Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
man-and-woman1

Recientemente, me crucé con un estudio que investigó cuales son los mayores miedos en mujeres y hombres. Los resultados me sorprendieron, y al mismo tiempo, ya los sabía. Los hombres dicen que su peor miedo es que las mujeres se burlen de ellos. Y las mujeres, sienten miedo de ser agredidas violentamente por los hombres. Y que las maten.

Por un lado, las mujeres estamos en alerta. No sé si somos conscientes de la cantidad de mujeres que mueren a causa de violencia por parte de sus parejas. Los números son desconcertantes. El 30% de toda la población femenina, ha reportado alguna agresión por parte de su pareja. Y no es un fenómeno que afecta exclusivamente la intimidad de una familia. Según Valerie Hudson, el indicador más preciso de violencia en un país, es lo que ocurre al interior de las familias. Si el entorno familiar normaliza el sometimiento y la violencia, serán actitudes que se replicarán fuera del núcleo familiar.

Y los hombres. Cuando estaba contándole a mi esposo sobre este asunto del pavor de los hombres de ser ridiculizados, me dijo que sí. Que es cierto. Me dijo que muchos hombres no lo reconocerían, pero que lo considera una declaración cierta. Lo sabe porque así lo vivió por mucho tiempo. Su miedo era la burla y el rechazo por parte de las mujeres.

En su versión más extrema, un hombre prefiere matar a una mujer, antes de verse abandonado por ella. Sé que hay fuerzas primordiales que nos mueven a asegurar nuestra reproducción, son nuestros impulsos sexuales. Como dice Camille Paglia, el sexo es la intersección entre sociedad y naturaleza. Y la naturaleza es una ruda batalla por sobrevivir. También hay disfunciones culturales que han llevado nuestros instintos a extremos muy dolorosos.

Todo este asunto me puso a pensar en la polarización de los géneros. En la distancia enorme que existe en nuestras mentes. Y al mismo tiempo, en la total cercanía y necesidad de uno por el otro. Nuestros miedos son una declaración de necesitar y querer al otro, pero tenerle miedo. Porque los hombres también nos tienen miedo. Uno sicológico, que puede destruirlos interiormente.

Qué tristeza que los hombres no puedan expresar tristeza y miedo. En muchos casos, nosotras somos las encargadas de subirlos en esos pedestales de machos sobreprotectores y territoriales. Ellos también nos meten en moldes, y nos someten. Lo hacen para controlarnos, y de esta manera corren menos riesgos. De ser ridiculizados. Abandonados.

No es fácil. La realidad, es que hombres y mujeres, como dice Hudson, somos como las alas de un pájaro. Sin alguna de sus alas, no puede volar.

www.francamaravilla.com

(Visited 4.677 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Coach, bloguera, escritora, autora del libro Yo debería ser flaca. Trabajo con mujeres en su relación con la comida y el cuerpo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • instagram

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

 Era la mañana del 13 de agosto de 1999 y Jaime(...)

3

[caption id="attachment_918" align="aligncenter" width="1024"] Caso de blefaroplastia del Instituto de Ortopedia(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Esa teoria , si no estoy mal , la expuso Simone de Beauvoir inicialmente. Sin desconocer que la estadistica apoya tal postura, debo decir que reducir al genero masculino a un conjunto de seres subordinados a lo que las mujeres piensen de ellos, y concebir a las mujeres como victimas aterradas de la agresion de los hombres, es un tanto simplista y unidimensional. Yo particularmente no temo las burlas de una mujer porque trato de hacer las cosas lo mejor posible, pero no me tomo tan en serio como para entender que no tengo errores como todos, si alguien se burla o bien lo ignoro, o me burlo tambien de mi mismo y de otros. Y he conocido mujeres que no se asustan de nada ni nadie, esas echadas para adelante que sacan adelante una familia, un pais.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar