Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Recuerdas la novela de Amor sincero? Una historia que relataba la vida de Maureen Belky Ramirez Cardona (Marbelle). Tal vez no te suena por su verdadero nombre y es que es mejor conocida como Marbelle, una cantante de origen colombiano que cautivó a muchos en la época de los 90´s.

Dicha novela está siendo retrasmitida en el canal RCN, siendo muy receptiva ante el público televisivo. No obstante, para quienes son fieles fans de Marbelle, crece la intriga de si todo lo que sucede en “Amor sincero” realmente está basado en hechos reales, y es lo que veremos a continuación.

Primero lo primero, ¿Quién es Maureen Ramirez?

Para comenzar, recordemos un poco de la vida de Marbelle. Nació en Buenaventura, Colombia el 19 de enero de 1980. Para la fecha tiene 40 años de edad y dos hermosas hijas que llevan por nombre Rafaella (hija del primer matrimonio con Royne Chávez) y Angie Cardona (prima que adoptó desde que era pequeña).

Es una famosa actriz y cantante que ha participado en diferentes programas de televisión bien sea como jurado, presentadora o de invitada especial. También ha protagonizado programas humorísticos y novelas, entre ellas la de su vida que conocemos como Amor sincero. Con un total de 8 álbumes, Marbelle sigue siendo la más querida por sus seguidores.

¿Qué sucede en la novela?

En Amor sincero conocemos a “La estrellita romántica” (nombre artístico), que relata como Marbelle desde niña le apasionaba cantar. Como dato curioso, quien hace el papel de la cantante en su etapa de niñez es su propia hija Rafaella. Conforme pasan los capítulos, notamos como la madre de Marbelle (Yamile) le tiene un cariño especial a su estrellita, incluso mucho más que al resto de sus hijos.

Esto causó problemas entre los hermanos, formando en ellos sentimientos de rencor y envidia hacia Marbelle, en especial por parte de su hermana Nancy. Al crecer, Maureen se casa con un coronel y jefe de seguridad presidencial llamado Boris Corrales (Royne Chávez) en 1999, con quien tiene su primer hija. Corrales le prohibió a la cantante por completo volver a visitar siquiera un escenario, obligándola a permanecer en su casa cuidando de sus niñas.

En muchas oportunidades el coronel se atrevió a pegarle mientras se enviciaba con el alcohol. Tiempo después, la madre de Marbelle muere por un paro cardiaco mientras se hacía una liposucción. Al paso de unas semanas, el presidente le pide la renuncia a Boris por delitos de corrupción haciéndolo cumplir una pena de 20 años en la cárcel.

Luego de divorciarse, y estar un par de años como madre soltera, conoce a su nuevo amor llamado Sebastián. Para quienes no lo saben Maureen es quien protagoniza la novela en la etapa adulta de Marbelle.

¿Todo lo relatado en la novela sucede en la vida real?

Ciertamente por medidas de seguridad, se decidieron no revelar los nombres de sus familiares y suplantarlos por otros falsos. Marbelle afirma en un live por Instagram que la mayoría de los sucesos de la novela son reales. Aclara que era necesario agregar ficción pero para acortar ciertas situaciones que podrían lastimar a quienes fueron parte de su vida en la realidad.

Marbelle dice que la envidia de su hermana si era real, aunque en la vida real tiene una relación que ella considera “rara” pues solo se hablan esporádicamente. En cuanto a sus hermanos, ella afirma tener un amor especial por ellos, sobre todo por Freddy tal cual lo demuestra en la novela.

(Visited 168 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Experto en marketing digital, ilustrador y viajero.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

3

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com
-->
Quizás no conozcan a Sigur rós. Esta puede ser una buena introducción a ellos, según lo que yo creo. Lo que sigue se llama Inní mér syngur vitleysingur, lo que significa algo así como "junto a mí canta un loco":




Sigur rós es una banda islandesa que existe desde hace casi catorce años (desde 1994). Los oí por primera vez en el cine, pues se utilizó su música en el trailer de la película Children of men (2006) - lo que suena es Hoppípolla ("saltando charcos"). Luego de eso me he enterado de lo reticentes que son sus integrantes a comercializar su producción, y he desarrollado un gusto inmenso por su trabajo. También tengo una afición irracional por Islandia, y no sé muy bien por qué.

Pero eso es otro asunto; vamos al grano.

Esta es la dirección de ojos de mosca, un blog sobre música islandesa escrito en castellano por un islandés. Hace un tiempo leía allí mismo una pequeña reseña que hacía el autor acerca de Takk..., el tercer álbum de estudio de Sigur rós. Y me pareció muy interesante la opinión que presenta la entrada. A ver si esta vez sí me puedo explicar.

El segundo álbum de Sigur rós se llama ( ). Sí, así se llama. Le debe su nombre tanto al hecho de que ninguno de los cortes que lo componen posee título (las ocho pistas se llaman Untitled 1, Untitled 2 y así sucesivamente - aunque luego del lanzamiento del álbum, los seguidores del grupo contribuyeron a nombrar las pistas una a una) como a una particularidad característica de Jónsi, el cantante; quisiera que trataran de descubrirla ustedes primero. Para eso, otro video; lo que sigue se llama Untitled 4, o Njósnavélin (la máquina espía):




¿Lo notaron?

Yo tuve que leerlo para caer en cuenta; no sólo usan un arco de chelo para tocar la guitarra eléctrica (lo que produce ese sonido tan intenso de vez en cuando), sino que Jónsi no canta en un idioma en particular. Lo que dice no está dicho en islandés; ninguna de las canciones que componen el disco lo está. Han llegado a llamarlo un lenguaje aparte (que no lo es): "vonlenska", o "hopelandic". Y esa es sólo una de las interesantes particularidades de este grupo.

Vuelvo al blog del islandés. Luego de tener un poco de idea acerca del grupo, transcribo (con estilo corregido, porque el hombre escribe ligeramente mal el español) su opinión sobre el disco que siguió a ( ):

Su nuevo álbum Takk... ("Gracias..."), ha salido hace poco. A mí me parece una maravilla, mucho mejor que ( ), que no me ha gustado tanto (...). No sé que opináis, pero para mí, el hopelandic nunca ha funcionado, es demasiado pretencioso y un poco tonto. A lo mejor no fastidia tanto a extranjeros que quizás no oigan la diferencia entre islandés y hopelandic, pero a mí me fastidia tanto que casi no lo aguanto.


Esa es exactamente la idea.

Me encanta Sigur rós, no lo voy a negar. Por lo tanto, es difícil que yo diga que no me gusta alguna parte de su música. Pero sucede que yo casi nunca le pongo cuidado a la letra de la música que oigo, en caso de que esa letra exista. Lo que dice Gudmundur (el autor del blog) me parece concluyente; como no somos islandeses ni hablamos islandés, no nos hace diferencia alguna oír a alguien cantando cosas sin sentido, pues sin importar lo que diga parece estar cantando en un idioma desconocido.

Parece ser que no creamos barreras ante lo que se diga en otros idiomas, y puede llegar a sonar igual de bien un poema en ruso que una sarta de ofensas pronunciada en el mismo idioma (claro está - si comos completamente ignorantes ante este lenguaje). Sabemos que se trata de otro idioma, y (como en el caso del islandés) si no tenemos idea acerca de éste, más uniforme será la impresión que produzca lo que se diga.

Entonces, ¿por qué es molesto oír "hopelandic" siendo islandés? Supongo que Gudmundur no será el único que sienta lo mismo, aunque seguramente habrá quien disfrute más cualquier pista de ( ) que otra que lo siguiera o precediera, y en su mismo idioma. Esta es la clase de cosas que siento que no se puede llegar a conocer del todo; supongo que habría que nacer islandés para entender.


Si quieren oír más de Sigur rós, les recomiendo Svefn-g-englar, Flugufrelsarinn y Gobbledigook.

En ese orden.


dancastell89@gmail.com

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

Aceptar

Ingresa los siguientes datos para enviar el correo


¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar