Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El Diccionario de colombianismos: Nueva expedición al patrimonio léxico colombiano (2015 – 2017)

La Real Academia de la Lengua, la santa matrona española del idioma, en su infinita sabiduría y reunidos sus académicos, llegaron a la conclusión que para que un americanismo sea reconocido, admitido y publicado con su visto bueno, debe hablarse o ser común por lo menos en tres o cuatro países de Iberoamérica. Chambona decisión de una Academia que no le pone conejo a los regionalismos utilizados dentro de su propio territorio. Siempre me ha parecido que en vez de aceptar la riqueza de los aportes que sus antiguas colonias le han dado –y muchas-, al idioma que trajeron junto a la espada y la inquisición, nos miraron y nos siguen mirando por encima del hombro.

Y es que aunque no lo crean los señores académicos, el idioma, tal y como se habla en las calles, cambia tanto, todos los días y tan aprisa, que ellos, desde la comodidad de su lejanía no lo ven venir y cuando deciden reconocer alguna palabrita de las inventadas por esos giros del común y que quede inmortalizada en algún diccionario, la palabrita en mención o es conocida en ese momento por pocos o ya no la habla nadie, así que ¡paila!

Todo esto para contarles que la próxima semana, dos investigadoras colombianas Nancy Rozo Melo del Instituto Caro y Cuervo y María Clara Henríquez Guarín van a presentar en el Instituto Cervantes en Madrid, el 3 y en el Institut Universitari de Lingüística Aplicada (IULA) de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona la primera etapa del Diccionario de colombianismos: Nueva expedición al patrimonio léxico colombiano (2015 – 2017) y que se viene trabajando con el apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia, la Academia Colombiana de la Lengua y el Caro y Cuervo. Como quien dice ‘chupe pa´que lleve’.

El ambicioso diccionario nos dejará a los colombianos actuales, un generoso trabajo que recopila 10.000 voces del español colombiano, del que se habla en las diversas regiones del país y que además, su uso es frecuente y actual. Vocabulario general, coloquial, juvenil, del folclor, de la cultura, de la fauna y de la flora. Ya hay desarrollados hasta el momento, 3.500 términos, 4.000 definiciones y 3.000 ejemplos.

Los investigadores que participan en su proyecto son, en su gran mayoría, exalumnos de la Maestría de Lingüística del Caro y Cuervo, exbecarios de la Fundación Carolina de la maestría que imparte la Escuela de Lexicografía Hispánica (ELH) con el apoyo de la Real Academia Española y exbecarios y becarios de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) del programa de estancias de colaboración formativa en la Academia Colombiana de la Lengua (2010 – 2015).

Este es el equipo que con entusiasmo le dijo sí a al proyecto desde sus inicios: Mariana Garcés Córdoba, Ministra de Cultura de Colombia, Carmen Millán de Benavides, directora del Instituto Caro y Cuervo y Jaime Posada el director de la Academia Colombiana de la Lengua.

El equipo de trabajo está conformado por Nancy Rozo M., lexicógrafa, investigadora y docente del Instituto Caro y Cuervo y la coordinación académica de María Clara Henríquez. La redacción de Pedro Álvarez B., Laura Castiblanco A., Yehicy Ordúz N., Nancy Rozo M (Instituto Caro y Cuervo), Sandra Luna S. (Becaria AECID – Academia Colombiana de la Lengua 2015 – 2016) y Viviana Mahecha M. (Exbecaria AECID – Academia Colombiana de la Lengua 2013 – 2015

Nancy Rozo Melo

En la foto: Nancy Rozo M., lexicógrafa, investigadora y docente del Caro y Cuervo. Fotografía: Gloria E. Duarte

Y como para dejarlos iniciados, una muestrica de lo que pronto será realidad impresa:

A

algo ||  ➜ el algo Ant. inf. Comida ligera que se toma en las horas de la tarde, entre el almuerzo y la comida. De los alimentos usados para “el algo” […] están: almojábana, pandequeso, buñuelo, pandeyuca, pandebono, calados, tostadas y panes de todo tipo. (web). ■ onces, segundillas.

B

bicicletero m. Pantalón elástico y delgado que se ajusta al cuerpo y va hasta la rodilla. Prefiere usar bicicleteros para hacer gimnasia, son más cómodos.

C

charro, rra adj. 1 inf. desp. Referido a una persona o situación, aburrida o de mal gusto. Era una película tan charra que nos quedamos dormidos.  2 Ant. inf. Referido a una persona o cosa, divertida, graciosa. Siempre estaba contando chistes, haciendo bromas, era muy charra.

D

dizque  adv. inf. Al parecer. En ese momento agregué un comentario plagado de malevolencia: dizque aprende álgebra y literatura al mismo tiempo. (CORPES).

E

embolador, ra s. Persona que tiene por oficio limpiar y lustrar el calzado. ■ lustrabotas.

Preguntó a un viejo engominado al que un embolador callejero lustraba sus zapatos, qué tenía que hacer para llegar a un sitio llamado Chapinero. (CORPES).

F

fría f. inf. Cerveza. Luego del partido de microfútbol se fueron a tomar una frías para calmar la sed. (Ad Hoc). ■ amarga, pola, pochola.

G

gaseosa f. Bebida embotellada o enlatada de diversos sabores. El mercado de gaseosas y jugos ha visto un mayor consumo por la renovación de las marcas existentes en el mercado. (web).

H

herpo m. Galleta cuadrada rellena de bocadillo y arequipe. Se interna por calles del centro, en medio de los carritos de las vendedoras ambulantes que ofrecen herpo y bocadillo de guayaba. (CORPES).

I

indio m. pl. Plato elaborado con carne molida, arroz, huevos y otros ingredientes que se cocinan envueltos en hojas de repollo. […] una tonada que quedó en un libro muy curioso y muy del alma bogotana, que dice: Indios envueltos / Tened piedad de mí / los indios se hacen envueltos / en hojitas de repollo / y entre su caldo revueltos / tienen honores de bollo. (web).

j

jurgo m. inf. Cantidad excesiva de algo. Imagínense que le pidió, como dice él, un jurgo de plata por poner unas cámaras de video por todo el conjunto. (texto).

Ahora solamente queda esperar a que entreguen el trabajo y que inviten al foforro para azotar baldosa y bajarse unas cuantas frías. Y si no… ‘Suerte es que le digo’.

 

(Visited 1.675 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y gestor cultural. Director de CyC Radio, emisora virtual del Instituto Caro y Cuervo y realizador del noticiero D.C. Distrito Cultural en UN Radio 98.5, Bogotá. Lector voraz y coleccionista de historias y música rock.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Un violín con las venas cortadas

    Ay Loretta… ¿Hace cuánto no leen con una sonrisa un libro entero? La pasada Feria Internacional del Libro de(...)

  • Bogotá

    ¿Habrá Metro?

    Tal vez sí, tal vez no, a lo mejor quién sabe… Prácticamente he vivido toda mi vida en Bogotá.(...)

  • Entretenimiento

    La RRUC

    O la manera inteligente de hacer radio Inicio este blog pidiéndoles excusas a todos los lectores del mismo, por(...)

  • Entretenimiento

    De coroneles y sargentos

    Cincuenta años de Realismo mágico y odisea pop En el año de 1967, cinco costeños cambiaron para siempre la(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Decía Hectiñor a sus amigos —¡Ojo! No se les olvide, que(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Lástima, porque es un diccionario que ayuda a que el locumbiano hable peor. Inmundo. Existe un maravillo Lexicón de colombianismos, bien hecho, escrito y estructurado por Mario Alario DiFilippo, que deberían de reeditarlo y venderlo como pan obligado. Van a hacer el ridículo con su diccionario de vulgarismos cachacos porque toda Locumbia no habla con jurgo, ni bicicletero, muestricas, ni ese léxico ocasional ñero. El Instituto Caro y Cuervo va para atrás como el país. De cola para el estanco.

  2. Ojalá que esta vez nuestros académicos tengan los cojones de incluir la palabra pecueca. La usa y conoce todo el país. Describe un fenómeno para el que solo existen los términos cochambre y sicote, que nadie aquí sabe. Y hasta sirve como adjetivo: Qué película tan pecueca, etc. Hasta la usó Barba-Jacob, o sea que lleva más de 100 años rodando.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar