Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
ImagenEntrada4.jpg
Barack Obama fue reelegido gracias al voto de las mujeres. Ese poder de decisión no es fortuito y es el resultado de un camino que se remonta a 1920 cuando, mediante la aprobación de la decimonovena enmienda, Estados Unidos les dio a ellas el derecho al voto. 
La balanza se inclinó a favor del actual presidente gracias a su discurso incluyente y ponderado frente a los derechos sexuales y reproductivos y a la nominación de mujeres altamente calificadas y progresistas a altos cargos del poder nacional (como Sonia Sotomayor y Elena Kagan a la Corte Suprema de Justicia), entre otras razones. Incluso, el poder popular de las mujeres se vio reflejado en importantes elecciones legislativas. Los, hasta hace poco, favoritos candidatos republicanos al senado Richard Mourdock y Todd Akin perdieron sus entonces seguras elecciones después de infames comentarios sobre el aborto y la “violación legítima”. 
Las mujeres en Estados Unidos han logrado articular una maquinaria política formidable que decide elecciones tan trascendentales como las de anoche. En Colombia, el terreno es generoso para un movimiento de las mismas características comenzando porque -nominalmente- ellas son mayoría en el censo electoral con la no menospreciable participación del 51.93%. 
El reconcomiento legal de los derechos políticos no es algo nuevo en Colombia, por fortuna.  Los derechos civiles, con la Ley 28 de 1932, y  el derecho al voto en 1958 son enormes conquistas de las colombianas pero a partir de ahí -sin desconocer el enorme valor de los movimientos de mujeres alrededor del aborto o la tierra por ejemplo- los niveles de participación y representación política no han tenido un avance considerable, como lo demuestra la escasa representación actual de las mujeres en el Congreso.  
Las causas de ese amargo panorama se pueden concentrar en dos factores: la falta de unos partidos políticos que sepan reconocer a las mujeres como actores y les den vocería y representación real, y la ausencia de la unión política de las mujeres alrededor de causas definidas.
Sin embargo, el futuro cercano presenta una serie de oportunidades concretas para que las mujeres se articulen como un movimiento político de peso. Un boicot general, como lo propone la activista Isabel Londoño, a todos los senadores que voten a favor de la reelección del Procurador Alejandro Ordóñez sin duda es un buen comienzo. Es importante que los senadores sepan que sus curules pueden estar en juego por la decisión de apoyar a un funcionario público que encuentra en la Edad de Piedra el discurso de derechos adecuado para las mujeres. 
Por otra parte, de cara a las elecciones presidenciales del 2014, las mujeres pueden asegurar compromisos puntuales de Juan Manuel Santos -quien ha sido muy poco deferente con la equidad de género- y sus rivales de turno. Por ejemplo, una plataforma política de las mujeres puede respaldar a un candidato que se comprometa a ternar solo a abogadas competentes y progresistas a la Corte Constitucional (el próximo presidente renovará un tercio de la Corte entre el 2015 y el 2017) o a que removerá efectivamente las barreras administrativas y normativas para el acceso al aborto legal en Colombia. 
Estados Unidos y su caprichoso sistema electoral arrojan ejemplos interesantes que se pueden replicar en Colombia. Es el momento oportuno para que las colombianas trasciendan la papeleta electoral y exijan cambios fundamentales desde el ejercicio legítimo de una política de la mujer, y que los políticos entiendan la consecuencia de sus actos frente a la misma.

Nota: Foto de Esmeralda Arboleda, primera senadora en la historia de Colombia, entrando al Capitolio Nacional en 1958. Tomada de www.elespectador.com.

Twitter: @SantiagoPardoR
(Visited 170 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado (2007) y magíster (2010) en Derecho de la Universidad de los Andes con un MSc in Law, Anthropology and Society (2011) de The London School of Economics and Political Science. Trabajo actualmente en Women’s Link Worldwide y soy profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Jueces bajo fuego

    [caption id="attachment_64" align="aligncenter" width="300"] Corte Suprema de IsraelFuente: www.timesofisrael.com - Sin Autor.[/caption] En medio de tantas verdades a medias(...)

  • Sin categoría

    Una Corte sin miedo y con mujeres

    Corte Suprema de Canadá (2011). Foto: www.cbc.ca - Adrian Wyld/Canadian Press El juez Learned Hand, un gran filósofo del(...)

  • Sin categoría

    La cátedra que no fue

    [caption id="attachment_33" align="aligncenter" width="259"] Foto: Paula Vargas / www.kienyke.com – Sin Autor.[/caption] La espantosa noticia sobre la grabación de(...)

  • Sin categoría

    Andrés Carne de Ley

    [caption id="attachment_28" align="aligncenter" width="320"] Foto: Andrés Jaramillo/www.semana.com - Sin Autor.[/caption] Las descabelladas e infames declaraciones del señor Andrés Jaramillo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cualquier amante de la economía o en general de cualquier ciencia(...)

3

La mejor manera de empezar el año es repasando las mejores (...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar