Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Macrorrueda de negocios realizada en Bogotá D.C.

Emprender un negocio no es tarea fácil pero tampoco es algo imposible de realizar. Aunque diariamente son muchas las empresas que se registran ante las Cámaras de Comercio, son pocas las que sobreviven en el tiempo debido a diversos factores como la mala planeación estratégica, la carencia de una investigación de mercados, la ausencia de publicidad o las malas prácticas administrativas que hoy en día son relevantes si se quiere tener éxito.

¿Qué es el emprendimiento? Podría definirse como aquellas acciones que una persona implementa para crear un nuevo negocio. En sí, el emprendimiento se refiere a crear una empresa que genere valor de modo que beneficie a todos sus stakeholders. No importaría el sector ni el tamaño de dicha empresa, lo que sí importa es que sus actividades sean legales, que también sean rentables, que se sostenga en el tiempo y que aporten beneficios a la sociedad.

Son muchas las razones que pueden llevar a que una persona cree su propio negocio como es el no depender de un salario ni figurar como empleado de una compañía. También el querer dedicarle más tiempo a su familia y a sus asuntos personales o simplemente, tener el placer de generar empleo y así ayudar a otras personas. No obstante, existen otros factores que pueden incentivar para que alguien cree su propia empresa como es la realización de sus sueños, el poner en práctica su profesión o el deseo de tener una mejor calidad de vida.

Pero es el atesorar una buena idea lo que realmente puede llevar a que una persona tenga éxito empresarial o fracase en su intento. Una buena idea basada en los anteriores factores podrá ser motivo suficiente para poner en marcha un negocio por difícil que parezca. Del mismo modo, una mala idea o su mala gestión, puede llevar al fracaso a cualquiera por más recursos que posea.

De allí la importancia de realizar una correcta planeación estratégica. Esta debe contener un buen estudio de mercadeo que garantice la viabilidad del negocio de modo que satisfaga las necesidades y deseos de su público objetivo, genere utilidades a sus propietarios, cree empleo bien remunerado, se sostenga en el tiempo, pague impuestos, cumpla con su responsabilidad social y ecológica y lo más importante; contribuya al desarrollo sostenible del país, de América Latina y del mundo.

Sin embargo, no todos los negocios tendrán un alcance global pues muchas empresas exitosas se enfocan en nichos, micro-nichos o células de mercado donde la mayoría operan a nivel local y se caracterizan por ser  micropymes. De hecho, se calcula que en Colombia cerca del 80% del empleo es generado por micropymes y tan sólo un 20% es generado por grandes compañías. Una razón más para arriesgarse a crear un negocio propio debido a la importancia que tiene para la economía nacional.

Lo anterior no quiere decir que una microempresa se tenga que restringir a un entorno local pues muchas de estas ya exportan sus productos a diversos destinos. El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo a través de Entidades como ProColombia y Marca País, tienen importantes programas para este fin al igual que la Cámara de Comercio de Bogotá D.C. y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Igualmente, el que se trate de una micropyme no quiere decir que no se cuente con un músculo financiero suficiente, que facture poco dinero o que no tenga una relevancia a nivel internacional. Es así que muchas empresas de tecnología de carácter global que tienen presencia en el país, son catalogadas como micropymes al igual que otras firmas de sectores diferentes pues Colombia es un gran exportador de bienes y servicios y sede de muchas multinacionales.

¿Cómo escoger el modelo de negocio? 

Una tendencia actual para emprender un negocio es crear un clúster o unirse a uno, algo práctico para integrarse de forma estratégica a un determinado sector. Para lograrlo, es necesario romper ciertos paradigmas y aprender a trabajar mancomunadamente. Muchas empresas que ya no podían sostenerse por sí solas debido a la intensa competencia internacional, se asociaron entre sí junto a sus proveedores y distribuidores con el fin de bajar costos y optimizar procesos, lo que elevó inmediatamente su competitividad.

Otro modelo de negocio cuyo éxito se ha comprobado son las franquicias. Desde crearlas hasta adquirir una puede llegar a ser una buena opción dependiendo del capital con el que se cuente y de los objetivos que se tengan. Existen miles de negocios de este tipo como restaurantes, marcas de ropa, agencias de mensajería, tiendas de café, servicios profesionales y muchos más. Sólo habría que conocer los requisitos, el proceso, el monto de la inversión y arriesgarse a empezar.

El sector agroindustrial también representa una oportunidad sin precedentes a la hora de emprender. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) manifestó que Colombia es uno de los cinco países más importantes para ser despensa mundial de alimentos por su ubicación y disponibilidad de tierras. Y aunque en nuestro país existe una alta concentración de la tierra, algo en lo que el Estado debe trabajar con urgencia con el fin de democratizarla y volverla productiva, es claro que nuestro país tiene muchas posibilidades de crecer económicamente mediante la inversión en el campo.

La industria tercerizada a través de Zonas Francas también puede ser una buena opción de emprendimiento. Muchas compañías se han especializado en ofrecer servicios empresariales en Zonas Francas y Parques Industriales del país. Desde proveer maquinaria especializada, implementar operaciones industriales hasta ofrecer servicios logísticos; las empresas que se enfocan en este tipo de negocios tienen muchas posibilidades.

El emprendimiento digital también es una buena opción para quienes quieren crear una empresa. Colombia es potencia en cuanto a Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y hoy en día Bogotá D.C. es un emporio de tecnología sede de múltiples compañías. Esto se puede ver como una oportunidad al estar dentro de un ecosistema digital y a la vez como un gran reto al tener competencia. No obstante, existen muchas organizaciones del sector público y estatal que se enfocan en colaborar con esta clase de iniciativas.

Junto a los anteriores modelos, existen otros que también pueden ser ejemplo de emprendimiento para cualquier persona que pretenda crear su propia empresa en subsectores como la hotelería y el turismo, el transporte interdepartamental, la movilidad urbana, las distintas divisiones del sector energético, las modalidades de la industria manufacturera…. No hay un único modelo de negocio ni un único sector que garantice el éxito o el fracaso. No existe una fórmula mágica ni ninguna clase de don. Emprender es cuestión de ensayo y error, de querer hacer las cosas y de fracasar mil veces antes de tener éxito.

Es obvio que para poner en marcha una empresa no sólo se necesitan ganas sino también dinero. No es ningún secreto que muchas buenas ideas no arrancan por la falta de financiación o por no poseer algún tipo de respaldo económico. Es por esto que las entidades bancarias ofrecen hoy más que nunca servicios de financiación a ideas de emprendimiento rentables al igual que existen otros mecanismos como la inyección de capital por parte de ángeles inversionistas y fondos comunes. Otras opciones las ofrece el SENA, la Cámara de Comercio de Bogotá D.C. y otras organizaciones como Bancoldex.

De hecho, Colombia es modelo de emprendimiento en el mundo pues tiene infinidad de compañías de todos los tamaños que hacen presencia en todos los sectores de la economía. Desde industria pesada como yates de lujo, automóviles y aviones; hasta productos de consumo masivo como ropa, alimentos y electrodomésticos. Otro ejemplo a destacar son las más de 1361 empresas de contenidos digitales y software que están en proceso de internacionalización gracias al apoyo de ProColombia y el MinTIC más un número indeterminado que se encuentran en  etapa incipiente.

Es claro que para lograr exportar se requiere cumplir con ciertos estándares internacionales de manera que sean aceptados por las normas internas de cada país. Para esto, es importante asesorarse con expertos con el fin de evitar costos innecesarios y optimizar procesos. De logarse cumplir con tales requisitos, las empresas colombianas podrán seguir accediendo a grandes mercados que hoy son de gran atractivo a nivel internacional como es el que conforma la Alianza del Pacífico, el Mercosur, los BRICS, Canadá y Australia más los tradicionales mercados de Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, no sólo se trata de empresas netamente colombianas pues la globalización ha hecho que se rompa ese paradigma y se piense más en empresas que operen desde un determinado país, en este caso desde Colombia. Así, las distintas empresas que tienen presencia en el territorio nacional sin importar si su capital es mixto o si sus accionistas o propietarios son extranjeros o si en algún momento reciben capital proveniente del exterior; son igualmente importantes pues finalmente sus actividades contribuyen al éxito de la economía.

Debido a que son infinitos los factores y las variables que inciden en la creación de una nueva compañía y con el fin de ofrecer una sencilla guía para los nuevos empresarios, a continuación se resumen 5 importantes pasos que todo emprendedor debería seguir:

  1. Inspiración: Aunque no es un paso formal dentro del proceso de planeación, es lo más importante para empezar. Antes de arriesgarse financieramente o desperdiciar tiempo y fuerza de trabajo, es importante definir una idea de negocio de manera clara. Esta puede salir de la observación que se haga a un determinado sector económico, de un segmento descuidado por la competencia,  de un producto innovador, de un nuevo uso, de un pasatiempo, de una pasión o de la simple intuición.
  2. Análisis: Es el primer paso formal del proceso. Una vez definida la idea de negocio, lo que sigue es estructurarla y para ello es necesario realizar un análisis tanto interno (lo que podemos controlar) como externo (lo que no podemos controlar). Aquí se examinan los recursos con los que contamos o a los que podemos acceder, también los recursos con los que cuenta la competencia, las necesidades y/o deseos que satisface nuestro producto ya sea un bien o un servicio, las posibles barreras de entrada, las leyes que existan, nuestra ventaja competitiva…todo.
  3. Planeación: La planeación es el segundo paso formal del proceso. Aquí se formulan soluciones para los problemas que arrojó el análisis donde se organizan las acciones a seguir en cuanto al tiempo ya sea a corto, mediano o largo plazo. Igualmente, en este paso se definen las estrategias y tácticas de la compañía para lograr sus metas y objetivos contemplando posibles escenarios.
  4. Ejecución: Es el tercer paso formal del proceso. Aquí se pone en práctica todo lo analizado y todo lo planeado. Se debe elaborar un cronograma de acciones y allí se debe detallar paso a paso la implementación del plan. Es la puesta en marcha de nuestro negocio.
  5. Control: Es el cuarto paso formal del proceso. En él se debe medir el impacto que tuvo la ejecución que realizamos y contemplar las debidas correcciones. Es un momento de reflexión que se conecta con el primer paso del proceso. Es la oportunidad que tenemos para replantear nuestro negocio, corregir errores, aprender de nuestro propio know how y volver a empezar si es necesario.

Como se habrá observado, no existe ningún secreto para crear una empresa ni para que los distintos proyectos de emprendimiento sean exitosos pues esto depende del entorno del mercado, de la oportunidad comercial que se presente y de las habilidades empresariales y recursos con los que se cuente. Sin embargo, sí existe un proceso de planeación el cual todo emprendedor debe implementar si quiere tener éxito.

(Visited 10.464 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Mercadeo & Publicidad. Magíster en Marketing Digital. Bogotá D.C. / Colombia / LATAM

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    Análisis de la nueva realidad de los Estados Unidos

    [caption id="attachment_7180" align="aligncenter" width="1024"] Foto: AFP / El Tiempo.[/caption] La toma del Capitolio de los Estados Unidos, por parte(...)

  • Bogotá

    Conozca la grave conspiración que se fraguó contra la paz en Colombia

    [caption id="attachment_7159" align="aligncenter" width="950"] El Ex-fiscal Néstor Humberto Martínez Neira y el Presidente Iván Duque. Foto: Claudia Rubio /(...)

  • Bogotá

    Los políticos estadounidenses también deben respetar la democracia colombiana

    Mediante el anterior mensaje difundido a través de un tweet, la embajada de los Estados Unidos en Colombia le ha solicitado a los políticos, y particularmente al partido de gobierno, no inmiscuirse en las elecciones presidenciales que se realizarán este 03 de noviembre de 2020. Algo en lo que todos deberíamos estar de acuerdo ya que siempre debe primar el respeto hacia los procesos democráticos de otras naciones. Sin embargo, ¿ese respeto no debería ser mutuo? Es decir, ¿Estados Unidos no debería respetar de igual manera los procesos democráticos de Colombia y de los demás países de América Latina? ¿Acaso se están sobreponiendo las elecciones estadounidenses sobre las de otras naciones del continente? Sin duda, son preguntas difíciles de contestar, pero dadas las circunstancias deberíamos intentar responderlas. En teoría, los procesos democráticos de todos los países deben ser respetados por parte de las demás naciones del mundo. Es un principio básico de la convivencia internacional. Obviamente que también se debe garantizar el derecho a opinar sobre un determinado tema como pueden ser las elecciones de otro país, pues la libertad de expresión es parte esencial de la democracia. Tal vez el problema empieza cuando se traspasa la barrera de la libre expresión para inmiscuirse de manera directa o indirecta en los procesos democráticos de otro país con la intención de obtener beneficios particulares y/o réditos políticos. Barrera que suelen traspasar sin ninguna vergüenza los gobiernos, los políticos, las empresas y hasta personajes de farándula. Lamentablemente, este es un fenómeno propio de la globalización que utilizan las diferentes corrientes políticas para influir en las elecciones. Desde las élites que conforman la ultraderecha internacional que aprovechan casos como el de Venezuela para sembrar miedo con falsas premisas como el “castrochavismo”, hasta movimientos retardatarios que se autodenominan de centro o alternativos, pero que en realidad son élites conservadoras que impiden el cambio. Asimismo, vemos a los pueblos de nuestros países luchando por sus derechos bajo lo que conocemos como fuerzas progresistas. Paulatinamente, la humanidad ha entendido que todo lo que suceda en un determinado país terminará afectando al resto del mundo. Situación que ha sido propiciada por las relaciones internacionales, por las migraciones, por las actividades comerciales, por los medios de comunicación, por las redes sociales y hasta por la actual pandemia. De esta manera, tanto los problemas como las soluciones se han hecho globales. No obstante, siempre debe primar el respeto hacia la soberanía de los demás países. Uno de los ejes de esta coyuntura se evidencia en que los movimientos hegemónicos de ultraderecha se están radicalizando para no perder el poder que siempre han ostentado. Por eso, vemos a unos partidos políticos en decadencia desesperados por no perder las elecciones. Inclusive, al punto de traspasar las fronteras de su propio país afectando los procesos electorales de otras naciones. Una muestra más de que el poder no lo tiene la ciudadanía sino las élites, lo que es muy grave para la democracia. El caso más reciente y al que hace alusión la embajada de los Estados Unidos en Colombia involucra al partido de gobierno. El cual, ha generado una enorme polémica por, presuntamente, haber realizado actividades proselitistas a favor de un candidato a la presidencia de los Estados Unidos tanto en territorio colombiano como en territorio estadounidense. Actividades en las que, incluso, se presume la participación directa del actual embajador colombiano. Un caso que ha sido ampliamente difundido por la prensa y socializado por senadores de ambas naciones. De hecho, el pasado 24 de octubre los congresistas demócratas Gregory Meeks y Rubén Gallego manifestaron en una columna de opinión su rechazo a que varios políticos colombianos, que a su vez son miembros del partido de gobierno, estén abusando de su rol para influir en las elecciones estadounidenses. Una situación sin precedentes en las relaciones bilaterales entre Colombia y Estados Unidos y que denota la gravedad de que el partido de gobierno que preside Colombia ostente el poder desde hace tanto tiempo con la complacencia de los gobiernos de otros países, incluyendo el de los Estados Unidos. Si profundizamos en el tema, entenderemos que este caso es muy grave para la democracia ya que los políticos colombianos no fueron elegidos para realizar actividades proselitistas a favor de candidatos extranjeros ni para interferir en los procesos electorales extranjeros. Asimismo, sería muy grave que el actual embajador colombiano esté ejerciendo un descarado proselitismo a favor de un candidato estadounidense ya que esas no son sus funciones. Además, porque esto se puede interpretar como una interferencia directa del gobierno colombiano en las elecciones estadounidenses. No obstante, el problema es de doble vía ya que el propio presidente de los Estados Unidos y actual candidato a la reelección ha utilizado la estrategia del "castrochavismo" con la intención de captar el voto latino en estados como el de la Florida. De esa manera, ha asociado sin ningún fundamento a su contrincante con el socialismo mediante imágenes descontextualizadas de archivo con personajes como Nicolás Maduro. Asimismo, lo ha señalado de ser socialista por las opiniones que en el pasado manifestó a su favor el también candidato a la presidencia de Colombia Gustavo Petro, quien respondió al señalamiento y quien recibió una nueva respuesta atizando el asunto:     En otras palabras, la campaña reeleccionista del actual presidente de los Estados Unidos también se está inmiscuyendo en los procesos democráticos internos de Colombia al descalificar de forma irresponsable a un candidato presidencial como lo es Gustavo Petro. Del mismo modo, esa campaña está irrespetando a la justicia colombiana al felicitar al señor Uribe y calificarlo como “héroe” cuando salió de su detención domiciliaria en la cual estuvo por, presuntamente, haber cometido una serie de delitos de los cuáles aún no ha sido eximido. "Felicitaciones al expresidente Álvaro Uribe, un héroe, un exgalardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad y un aliado de nuestro País en la lucha contra el CASTRO-CHAVISMO. ¡Siempre estaré con nuestros amigos colombianos!", escribió Trump en su cuenta de Twitter: Otro caso que también valdría la pena recordar es el del senador estadounidense Marco Rubio, quien tuvo el descaro de viajar a la frontera colombo-venezolana para hacer política a costa del tema venezolano. Situación que afecta gravemente al hermano país, pero que también afecta a Colombia. Sin embargo, al populista de Rubio no le importó utilizar el sufrimiento de nuestras gentes para ganar votos en los Estados Unidos mediante un espectáculo deplorable. Además de lo anterior, hay casos que ya se pasan del oportunismo político al fanatismo como es la afirmación que hizo el congresista republicano Mario Díaz Balart a una emisora colombiana donde dijo que el expresidente Álvaro Uribe Vélez es como Abraham Lincoln, pero al estilo colombiano. Claramente, esa afirmación irrespeta tanto a los Estados Unidos como a Colombia al comparar a un personaje histórico como lo fue Lincoln con un personaje tan cuestionable como lo es el señor Uribe. Entonces, a la vez que la embajada estadounidense le solicita a los políticos de ultraderecha de Colombia no interferir en sus elecciones, permite que los políticos de ultraderecha de Estados Unidos interfirieran en los procesos democráticos colombianos. Asimismo, observamos que aunque la embajada estadounidense resalta la relación bipartidista que existe con Colombia, ha centrado esa relación en el partido de gobierno colombiano dejando a un lado a la oposición y a la ciudadanía. Algo que tiene como resultado el abuso de poder dentro de Colombia y la interferencia en las elecciones presidenciales estadounidenses. Es importante que en Estados Unidos se entienda que no está bien apoyar desmedidamente los intereses del partido de gobierno colombiano el cual además de ser extremista, está generando unos niveles de violencia, de corrupción y de pobreza nunca antes vistos. Además, no está bien ignorar a la oposición ni a la ciudadanía colombiana que está desamparada y que carece de garantías democráticas. Del mismo modo, en Estados Unidos deben comprender que quienes realizan lobby político en estados como el de la Florida, no representan al total de los colombianos, sólo a unas élites que buscan su propio beneficio. También sería bueno que los políticos de los Estados Unidos dejen de utilizar el tema de Venezuela para ganar adeptos ya que esa es una práctica propia de los populistas. Asimismo, deberían limitar sus campañas al territorio estadounidense sin inmiscuirse en los asuntos internos de países como Colombia. Del mismo modo, tanto el gobierno estadounidense como sus políticos y su embajada, deben dejar de usar los visados como herramienta de manipulación política, más cuando diversos organismos internacionales tienen sede en ese país. De hecho, los procesos de visado hacia los Estados Unidos deben ser modificados con el fin de que sean más democráticos e incluyentes. Estados Unidos es una gran nación, pero debe recuperar sus valores democráticos. Los estadounidenses necesitan volver a las aulas de clase para recordar que no son dueños del mundo y que deben respetar la cultura, el idioma y la soberanía de los demás países. Asimismo, deben entender que la democracia no consiste en satisfacer a toda costa los intereses de las élites, sino en buscar el beneficio de las mayorías. De igual forma, deben entender que la democracia no consiste en que todos piensen igual o sean iguales, sino en valorar y defender la diversidad y en realizar acuerdos en medio de las diferencias. Independientemente de quien gane las elecciones en los Estados Unidos, es claro que ese país deberá trabajar por optimizar su democracia. Esto incluye desde modificar el lenguaje violento de los partidos, hasta elevar el nivel ético de los medios. Asimismo, es claro que Estados Unidos deberá revisar su relación con Colombia de modo tal que se deje de priorizar la relación con el partido de gobierno, para también interactuar con la oposición y la ciudadanía.  

  • Bogotá

    ¿Cómo mejorar la seguridad vial?

    [caption id="attachment_7142" align="aligncenter" width="950"] Foto: Milton Díaz / EL TIEMPO.[/caption] La seguridad vial es cada vez más importante para(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Mucho se ha dicho sobre el poema de Amanda Gorman en(...)

13 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. diego326671

    Hola , si estas leyendo esto es porque quieres emprender, eres de los míos. Si estas interesad@ en aprender a ser un líder y ganar dinero adicional trabajando desde casa , con la posibilidad de nunca tener que volver a trabajar , necesito contactarte. +573222429497 escríbeme y te enseño como hacerlo! (No es FOREX)
    A veces las oportunidades están delante tuyo! .

  2. las mejores empresas para trabajar en el mundo son las que uno hace, en las que uno crece y cree hasta el punto de ser exitoso… por eso yo monté mi negocio y siento que es el mejor lugar para trabajar porque a demás no trabajo en la tipica oficina de lunes a viernes sino en un lugar super cool donde uno conoce otras empresas y crea oportunidades y amistades.. este tipo de cosas puede que te las brinde google o apple pero jamás serán tus empresas y si un día tienen que eliminarte se su lista lo hará. Este lugar que les comento se llama http://www.cowo.com.co es muy cool para ir a trabajar ahí

  3. inconformidad

    Con el actual gobierno los empresarios que tienen éxito son los narcocultivadores, el microtrafico, venderle al estado con grandes coimas, . . . las buenas ideas y el trabajo duro valen huevo, porque, si te empieza a ir medio bien, el estado aplasta con impuestos.

  4. La Dian no es problema, el problema es que hay unos candidatos para gobernar el pais que crean mucha desconfianza; el modelo de campana actualmente es despotricar de los adversarios en lugar de sustentar cosas viables e interesantes para la comunidad; quien no ha pecado que tire la primera piedra; la primera condicion para postularse a cualquier cargo publico debe ser no tener un minimo de antecedentes delictivos; pero aqui entre ellos se delatan a diario y se califican de corruptos y criminales; eso es lo que le ensenan a los ninos y a la juventud.

  5. sergiorodrigu1026

    el sr beren tiene razon no hay garantias de hacer empresa ya que la dian se queda con la mitad de las ganancias por eso la gente ya no factura estamos como en los tiempos antiguos de dos contados ud cuenta yo cuento

  6. Emprender en Colombia es casi que imposible, tengo una razon social hace 3 años y me tienen ahogado entre la cámara de comercio que cobra hasta por ir al baño y los impuestos hambrientos del gobierno. Al parecer lo único que es negocio es lo ilegal.

  7. luiscortes0625

    De acuerdo. que bueno ser emprendedor es la realización personal; pero si resiste las continuas reformas tributarias, será un milagro. Permanecí 56 años; obteniendo reconocimientos de excelencia de las primeras empresas del país. Ante la voracidad fiscal; que no rebaja despilfarros, ni peculados; por fín el estado me derroto.Que vaina dejar tantos conocimientos y ganas de continuar; frente a las barreras estatales.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar