Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Entrenar por las calles de una ciudad es de las mejores experiencias de correr. Los vecindarios van cambiando, las rutas son virtualmente ilimitadas y la malla urbana se siente, se ve y se percibe de una manera diferente a más de 10 kilómetros por hora. 

Sin embargo, Bogotá no cuenta con muchos de esos espacios. Al menos a cien cuadras a la redonda de Chapinero Alto, el barrio donde resido. Desde el Parque Nacional en la 39 hasta el Country en la 134 no hay 500 metros cuadrados de zona verde para trotar con la excepción de una pequeña y angosta lengüeta: el parque lineal de El Virrey. Si existiera un indicador de cuantos metros para entrenar la Alcaldía me da por cada peso de mis puestos, Bogotá se rajaría. 

Todo esto para explicar porque las millas de hoy las corrí en un gimnasio así como las siguientes jornadas en los días hábiles. 

Para la mayoría, entrenar en las cintas de los gimnasios es aséptico, aburrido y falto de imaginación.  Una fila de cintas corredoras, en frente de espejos, donde cada corredor se zambulle con sus audífonos en su rutina personal. En muchas ocasiones no hay contacto con los demás en una secuencia sistemática de máquinas, ejercicios y repeticiones. Pero, al mismo tiempo, gimnasios cuentan con su discreto encanto. Solucionan la ausencia de espacios públicos para entrenar, por un lado, y, por el otro, son como pequeñas ‘capillas’ de actividad fìsica. Como en iglesias de barrio están diseñados para el individualismo pero dan sentido de comunidad.

Terminé mi día de entrenamiento contra mi registro de 1 hora 50 minutos del año pasado en la Media Maratón con resultados mediocres. Otra vez. Corrí 10 kilómetros pero a la mitad bajé la velocidad de la cinta de 12 kilómetros por hora a 11 y luego a 10,5. Sólo me recuperé quince minutos después. Como tendré más entrenamientos en el gimnasio que en las calles en estas cuatro semanas, habrá tiempo para detallar mejor las corridas. 

Registro del Ipod:  Distancia: 5.31 millas

                           Tiempo:  56 minutos: 31 segundos

                           Ritmo: 10:30 minutos por milla. 

Canción del trote: Good Vibrations de Marky Mark: http://www.youtube.com/watch?v=-eSN8Cwit_s

Tip del día: Para la primera hidratación del entrenamiento espere hasta después de los 20 a 25 minutos y sólo tome sorbos pequeños de agua. 

Nos vemos mañana 

(Visited 81 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Francisco Miranda Hamburger, corredor aficionado no muy disciplinado. 1 hora y 50 minutos en la Media Maratón del año pasado y 49 minutos, la mejor 10K.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cisneros, una tierra alegre y cálida, llena de verdor, con olor(...)

2

Por: PanzaVidela Hoy no es día de polémicas tontas sobre quién(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. No creo que entrenar en un gimnasio, sea aburrido o falto de imaginación; lo que creo es que no debe ser la única opción que se tenga para correr. Es más, creo que es una alternativa interesante y a veces necesaria. Pero, es eso, una alternativa. La opción del gimnasio, es más utilizada por la gente, muchas veces porque no se ve una opción diferente o no se ha ensayado con salir a correr a las calles. El gimnasio brinda alternativas, pero no da todas las posibilidades que da la calle. Incluso, si no hay parques cerca.
    Correr por las calles tiene opciones sin límite; por ejemplo, yo logré adoptar una rutina muy interesante. Todos los días me voy corriendo al trabajo. Son 9,4 km. que según la ruta que escoja, pueden ser 10 o 12. El tiempo que debería emplear en un trancón, lo empleo en correr y al mismo tiempo desplazarme al trabajo. Cuando llego, me baño, me cambio y listo. Es pura logística… es llevar los vestidos desde la semana anterior, es no temer a salir al final de la tarde en tenis (para no cargar zapatos todos los días), en fin, es un cambio en muchos aspectos, que es bien interesante.
    Igual, no hay que temerle a las calles. Siempre habrá por donde correr… por ejemplo mi ruta es de norte a sur, desde La Floresta, hasta Paloquemao, ya sea por NQS, o por la Av.68, puede ser directa o pasando por el parque Simón Bolívar o por el Parque El Lago.
    Para los que buscan una zona verde para ir a correr y los desmotiva el hecho de no tener una cerca, es bueno tener en cuenta, que desde casi cualquier lugar de la ciudad, se puede llegar a una zona verde interesante, con solo recorrer uno o dos kilómetros, distancia que no debe ser intimidante para un corredor. Por ejemplo, en el caso que cita Francisco, el escritor del blog, desde Chapinero puede llegar a la Universidad Nacional o el mismo Parque Nacional, con solo recorrer uno o dos kilómetros. Si alguien vive en el Claret o sus cercanías, tiene el Tunal. Los que viven por Veraguas, La Guaca y sus alrededores, está el parque de Ciudad Montes; Si vive por la Ciudadela Colsubsidio, Quirigua, Bachué, incluso Suba y Rincón, la cicloruta que pasa por detrás, bordeando el humedal Juan Amarillo, es una excelente y encantadora alternativa. En fin, por todos lados podemos encontrar rutas agradables y sorprendentes que nos pueden ayudar a generar una disciplina y una rutina maravillosa. Eso sin contar que cuando se circula por las calles, se vive cierta camaradería entre todos los corredores. Es como si perteneciéramos a la misma logia. Yo conozco gente con la que me cruzo casi todos los días y ya somos “amigos”. Nos vemos, nos saludamos, nos deseamos feliz día, todo a 10 km por hora. Incluso, hay personas que no corren, con las que también termina una familiarizado. Correr es muy grato… creo que correr siempre en el gimnasio, limita mucho las posibilidades que nos brinda esta actividad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar