Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Cuando los problemas de transporte en Bogotá  se tornan mas agudos, es oportuno mirar hacia
atrás en el tiempo y observar a mi manera, como este nudo gordiano actual,  es producto de las corrupciones acumuladas,
los intereses de algunos pocos, la politiquería, el ejercicio del poder
primando sobre lo técnico y sobre los intereses de las mayorías, a la falta de
una directriz de planeación independiente de los gobernantes de turno y algunos
otros como la toma de decisiones sin evaluaciones objetivas y el consumismo que
nos lleva a desechar lo construido o no tomarlo en consideración por el simple
hecho de no ser acabado de salir de fábrica y sin importar cuanta inversión
puede representar en un momento dado arrojar activos a la basura.

Me refiero  en el último aparte al
retiro del sistema de trole, sistema que si bien tenía un defecto visible que
eran las cortas carderas de los vehículos, que no permitían sobrepasar fácilmente
a otro bus trole, razón por la cual se tenía que bajar frecuentemente el
conductor a reinsertarlas en las líneas de energía, dificultad superable con
tan solo alargar un poco las cargaderas, acción que implicaba muy poca
inversión,  pero por lo demás se trataba
de un sistema con solo ventajas, era no contaminante y económico, empleaba
energía eléctrica (como el metro de Medellín), tenía un cubrimiento enorme en
toda la ciudad, por calzadas no necesariamente las más congestionadas, se podía
leer en su interior (el sistema aceleraba de manera constante sin perjudicar
los ojos del lector), eran amplios ( más anchos que los actuales buses del “transmilenio”,
no requerían esas enormes estaciones de embarque y desembarque con tan costosas
inversiones (con la duda de la mordida incluida) y con las incomodidades
durante su construcción (la ciudad convertida en un caos), era versátil porque
no necesitaba las citadas estaciones para parar, bastaba simplemente indicar los
sitios adecuados en su recorrido , un conductor podía conducir también
articulados ( 2 con uno) , es decir era muy eficiente pudiendo transportar un
solo conductor el equivalente de 6 de los 
tradicionales buses, cercano  en
ese sentido a la eficiencia del metro de Medellín, los costos del pasaje eran
iguales a los del bus tradicional, era un sistema oficial con personal
entrenado, bien pago, uniformado, los riesgos de accidentes normales para un
sistema no aislado (el transmilenio es más aislado y sin embargo se presentan
frecuentes accidentes) , dependiendo en buena parte del entrenamiento de los
conductores. Bogotá contaba con suficientes unidades, zonas de parqueo,  logística para su reparación y redes, que con
el crecimiento de la ciudad hoy en día se debían incrementar obviamente, para
garantizar un servicio oportuno, cómodo y eficiente, con buses trole quizás más
modernos también, con registros automáticos, accesos para discapacitados, y
otros nuevos desarrollos ( intercomunicaciones modernas, etc…).

Hoy se dice que el sistema transmilenio se previó como un complemento al
sistema metro, y no como el eje esencial del transporte. La idea del metro en
repetidas ocasiones ha dejado solo frustración en los sufridos habitantes
bogotanos y demás usuarios potenciales del mismo.

 

En resumen si el sistema era solo un complemento para el metro, termino con
estos interrogantes:

¿Por qué no se adecuó mejor el sistema de trole para que complementara al
metro evitando enormes inversiones sin solución de fondo?

¿Por qué no se tiene aún un sistema de metro si estaba todo tan planeado?

¿Acaso existen todavía los activos de los troles?

¿Sería un exabrupto pensar en un borrón y cuenta nueva, echar para atrás  y volver al  sistema de trole de nueva tecnología, y  así desechar todo lo hecho con el transmilenio,
como algún día algunos dirigentes, decidieron desechar el sistema trole? 

(Visited 49 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy un colombiano que aprecia su patria. Nací un año exacto antes de llegar la Televisión a Colombia. Estudié una Ingeniería en La Universidad Nacional de Medellín (pero no la civil), también he vibrado desde niño por la música, quizás debí haber estudiado música, pero también me ha hecho vibrar la matemática y en este aspecto soy una mezcla de guiado y autodidacta. La sonoridad de los idiomas me cautiva, además de reconocer la fuerza, la grandeza, el alcance y la dimensión del idioma español, también he incursionado en la lengua de Goethe y por supuesto en el inglés, dada su influencia en el mundo moderno.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Gracias garcia100 por su comentario y por su aporte, usted corrobora lo expresado y va incluso más allá al plantear lo de las tres generaciones.

    También gracias a virconsin por su aporte, a decir verdad son varias alcaldías las que han visto pasar el metro solo en el papel. Hamores

  2. Tan rico que Bogota tuviera un metro, pero se ponen a elegir ese estúpido alcalde que solo encuentra culpas en los demás, una persona que ni siquiera es bogotana, por eso es que no siente ese amor por la ciudad y tiene poco esmero de contribuir a la creación de un metro. Saludos desde Medellin.

  3. Las cifras financieras que mueve el trasnporte público son astronómicas y en ellas – obviamente- tienen participación e intreses insaciables empresarios rapaces y politiqueros corruptos. Ponerlos de acuerdo en la repartija, sin perjudicar al ciudadano o usuario, ha sido y será un objetivo inalcanzable, al menos en esta y en las próximas tres generaciones; si nos atenemos al “progreso” de la cultura política de las mayorías actuales.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar