrones de comportamiento que pueden generan situaciones difíciles y repetitivas en nuestras vidas. Como dices el universo es sabio y podemos acceder a los regalo que hay detrás de cada experiencia por difícil que se presente. Experimentar el Amor con nosotros mismos, nos permite expandirlo al universo entero. Gracias por Ser Amor

  2. Un mico estaba sentado sobre una rama de un árbol que creció al lado de un rio. El mico vió desde lo alto a un pez en el rio. Al ver el pez sintió un gran dolor y se lanzó al río para rescatarlo antes de que se ahogara. Por supuesto al sacar al pez este murió, pero el mico quedó henchido del orgullo de ser un salvador, un pro-hombre, una de esas personas de las cuales ya pocas hay. Este cuento es uno que recuerso del libro “El canto del pájaro” de Anthony de Mello.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar