Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nueve meses viajando, moviéndonos siempre hacia el este, de un lugar a otro, cruzando mares y fronteras, persiguiendo el sol y el buen clima en cada región. Mi mente y mi paladar se expandieron, tantas cosas nuevas, tantos sabores y experiencias que entraban por nuestros sentidos y se sentían en la piel y en el alma. Mi esposo y yo le dimos la vuelta al mundo y terminamos nuestro periplo donde empezó, dimos un giro de 360 grados al globo y ahora estamos en Colombia de nuevo, en Santa Marta para ser más precisos.

Fuimos voluntarios en granjas, trabajando unas horas diarias a cambio de techo y comida. Así viajamos, de una manera austera pero enriquecedora en cada intercambio humano que se nos iba presentado. En estas granjas trabajamos la tierra, sembramos, cosechamos, desyerbamos, fuimos apicultores y cuidadores de cabras, dormimos en remolques, casas de familia y contenedores reciclados. Conocimos granjeros felices y otros estresados, nos cruzamos con viajeros valientes, con familias nómadas y seres ermitaños, con personas que se mueven con el viento y con otras que prefieren las raíces. Todos ellos, una gama diversa y multicolor de seres humanos valiosos,  ocupan sus días como mejor pueden y me mostraron que todos estamos en esto de la vida juntos.

Yo soy bogotana pero estoy dándole una oportunidad a la costa atlántica colombiana, así que tal vez dejemos de lado por un tiempo el aplastante caos capitalino. En este momento de mi vida, acá en Santa Marta, es claro para mí que la vida es infinita en posibilidades. Nuestras elecciones van moldeando nuestro destino, pero en cada instante hay un campo fértil de elección. Me pregunto, ¿en qué momento perdemos la capacidad de ver que existen muchas maneras de transitar esta vida? Los seres humanos tenemos necesidades básicas, profundamente enraizadas en los sistemas de supervivencia que evolucionaron para facilitar la continuación de la vida. Una de ellas es la necesidad insondable de pisar tierra firme, de conocer cuál será el terreno seguro para nuestro próximo paso.  Nos aterra nuestra naturaleza vulnerable, no aceptamos no estar en control. Sospecho que es esta necesidad humana la que mina nuestra capacidad de ser exploradores, de vivir con una actitud más tranquila y alegre, casi como un experimento vivo que se nos revela a cada instante.  Es mi sospecha porque eso es lo que yo he vivido en mi experiencia conmigo misma. Me ha costado lagrimas poder sentarme con la incertidumbre y aceptar su naturaleza demoledora y al mismo tiempo vulnerable y fecunda.

Durante nuestro periplo vivimos de cerca la incertidumbre pero hoy hay aún más interrogantes. De vuelta en nuestra tierra, tenemos la intención de volver a empezar, de re inventarnos y tenernos fe. Y no es fácil. Me debato entre volver a lo conocido y aparentemente seguro o darle rienda suelta a nuestras exploraciones e instintos. Tal vez lo valioso de este momento es estar abiertos a las posibilidades de la vida, que no son pocas, y de corazón entregarnos al flujo de energía que estas búsquedas generan. La vida, infinita y profunda, nos guía y nos da todo el piso que necesitamos a cada paso. Sin duda, si hubo en mi historia un buen momento para vivir algo así, es ahora, que gracias a todo lo ganado y lo perdido durante el viaje, oigo un suave susurro que dice, eres capaz.

La crónica fue publicada en la revista Semana, bajo el titulo “El viaje de los sueños, Colombianos que le dan la vuelta al Mundo.”
Vínculo: HTTP://WWW.SEMANA.COM//GENTE/ARTICULO/COLOMBIANOS-QUE-LE-DAN-LA-VUELTAAL-MUNDO/382076-3

(Visited 146 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Coach, bloguera, escritora, autora del libro Yo debería ser flaca. Trabajo con mujeres en su relación con la comida y el cuerpo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • instagram

Más posts de este Blog

  • Opinión

    La aceptación corporal, un tema sin resolver (Pódcast)

    La primera temporada del podcast termina y quedo con la sensación de querer más, de ir más profundo.   (...)

  • Opinión

    Amar mover el cuerpo, lejos de la cultura de dietas (Pódcast)

    A Pamela la conocí hace poco; un día de pandemia, conversamos por teléfono.   Desde ese momento, hemos tenido incontables(...)

  • Opinión

    Gordofobia y moda (Pódcast)

    Para conversar sobre Gordofobia, en este episodio del podcast invité a Luz Lancheros, periodista y docente de historia de(...)

  • Sin categoría

    El cuerpo y la calma del presente (Podcast)

    Mis exploraciones espirituales han tenido que ver con encontrar refugios que me contacten con algo de paz. 

    Curiosamente, preguntas filosóficas insondables como: quién o qué soy, me ayudan a contactar un espacio vacío en el cual descanso. Mi cuerpo me ayuda a hacerlo. Paradójicamente, el cuerpo es un punto de entrada hacia algo que me excede, que se ubica más allá de la carne. 
    Este este episodio del podcast hablo de espiritualidad. 
     
    No es fácil abordar un tema que cada persona vive de manera tan íntima. Personalmente, creo que la espiritualidad es la naturaleza de la vida. Todo vendría siendo un fenómeno espiritual. Sin duda, entrar en mi cuerpo ha posibilitado una comprensión espiritual que no tenía. Mi corporalidad es mi presente y mi ancla. La conciencia de mi cuerpo me anuda a algo más real que las ficciones de mi mente. Un verdadero refugio. 
    Te invito a escuchar el siguiente episodio del podcast de Yo debería ser flaca en asocio con Caracol Radio. Clic acá. 
    Camila Serna - coach, escritora www.francamaravilla.com  

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_2772" align="aligncenter" width="1585"] Valor del dólar frente al peso 26/11/2021[/caption](...)

2

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney,(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar