Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

ImagenEntrada8.jpg

Estados Unidos, muy a pesar de su actitud de matón internacional, tiene una gran tradición jurídica. Uno de los aspectos más fascinantes de esa tradición son las nominaciones judiciales para confirmar los candidatos presidenciales a la Corte Suprema de Justicia. 

La Constitución de Estados Unidos establece que el Senado debe confirmar las nominaciones y sus audiencias son escenarios estupendos para el debate ideológico sobre el papel del juez en una democracia. Desde 1789 los presidentes estadounidenses han nominado a 160 abogados para ocupar una plaza en la Corte y solo en 12 ocasiones el Senado ha rechazado la postulación (acá pueden consultar un registro histórico de las votaciones en el Senado). 

De esos 12 abogado tal vez Robert Bork ha sido el candidato más polémico y resistido en la historia de ese país. Bork, que falleció el miércoles a los 85 años (acá pueden leer un excelente obituario), fue postulado por Ronald Reagan en 1987 para reemplazar al conservador moderado Lewis Powell. 


La polémica que estalló al minuto de su nominación tuvo su origen en las radicales ideas conservadores de Bork. Como fundador de la “escuela originialista”, él defendía la idea  que la Constitución tenía que ser interpretada desde la perspectiva de quienes la redactaron y que los jueces, a través del activismo judicial, no pueden modificarla.  

El radicalismo de Bork llegaba a los extremos de rechazar el movimiento de derechos civiles de los años 60 o a controvertir decisiones de la Corte Suprema como Griswold v. Connecticut -que protegió el derecho de parejas casadas a utilizar métodos de planificación familiar- o Roe v. Wade -la sentencia que prohibió penalizar el aborto en Estado Unidos- por considerar que no se podía proteger el derecho a la privacidad de los ciudadanos pues simplemente éste no aparecía escrito en ninguna parte de la Constitución.

Las audiencias de Bork fueron feroces (acá pueden mirar una parta de ellas) y el Senado, liderado por el actual vicepresidente Joseph Biden y el difunto senador Edward Kennedy, logró bloquear la nominación y rechazarla por 58 votos contra 42. Tras su derrota Bork renunció a la carrera judicial -para ese momento era juez federal- y se dedicó desde la academia a producir una copiosa cantidad de libros contra el activismo judicial y lo que el consideraba la “tentación liberal” de los jueces (acá y acá pueden ver ejemplos de su bibliografía). 


El proceso de nominación de Bork trae una lección particular para los grupos de mujeres en Colombia: la fuerza política que pueden adquirir los derechos sexuales y reproductivos. En el instante en que Reagan anunció que su nominado sería Bork los grupos de mujeres de la época se organizaron bajo el frente común de impedir su elección (en este artículo de 1987 pueden ver una descripción de ese proceso) y la acción política fue tan eficaz que la nominación de Bork se derrumbó en tres meses. 

Una buena oportunidad para probar el músculo político de los derechos sexuales y reproductivos en Colombia se presentará en marzo del próximo año cuándo el Consejo de Estado conforme la terna para elegir al nuevo magistrado de la Corte Constitucional (en una entrada anterior sugerí nombres de extraordinarios candidatos que están participando en el proceso y a quienes les caería bien el respaldo de los grupo de mujeres). Es una oportunidad invaluable para dar un paso al frente y acompañar candidaturas de magistrados progresistas que sean prenda de garantían para los avances que sobre la materia han conquistado las mujeres. 

Repasar la vida de Bork (que tiene unos paralelos impresionantes con las del Procurador Ordóñez) puede ser un buen ejercicio de fin de año. De los logros y derrotas de un juez conservador se puede aprender mucho, especialmente para defender una agenda liberal.  

Coletilla: La noche del domingo pasado fue muy especial en mi vida, solo pude abrazar a mi papá y llorar mientras Millonarios daba la vuelta olímpica y rompía en mil pedazos una pesadilla de 24 años. Muchas gracias campeón. 

Nota: Foto de Robert Bork tomada de Wikipedia. 

(Visited 145 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado (2007) y magíster (2010) en Derecho de la Universidad de los Andes con un MSc in Law, Anthropology and Society (2011) de The London School of Economics and Political Science. Trabajo actualmente en Women’s Link Worldwide y soy profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Jueces bajo fuego

    [caption id="attachment_64" align="aligncenter" width="300"] Corte Suprema de IsraelFuente: www.timesofisrael.com - Sin Autor.[/caption] En medio de tantas verdades a medias(...)

  • Sin categoría

    Una Corte sin miedo y con mujeres

    Corte Suprema de Canadá (2011). Foto: www.cbc.ca - Adrian Wyld/Canadian Press El juez Learned Hand, un gran filósofo del(...)

  • Sin categoría

    La cátedra que no fue

    [caption id="attachment_33" align="aligncenter" width="259"] Foto: Paula Vargas / www.kienyke.com – Sin Autor.[/caption] La espantosa noticia sobre la grabación de(...)

  • Sin categoría

    Andrés Carne de Ley

    [caption id="attachment_28" align="aligncenter" width="320"] Foto: Andrés Jaramillo/www.semana.com - Sin Autor.[/caption] Las descabelladas e infames declaraciones del señor Andrés Jaramillo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Recuerdo claramente la noche previa a saltar en paracaídas. Vivía en(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Por Álvaro Rodríguez Hernández, docente de la Escuela de Comunicación, Artes Visuales(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar