Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En Colombia encontramos productos con precios más altos que en Estados Unidos y Europa. Lo paradójico es que mientras todo está por las nubes y tiende a incrementarse, los salarios son cada vez más estáticos por lo que pierden capacidad adquisitiva, generando así un desequilibrio en el mercado nacional.

Los consumidores colombianos no hemos podido disfrutar realmente de los TLC, pues la desgravación arancelaria es paulatina en la mayoría de los productos y sólo se verá reducida con el paso de los años. Lo que sí se pueden ver son los altos precios del conjunto de la mercancía que se importa, esto a pesar de que los empresarios ya no pagan los mismos impuestos.

Un ejemplo son los automóviles. La camioneta Lexus LX 570 que se consigue en los Estados Unidos desde $86.730 dólares, que equivalen a $317’277.420 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.658,22 M/L), es vendida en nuestro país a un precio promedio de $640’000.000 de pesos M/L. Lo que quiere decir que con lo que se compra una camioneta de estas en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $5’445.160 pesos M/L.

El Chevrolet Camaro, cuya versión más básica se consigue en Estados Unidos desde $25.000 dólares que equivalen a $91.455.500 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.658,22 M/L), es vendido en nuestro país desde $185’000.000 pesos M/L. Lo que quiere decir que con lo que se compra un carro de estos en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $2’089.000 pesos M/L.

La camioneta Land Rover Defender que se consigue en los Estados Unidos desde $46.100 dólares que equivalen a $168’643.942 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.658,22 M/L), es vendida en nuestro país en $349’000.000 pesos M/L. Lo que quiere decir que con lo que se compra una camioneta de estas en Colombia, alcanza para adquirir dos en Estados Unidos y aún sobrarían $11’712.116 pesos M/L.

De esta manera, queda demostrado que los estadounidenses adquieren vehículos a precios muy inferiores de lo que se ofrecen en nuestro país. De hecho, sin ir más lejos, los carros que se comercializan en Colombia tienen los precios más altos del continente americano. Lo peor es que a pesar de sus altos precios, los vehículos que llegan al país tienen un equipamiento muy básico en comparación con los que se ofrecen en el exterior. Por esta razón y por la falta de programas serios de chatarrización, el parque automotor nacional es precario, contaminante y anticuado.

En la finca raíz también vemos este mismo fenómeno. Los precios de la vivienda están disparados en ciudades como Bogotá, tanto así, que hoy en día es más costoso adquirir una casa o un apartamento en la capital colombiana que en Madrid, Nueva York, Londres o París. La situación es tan crítica que en barrios de estrato 5, como San José de Bavaria, hay propiedades que superan el millón de dólares a pesar de que sus calles y alcantarillas están destapadas y de no contar con andenes ni iluminación pública. Mientras que en la Florida- EE. UU., una casa de similares características y con mejores zonas comunes se puede conseguir desde los $100.000 dólares.

Los precios de la ropa no son la excepción. Aunque ese mercado se ha dinamizado mucho con el ingreso de algunas marcas extranjeras, en Colombia las prendas son comercializadas a precios muy superiores que en Estados Unidos y que en Europa y, paradójicamente, al promedio que las ofrecen los fabricantes nacionales. De hecho, algunas marcas que son de uso común entre los consumidores estadounidenses y europeos debido a sus bajos precios, en Colombia son consideradas “marcas de lujo” por todo lo contrario. Por su parte, las cadenas de almacenes por departamentos y las grandes superficies han diversificado en alguna medida la oferta de ropa y de calzado, aunque con precios muy altos si se tiene en cuenta que comercializan marcas propias de baja calidad.

La oferta gastronómica presenta un comportamiento muy similar. En las principales ciudades del país existen restaurantes cuyos platos pueden costar el presupuesto mensual de alimentación de una persona que gana un salario mínimo. Llama la atención que Colombia sea uno de los países del mundo donde ir a un buen restaurante se considere un gasto suntuario y, por lo tanto, sea un privilegio de pocos. En Cartagena, por ejemplo, los comensales pueden pagar por un plato mal preparado y mal presentado, lo mismo que pagarían en un buen restaurante en Europa. Lo anterior además de la especulación generalizada de precios que desafortunadamente, existe en esa ciudad en perjuicio del turismo.

La gasolina en Colombia es de las más caras del planeta si se compara con el SMLV y eso es innegable. De hecho, se calcula que en Colombia el galón de combustible le cuesta al consumidor el 20 % de su ingreso promedio diario. Por el contrario, en EE. UU. y Corea del Sur, que importan petróleo de nuestro país, la gasolina se vende a un precio mucho menor el cual baja a la par de la cotización internacional. Es absurdo que mientras más producimos petróleo y más baja de precio en los mercados internacionales, más cara sea la gasolina y que las únicas que ganen sean las empresas extractivas y distribuidoras que se enriquecen de forma descarada con nuestros recursos.

Otro ejemplo lo constituyen los celulares. Mientras que en EE. UU. un iPhone de última generación se consigue desde los $1.000 dólares que equivalen al cambio de hoy a $3’658.220 pesos colombianos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.658,22 M/L), las últimas versiones de ese aparato son comercializadas en Colombia a más de $7’000.000 de pesos. Una cifra muy superior a lo que paga un consumidor estadounidense o europeo por el mismo dispositivo. Lo peor es que hay consumidores que lo financian y de ese modo, terminan pagando sumas realmente absurdas.

Los ejemplos son innumerables y se presentan en todos los sectores y con todos los productos que se comercializan en el país. Desde bienes de consumo como ropa, calzado, productos alimenticios, productos deportivos, teléfonos inteligentes y toda clase de electrodomésticos; hasta servicios bancarios, de educación, salud y transporte. También en los bienes industriales. Todos cuentan con un elevado sobre-costo, un alto impuesto y un gran nivel especulativo en su precio final.

Lo anterior ha ocasionado que la economía no crezca en los porcentajes esperados y que incluso baje el nivel de consumo, aún cuando la inflación esté controlada. Como consecuencia, los consumidores se ven obligados a financiar casi todos los productos que desean o necesitan y, como efecto de ello, terminan pagando de forma exponencial el precio inicial. Un modelo económico que, claramente, tiene como principal beneficiario al sistema financiero y a los grandes monopolios privados.

Si bien es cierto que la importación de un producto le transfiere al mismo un costo adicional por distintos conceptos logísticos e impositivos, en Colombia dichos valores se han incrementado de forma tan especulativa que están afectando la calidad de vida de la población. Y aunque es obvio que los grandes exportadores también ganan con el alto precio que experimenta el dólar, ello no beneficia en absoluto a los trabajadores colombianos ya que estos escasamente reciben el SMLV que se establece cada año. A diferencia de esta situación, en otros países y en algunas empresas, a mayores ventas-mayores ingresos para todos y viceversa. Como ejemplo están las diferentes compañías japonesas y más recientemente, la estadounidense Apple.

La Superintendencia de Industria y Comercio tiene el deber de impedir que los grandes importadores y distribuidores especulen con los precios, más si se trata de productos de la canasta familiar. Del mismo modo, debe procurar que los electrodomésticos, celulares y automóviles (entre otros productos) bajen de precio pues es una promesa básica de los TLC. De nada sirven los acuerdos comerciales con otros países si no generan precios más cómodos para los consumidores.

Por otro lado, es urgente que el Banco de la República rebaje las tasas de interés para estimular el consumo. Asimismo, debe implementar acciones para bajar el precio del dólar ya que las ganancias de las exportaciones sólo benefician a una pequeña minoría, mientras que el aumento incontrolado de los precios de los productos y de la deuda externa perjudica a la mayoría de los colombianos.

Por su parte, la Superintendencia Financiera debe trabajar para que las entidades que vigila disminuyan las tarifas de sus servicios. También, para que dejen de lucrarse de forma tan descarada a costa de los colombianos ya que son las organizaciones que más se enriquecen bajo este inequitativo sistema que esclaviza al consumidor, le resta calidad de vida al ciudadano y genera inequidad social.

En cuanto al fisco, este se debería enfocar en las personas verdaderamente ricas y en la utilidad final de las distintas actividades empresariales. Pero sobre todo, se debería castigar con mayor ahínco las diferentes formas de evasión y elusión de impuestos así como perseguir el contrabando y las inmensas fortunas que se esconden en los paraísos fiscales. Asimismo, es necesario eliminar por completo la burocracia parasitaria que representan las Cajas de Compensación, organizaciones billonarias que se enriquecen tanto del sector público como del privado. Esto evitaría reformas tributarias que sólo perjudican al consumidor.

Si comparamos el ingreso promedio de un colombiano (1SMLV) que equivale a COP$1’014.980 (incluyendo el auxilio de transporte) con lo que gana un estadounidense que trabaje apenas 8 horas al día a tan sólo 10 dólares c/u, encontraremos una diferencia de $7’764.748 pesos mensuales que reciben de más los trabajadores de Estados Unidos (según la TRM de la fecha en que se escribe este artículo $3.658,22 M/L). Ahora, si confrontamos ese ingreso con lo que paga cada consumidor por los productos e impuestos en su respectivo país, entenderemos que los colombianos nos encontramos en una situación de total desventaja y sumamente injusta por no calificarla de otra manera.

Con semejantes precios e impuestos que pagamos los colombianos deberíamos tener mejores aeropuertos, puertos marítimos, autopistas, hospitales, colegios, universidades, parques, casas, automóviles, electrodomésticos que EE. UU. y Europa. También una mejor infraestructura de telecomunicaciones y en sí, un mayor estándar de vida. Pero, infortunadamente, lo único que evidenciamos es una corrupción generalizada. Siendo consecuentes con el mercado y teniendo una justa proporción entre lo que se trabaja, lo que se gana, lo que se gasta y lo que se tributa; un ciudadano colombiano debería recibir un salario superior o por lo menos a la par que cualquier ciudadano estadounidense o europeo, pero de forma irracional, sucede todo lo contrario.

Es absurdo que algunos “empresarios” se quejen de que la economía no crezca cuando no están realmente comprometidos con la generación de empleo y cuando los pocos puestos de trabajo que producen, los remuneran con bajos salarios. No obstante, es aún más absurdo que pretendan vender sus productos a los precios más altos de la región. Desconocen que al pagar mejores salarios, los consumidores tendrán mayor poder adquisitivo y por lo tanto, se generará un mayor consumo, mucho más si dejan de acaparar y de especular. Lo peor es que existen muchos personajes a los que ni siquiera se les puede llamar empresarios ya que se dedican a vivir de la renta y del interés o del erario, más no del esfuerzo personal o del hacer empresa.

Esto es en lo que más se diferencia la economía de Estados Unidos de la colombiana, pues mientras el empresario estadounidense trata de vender al menor precio posible para lograr utilidades por volumen, el empresario colombiano trata de vender al mayor precio que pueda así sean pocas unidades. De igual forma, el empresario estadounidense se esfuerza por pagarle buenos salarios a sus trabajadores para que tengan mayor poder adquisitivo, mientras que el empresario colombiano se restringe al SMLV y hace lo posible para no pagar ni siquiera las prestaciones sociales.

En el caso de Europa, la mayoría de los países de ese continente le garantizan a sus ciudadanos el derecho a la salud, a la educación y a la vivienda. Ello no quiere decir que dichos derechos sean gratuitos pues en realidad son financiados por el conjunto de la población a través de los impuestos. Sin embargo, al contar con tales garantías, los ciudadanos europeos tienen una calidad de vida muy superior a la del colombiano promedio, lo que a la vez les ayuda a tener un mayor poder adquisitivo para adquirir todo tipo de bienes y servicios.

Colombia debe adaptar de manera estratégica tanto el modelo estadounidense como el europeo. Es decir, que los diferentes bienes y servicios estén al alcance de los consumidores, que además todos los trabajadores cuenten con excelentes salarios y que al conjunto de la población se le garantice el derecho a la salud, a la educación y a la vivienda. Asimismo, el fisco colombiano debe procurar que los más ricos tributen más y los más pobres menos, nunca al revés. Igualmente, debe fortalecer a la muy golpeada clase media que está abandonada a su suerte. Sólo así alcanzaremos el estándar de vida que tanto anhelamos.

(Visited 4.462 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Profesional en Mercadeo & Publicidad. Magíster en Marketing Digital. Bogotá D.C. / Colombia / LATAM

Más posts de este Blog

  • Bogotá

    La perjudicial politización del MinTIC

    La renuncia de Karen Abudinen como ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones es sólo una consecuencia(...)

  • Bogotá

    MinTIC: de Centros Poblados a la ETB

    Algo positivo que ha dejado el desfalco de $70.243 millones de pesos que se presentó en el Ministerio de(...)

  • Bogotá

    La muy perjudicial ley de modernización de las TIC

    [caption id="attachment_6884" align="aligncenter" width="1024"] La ex ministra del MinTIC Sylvia Constaín en compañía de la actual ministra Karen Cecilia(...)

  • Bogotá

    La burocratización del MinTIC

    [caption id="attachment_6884" align="aligncenter" width="1024"] La ex ministra del MinTIC Sylvia Constaín en compañía de la actual ministra Karen Cecilia(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Karina Bautista Sabogal, Lic. en Educación Infantil. Coordinadora de la Licenciatura en(...)

2

Definitivamente el tema de moda es el mundial y mientras se esté desarrollando las noticias sobre el Real Cartagena seran bastante escasas, en todo caso de acuerdo con medios de prensa argentinos supimos que el equipo San Martín de San Juan, dirigido por Daniel Garnero, inscribió en forma cablegráfica al volante cartagenero José Najera, al igual que a Martin Arzuaga y Jairo Castillo, en los próximos días se sabrá si el 10 del Real se queda en el plantel gaucho, nosotros estaremos tras la pista de esta noticia que por ahora es la única novedad de este Real Cartagena del segundo semestre que sigue entrenando en la ciudad heroica a ordenes del profesor Hubert Bodhert, a quien saludamos en el estadio durante el descanso del partido Inglaterra vs México .

 

A propósito del mundial, en Cartagena no hemos visto buen fútbol ya que los partidos que se han disputado han sido verdaderos fiascos, salvándose apenas el segundo tiempo del juego entre Egipto y Austria , lo demás ha sido como para ponerse a llorar y si lo deportivo ha sido malo, peor ha sido ver como los señores de la FIFA literalmente estan esquilmando a los aficionados en complicidad con los concesionarios de los puestos de ventas de comidas que se encuentran en el Jaime Morón, los elevados precios de las comidas y bebidas están por los cielos y han motivado la inconformidad entre los asistentes al evento deportivo que están presenciando y soportando esta especie de  "atraco" y la pésima atención que se viene brindando.

Comida de dudosa calidad, pocas personas para despachar los pedidos, falta de insumos tan elementales como hielo y vasos (en el tema de las gaseosas) y sobre todo exorbitantes precios conforman el amplio rosario de quejas de los "estafados" aficionados que asisten a este evento.

Sabroso así para la gente de la Fifa y compañía , si los aficionados no van a los estadios se quejan porque no hay apoyo a los espectáculos ni sentido de pertenencia, pero cuando el publico acude en masa  "lo clavan"  imponiendo precios estratosféricos por productos que ni siquiera venden completos como ocurre con las gaseosas que la mitad del vaso es hielo (cuando hay hielo) o por un grasiento chuzo o una arepa de huevo fría.

Ni que decir de la atención, tanto tiempo preparando el mundial y resulta que a uno de los patrocinadores principales (Coca-Cola) se le olvidó proveer a los puestos de ventas de algo tan elemental como son los dispensadores del liquido y nos encontramos entonces con el hecho de que los vendedores despachan la bebida directamente de los botellones... Nojoda no hay derecho.

Bueno conmigo se jodieron porque para el doblete me llevé mi par de sándwich de jamón con queso y una inmensa bolsa de crispetas, pero al aficionado desprevenido le tocó comprar gaseosa a precio de Old Pard , chuzos a precio de churrasco y arepas de huevo a precio de caviar .

Y mientras al interior del estadio los vendedores hacian su agosto, en las afueras  detras de unas  laminas de zinc y de una manera totalmente antiestética  ordenaron encerrar los quioscos de Margarita y la otra señora para evitar que vendieran sus productos ... Cosas que sólo ocurren en esta ciudad sin Ley  ni control.

Este video que fue publicado inicialmente por la pagina web del diario EL UNIVERSAL, refleja un poco la preocupante situación que se ha visto y que tendremos que aguantar durante los próximos dos partidos que restan en esta ciudad.

(Tomado del canal de Youtube nelson7323).

***********************************************************

Hoy Siete de Agosto de 2011 se cumplen exactamente 20 años de haber rodado el balón en el estadio Pedro de Heredia en los pies de los jugadores de UNION LA CARTAGENERA, es por esto que reproduzco mi nota sobre el tema.

 El año 1971 fue muy especial para el balompié cartagenero, en enero de ese año el Atlético Bucaramanga llegó a la ciudad con el aval de la Dimayor y tomó el nombre de Real Cartagena, iniciando la primera etapa futbolística para nuestra ciudad, periodo que fue bastante efímero.

UNION LA CARTAGENERA.JPG

Pasaron 20 años de gran abandono para el estadio Pedro de Heredia y en el segundo semestre del año 1991, arribó la alegría del fútbol al corralito de piedra de la mano o mejor, en los pies de un puñado de jugadores que conformaban el equipo Unión Magdalena, que ante las paupérrimas taquillas que se recogían en el estadio Eduardo Santos de Santa Marta, motivados por el abandono de sus hinchas decidieron pedir "asilo" en diferentes ciudades del país, enhorabuena recibieron el espaldarazo de la administración de Nicolás Curi, alcalde mayor de Cartagena, para esas calendas y de un grupo de empresarios cartageneros que vieron en el desamparo del equipo samario la oportunidad propicia para traer un espectáculo diferente y novedoso para la ciudad heroica que en esos tiempos vivía la efervescencia del béisbol y del boxeo, deportes que mandaban la parada en el gusto de los aficionados locales.

  

IMG0651A.jpg

El primer partido disputado en Cartagena por parte del equipo samario estuvo precedido de mucha expectativa, el rival, el encopetado Millonarios de la capital de la Republica, equipo de los caros afectos de muchos aficionados al fútbol en nuestra ciudad ya que en sus filas habían militado en años anteriores Jaime Morón León, máximo estandarte del fútbol bolivarense y Adolfo Téllez, un defensa de Magangué que salió de una escuela que Los Millonarios instaló en nuestra ciudad en los años 80,s.

Eduardo Dávila Armenta, los directivos del equipo y las autoridades distritales habían tenido en los días previos a la llegada del equipo a Cartagena un verdadero "cabezazo" que contribuyó a crear mayor sentido de pertenencia por el equipo. Decidieron "rebautizar" el club con el particular nombre de "Unión Lotería La Cartagenera" ya que sería patrocinado en su mayor parte por una lotería creada por el Congreso de La Republica mediante la Ley 89 de 1989 especial para el Distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias, que era una especie de Sorteo Extraordinario que jugaba dos veces en el año y cuyo producido debía utilizarse para la Salud y el saneamiento de la ciudad, esa lotería se proyectó por un periodo de diez años pero desapareció prontamente y muchos de los dineros recaudados tomaron otros rumbos como suele ocurrir con muchas de las cosas de esta ciudad heroica, pero eso es otra historia, el caso es que el nombre le gustó a la afición que a partir del bautizo decidió abreviar el nombre quedando en consecuencia el equipo con el apelativo de "UNION LA CARTAGENERA" mote con el cual sería llamado durante toda su permanencia en nuestra ciudad.

El equipo arribó un 6 de agosto y fue recibido en la entrada del hotel por múltiple fanáticos que coreaban el nombre del visitante a todo pulmón haciéndolo sentir en su casa.

El feliz retorno del balompié al destartalado estadio Pedro de Heredia, se dio en el marco del llamado torneo finalización y ocurrió un miércoles 7 de Agosto de 1991 a las 2:30 de la tarde, media hora antes de que se disputara el resto de la fecha del fútbol profesional colombiano, la razón, en el estadio no existía alumbrado artificial y se hacía necesario iniciar a esa hora para que el juego terminara en un horario en el cual hubiese "luz natural" y pudiera verse rodar el balón.

IMG0677A.jpgEl equipo "cartagenero" dirigido por el argentino DANIEL SILGUERO, formó en aquella ocasión de la siguiente manera: En el arco, JORGE RAYO TENORIO, la defensa estaba conformada por FLAMINIO RIVAS, ROBERTO GRANADOS, ASPRILLA, JAIRO AMPUDIA y ALVARO APONTE, en el medio campo el argentino MARCELO IBAÑEZ, OMAR PEREZ y GUILLERMO "EFECTIVIDAD" SERRANO y en el frente de ataque HECTOR RAMON "RAMBO" SOSSA y TEDY OROZCO.

IMG0725A.jpgMillonarios alineó en ese histórico juego a OSCAR CORDOBA, GARCIA, CUESTA, CONDE y GALEANO; DIAZ, COLL, RAMOA y SACHY ESCOBAR; ABONÍA Y GALEANO.

El lleno fue impresionante, unas 15 mil personas se apretujaron en las graderías de sombra y otras 5 mil se calcula que se ubicaron como pudieron en los montículos que en ese momento hacían las veces de las gradas de sol, otras dos mil personas arriesgaron su vida montándose en la corona de la Plaza de Toros.

IMG0655A.jpgEl sobrecupo fue evidente y gracias a Dios no se presentaron disturbios ya que cientos de fanáticos se quedaron con la boleta en la mano, la gente se acomodó como pudo en los lugares altos y muchos tuvieron que irse para sus casas sin poder ver el encuentro y con un mal sabor de boca debido a la pésima organización y al mal manejo dado por las autoridades y el cuerpo de policías que desde esas épocas han demostrado su ineptitud en el manejo del ingreso de los aficionados.

IMG0656A.jpgNo faltaron los sapos y los colados, no faltaron tampoco los "faranduleros" que sólo van a esos espectáculos para darse su pantallazo, en fin, hubo de todo en un partido que no fue "la maravilla china" y cuyo resultado fue un empate 1-1 con anotaciones de ALVARO APONTE, al minuto 35 por parte del equipo "de casa" luego de concretar un tiro penal por falta que se le cometería en el área al escurridizo TEDY OROZCO.

El gol de la paridad fue obra de Santiago "Sachy" Escobar que capitalizó de golpe de cabeza un centro de León.

La llegada del Unión La Cartagenera fue un suceso y dio para todo, los que eran narradores y comentaristas de béisbol se convirtieron como por arte de magia en "profundos" conocedores del fútbol, Radio Vigia de Todelar dio una verdadera estocada que se reflejó en sintonía al presentar en su grupo al Gran SERGIO RAMIREZ GARCIA "EL MUNDIALISTA" , para mi gusto el mejor narrador del fútbol que ha tenido este país y quien vino a convertir su narración en una especie de oasis ante la mediocridad de los del patio.

Sergio Ramirez.JPG 

Su narración inundó de fútbol las tribunas del Pedro de Heredia y era un deleite escuchar el inimitable "Se metiooooooo.....Golazoooooooooo..........Goooooollllllll de Unióoooonnnnnn La Cartageneraaaaaaaaaa....goooooooollllll de Rambo Sossa, Camisa 9... Camisa 9, Rambo Sossa " cuando el argentino anotaba un gol .

 

IMG0719A.jpg 

En fin, el primer partido fue una apoteosis total, posteriormente vendría el primer "clásico costeño" de esta nueva etapa, Junior claudicaría 2-1, Oscar Alberto Denis y Jairo Ampudia, anotaría para el local, y sobre el final del partido Ivan René Iván Valenciano, convertiría el descuento.

IMG0690A.jpgLos equipos formaron de la siguiente manera: Unión La Cartagenera: Rayo; Rivas, Aponte, Asprilla y Ampudia; Denis, Serrano (Valderrama), Granados e Ibáñez; Sosa y Orozco (Duque) y Junior: Pazo; Briasco, Martínez, Pinillos y Cuero; Pacheco (Calero), Grau, Castell (Méndez) y Ferreira; Valenciano y Díaz.

IMG0777A.jpgLuego vendría un itinerario triunfal del Unión la Cartagenera en el gramado del Pedro de Heredia que se convertiría en su fortín, por allí caerían derrotados el América de Cali, que perdió 2-0 en un lleno hasta las banderas para ver al campeón del fútbol Colombiano que llevaría toda su tropilla para claudicar ante el poderío goleador de Héctor Ramón Sosa y su corte, en ese partido el "Rambo" argentino anotó las dos dianas .

IMG0733A.jpg

Posteriormente Unión La Cartagenera derrotó 2-0 a Atlético Bucaramanga, los goles como cosa rara, fueron obra de Héctor Ramón Sosa, que ya para ese momento era el ídolo de la afición cartagenera.

IMG0816A.jpg
Los nombres de los argentinos Marcelo Ibáñez y Carlos Alberto Dennis y los nacionales Guillermo Serrano, Flaminio Rivas, Tedy Orozco, Jairo Ampudia, Eugenes Cuadrado, Guillermo Serrano, Roberto Granados y Álvaro Aponte ya empezaban a hacerse familiares para los contentos hinchas que no cambiaban por nada.

IMG0720A.jpg
 

Y la seguidilla de victorias continuaba, Cúcuta Deportivo caería 2-1 con goles de Leonardo Huertas y Tedy Orozco, por la visita descontaría James Rodríguez . Y

 Pereira caería 2-0 en el carnaval de derrotas de los equipos visitantes, para llegar al partido esperado con Atlético Nacional, juego este donde la gente se enloqueció y el sobrecupo alcanzó casi los 20 mil espectadores obligando a las autoridades a establecer restricciones para evitar riesgos de desastres.

IMG0769A.jpg

El partido quedó 1-1 los goles fueron convertidos por Rubén Darío Hernández por parte de los verdes de la montaña que en esa oportunidad jugó totalmente vestido de blanco y que contaba en sus filas con una promisoria figura llamado Faustino Asprilla, el gol del Unión fue obra de Guillermo "efectividad" Serrano.

IMG0768A.jpg
 

Para el juego ante Deportes Tolima se establecería como aforo el de 17.000 espectadores, prácticamente el aforo que tiene hoy el remozado Jaime Morón León, no sabemos como se acomodaban y mucho menos como hicieron Nicolás Curí y sus colaboradores para determinar que en sombra podían asistir 9 mil espectadores y en los promontorios de sol 8 mil, el caso es que se timbraron 17 mil entradas y el papel se agotó en menos de lo que canta un gallo. Los goles del Unión fueron convertidos por Ronald Valderrama, Tedy Orozco y el infaltable Héctor Ramón Sossa Petersen, el gol del Tolima lo haría Jeremías Ibarguen .

IMG0969A.jpgEl Deportivo Cali también sería victima del sorprendente Unión La Cartagenera que marchaba invicto en su calido reducto, 2-0 sería el marcador de ese partido y los goles serían anotados por Flaminio Rivas y el Rambo Sossa.

IMG0781A.jpgLlegaría a la ciudad el Deportivo Independiente Medellín que contaba entre sus unidades al rubio Carlos Valderrama, el partido quedó igualado 0-0 pero la gente se fue contenta porque pudo observar al talentoso samario enfrentando al equipo de su tierra que ahora era el equipo de "nuestra tierra".

 

IMG0756A.jpg

Posteriormente vendría el equipo Once Phillips con el que se igualaría 1-1 el gol del Unión fue anotado por Omar Pérez y luego llegaría un vibrante partido entre Santa Fe y el cuadro Unión La Cartagenera el partido quedó igualado 3-3 y esta seguidilla de empates puso a tambalear al equipo que aunque marchaba invicto, estaba dejando escapar valiosas unidades que al final le harían mucha falta para poder ingresar al grupo de los ocho finalistas del rentado Colombiano.

Vendría entonces la primera y única derrota ante deportes Quindío 1-2 y luego el equipo Unión La Cartagenera conseguiría una abultada victoria 5-1 ante el Sporting de Barranquilla, los goles del equipo que defendía los colores de la ciudad heroica serían anotados por Ronald Valderrama, Dennis, Sossa y Leonardo Huertas, que en una tarde inspirada convertiría dos anotaciones, el gol de la honrilla barranquillera lo haría Hernando Mercado, quien posteriormente jugaría para el Real Cartagena.

IMG0929A.jpg

Aunque la campaña en general fue buena, no le alcanzó para clasificar y al final quedaría ubicado en el lugar noveno de la reclasificación con 42 puntos muchos de los cuales fueron conseguidos en el gramado del Pedro de Heredia y gracias al apoyo de la naciente hinchada.

reclasificación 1991.JPGEl equipo tuvo una inyección económica importante ya que se recaudaron excelentes taquillas aunque a decir verdad al Unión la Cartagenera le sucedió algo parecido a lo que le ocurrió al Real Cartagena, cuando el semestre anterior debió afrontar el torneo en la ciudad de Magangué, resulta que los jugadores del Unión vivían y entrenaban en Santa Marta y disputaban los partidos en la ciudad de Cartagena.

 

IMG0784A.jpg

Con Unión La Cartagenera vimos por primera vez en el estadio a un particular hincha, WILSON TAPIAS, el hombre portador de la singular "Bomba Exterminadora de rivales contrarios" que hoy se ha convertido en una insignia del Real Cartagena.

IMG0783A.jpg

También el gran PANTI, tuvo oportunidad de "sacarle punta" al asunto.

EL PANTI1.JPG
Tiempos hermosos que despertaron una llama que se encontraba escondida en lo más recóndito del corazón de los cartageneros.

Dialogamos con CESAR AUGUSTO CORBACHO, quien fungía como Jefe de Prensa del equipo en esa oportunidad y esto nos dijo:

 

La experiencia fue importante y mostró a una afición ávida de fútbol, eso motivó que otros equipos presentaran su propuesta para ser acogidos por la ciudad amurallada, uno de esos fue el Sporting de Barranquilla, que ofreció la venta de la ficha que lo hacía miembro de la División Mayor del Fútbol Colombiano, el Unión Magdalena por su parte, ofrecía en arriendo el equipo por un termino de dos años.

EL PANTI1991.JPGEl alcalde Nicolás Curí, los empresarios y asesores de la época se inclinaron por la opción de Sporting como la más favorable a la afición cartagenera y fue así como en el año 1992 el equipo Sporting de Barranquilla participaría en el rentado colombiano con el nombre de Real Cartagena, lamentablemente los manejos que se le dieron no fueron los mejores y ese mismo año el equipo se iría al descenso pero esa es otra historia que si Dios nos da vida y salud prometemos contársela en otra oportunidad con pelos y señales.

IMG0809A.jpgEl tema es que el 7 de agosto mientras nos encontremos en pleno mundial sub 20 estaremos también celebrando que hace 20 años retornó el fútbol profesional a la ciudad de Cartagena de la mano de un equipo que le brindó más satisfacciones que tristezas a una ciudad que tenía sed de fútbol.

 

IMG0898A.jpg
Definitivamente "20 años no es nada" .

 

(las imagenes que acompañan este escrito fueron tomadas de ediciones del diario EL UNIVERSAL DE CARTAGENA año 1991).

*********

 

El Amigo AROLDO MONDOL y un grupo de estudiantes de Comunicación Social de la Universidad de Cartagena nos presenta su visión del Mundial Sub 20.

3

"Todos tenemos una persona con la que hemos tenido por mucho(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. miguelleon0617

    Muy buen artículo. Prepare otro sobre la galopante corrupción e impunidad que afrontamos. Muchos recursos destinados a salud, educación, empleo y fomento del empleo van a parar al bolsillo de contratistas perversos. Hay mucho vago en el congreso, altos salarios y beneficios y excesiva burocracia.

  2. mematatumoto

    La clase dirigente y empresarial colombiana son de una mediocridad impresionante, si los trabajadores ganaran mejores salarios, el consumo se dispara y generarian mas riqueza para esas empresas, pero prefieren conformarse con migajas, por ese pensamiento el pais nunca saldra del tercer mundo y vemos como Chile, Costa Rica y Panama nos dan sopa y seco

  3. Excelente artículo Sr Martínez. Felicitaciones. Totalmente de acuerdo. Puede complementarse diciendo que su percepción es la percepciòn general que no cambia por más publicidad de autoelogio que pague el gobierno y los bancos con voz ronquidita casi romántica pues no es asunto de falta de ilustración si no de vivencia directa. Estas son las razones para el siguiente voto que será de desprecio y protesta total al esquema montado.

  4. reflexionaryexpresar

    Esto lo sabe usted, el bobo de presidente que tenemos, los políticos, los candidatos a la presidencia, yo…Todos. Pero nadie hace nada para cambiar porque no les interesa. No son sus prioridades. Lo mas aberrante de todo, a parte de la corrupción, es el sistema bancario… unos intereses que ahorcan, ahorcan y quiebran al ciudadano…y el bobo de Presidente y lo funcionarios de este gobierno inepto. Qué desgracia.

  5. ruben382898

    El problema principal para mi es la corrupcion. Por eso al estado no le alcanza ninguna plata y siempre funciona en déficit. No hay inversión en salud ni en educación. Además el estado es un acumulador de dinero. En el exterior tiene una reservas gigantescas pero solo las usa como garantía para pedir dinero prestado a la banca internacional. No las invierte en el pais

  6. nicolai833656

    Pero que más se puede perdir de un estado que siempre busca el favorecimiento de un pequeno grupo de personas ‘grandes empresarios’ bajo el el lema que generan empleo, cuando en realidad no representan más del 25% de los empleos del país. Para proteger eso grandes empresarios creamos impuestos y trabas burocraticas q terminan encareciendo cualquier producto.

  7. Y con tendencia a empeorar. La gula por el dinero de la clase empresarial colombiana no tiene par en el planeta. A ello se le suma un estado alcabalero. Hoy se dio la noticia que Colombia es el país No. 1 en corrupción. El mismo fiscal del bolsillo de Duque dijo que hay 90 billones de pesos embolatados. Y nos piensan clavar más y más. Entre ellos a los pensionados cuya mesada a perdido 50% de poder adquisitivo en los últimos 15 años.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar