Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En una publicación pasada escribí acerca de los vehículos piramidales y su conexión con la comunicación interdimensional. Te invito a leer esta publicación antes de continuar con el siguiente texto: https://blogs.eltiempo.com/comunicacion-asemica/2021/10/15/sobre-las-naves-y-los-vehiculos-piramidales/

A partir de esta información e investigaciones sobre los vehículos piramidales, empecé a indagar sobre cuál podría ser la relación que tienen con el cuerpo humano y su funcionamiento. Estas indagaciones son las que voy a compartir a continuación.

Los vehículos piramidales, como su nombre lo indica, son vehículos o naves compuestas por pirámides que nos permiten conectar y anclar información de otras dimensiones al planeta Tierra, siendo antenas y anclas de alta vibración.

Las pirámides desde su estructura geométrica funcionan como cajas de resonancia que pueden comprimir, amplificar o modular flujos de energía y ondas a través de ellas. Estas características las convierten en grandes antenas de información de diferente planos, dimensiones y frecuencias. Por esta razón, en las civilizaciones antiguas estas estructuras cumplían un rol muy importante al ser templos y tumbas que conectaban el cielo con la Tierra.

Bajo este orden de ideas, el cuerpo humano cuenta con dos áreas que desempeñan funciones muy similares a las pirámides. Estas áreas son la garganta y la caja pélvica.

La pirámide de la garganta nace a la altura de los hombros y se alza a unos centímetros de la coronilla. Esta pirámide tiene la capacidad de amplificar nuestra resonancia por medio de la voz y la modulación de las ondas sonoras. La garganta, al contar con una configuración piramidal, tiene el poder de manifestación y creación, al darle vida a nuestros pensamientos y palabras.

 

La segunda pirámide se ubica en el área de la caja pélvica. Esta pirámide se dibuja sobre la cavidad de la pelvis y los genitales. En ella también se desarrolla un gran poder de creación, amplificación y compresión de la energía, teniendo en cuenta que es la principal área de la gestación de la vida y la conexión con la Tierra. Uno de los combustibles de esta pirámide es la energía orgónica, la energía relativa al placer y el orgasmo, energía de la cual compartiré en próximas publicaciones.

La activación de esta dos pirámides y la sincronización de las misma con el corazón, convierten al cuerpo humano en una nave excepcional, capaz de anclar distintas dimensiones y frecuencias al planeta  Tierra.

 

Paola A. León

@frq1320

 

Si deseas profundizar sobre esta información te invito a leer el libro Hablando de Cielos, el cual podrás conseguir en físico en las librerías del El Arcano y la Era Azul en Bogotá o a nivel nacional contactándome directamente.

Libro digital: https://amzn.to/34DnuWN

 

(Visited 268 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Yo soy Paola León, una apasionada en la investigación y exploración de nuevas formas de comunicación. Diseñadora de profesión, autora del libro 'Hablando de cielos' y cofundadora del proyecto Autismo es genialidad. Soy fiel seguidora de mi niña interior y una aficionada al baile.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En ocasiones, al concluir que todos los candidatos son corruptos, caemos(...)

2

Los proyectos ambientales en las organizaciones son una prioridad para la(...)

3

La eventual llegada del progresismo al poder en Colombia ha sido(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar