Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Recientemente se celebraba en el país la primera versión de la Semana Nacional de la Movilidad Sostenible, organizada conjuntamente por el Ministerio de Transporte y las agencias de cooperación GIZ y USAID, con el propósito fundamental de seguir promoviendo el uso de medios de transporte no motorizados -como la bicicleta- entre la población colombiana.

En total, fueron nueve las ciudades que principalmente se vieron beneficiadas con jornadas de formación, encaminadas a ampliar los conocimientos y fortalecer las capacidades técnicas de funcionarios públicos, empresarios, docentes, investigadores, estudiantes, representantes de la sociedad civil, y ciudadanos comunes y corrientes interesados en este tema en particular.

Tales actividades, estuvieron a cargo de varios especialistas que, a su vez, lograron reunir una serie de recomendaciones puntuales en materia de reglamentación, infraestructura, y participación ciudadana, a fin de que, por encima de todo, se pueda facilitar el acceso a aquella información determinante que cualquier entidad, organización, o persona, en nuestro territorio, necesita saber a la hora de poner en marcha iniciativas de esta categoría.

Pero, ¿cuál es entonces el futuro de la bicicleta en Colombia? ¿Cabe la posibilidad de que algún día nuestras ciudades puedan darse el lujo de contar con tantos ciclistas como ocurre desde hace más de cuatro décadas en ciertas ciudades europeas? ¿Qué factores nos pueden ayudar a cumplir con tal fin?

En primer lugar, vale la pena recordar que históricamente ha quedado comprobada la relación positiva que hay entre el crecimiento del PIB per cápita y la tasa de motorización de las ciudades; es decir, que a medida que aumenta su ingreso, aumenta también el número de vehículos en circulación por sus calles, con las graves consecuencias que tal circunstancia trae consigo: contaminación atmosférica y auditiva, accidentes de tránsito, embotellamientos, pérdidas de productividad, etc.

En segundo lugar, valga decir que a nivel nacional contamos con experiencias dignas de ser replicadas y que, en este sentido, casos de éxito reconocidos internacionalmente como los de Bogotá y Medellín pueden convertirse en el referente idóneo para que otras ciudades aprendan, desarrollen, e implanten sus propios modelos.

En tercer lugar, hay que resaltar que desde mil novecientos ochenta y nueve, con la entrada en vigencia de la Ley 86, institucionalmente se viene trabajando en la aplicación de normatividades que desestimulen el uso superfluo del vehículo particular. En este sentido, los sistemas de transporte masivo y no motorizado juegan un papel protagónico.

No cabe duda que la bicicleta en Colombia tiene un futuro promisorio. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer si es que verdaderamente queremos potencializar el uso de un medio de transporte económico, no contaminante, saludable, e incluyente que favorece los viajes de puerta a puerta.

Para ello, es importante que aparte de la construcción de ciclorutas y del suministro de servicios asociados a la red de infraestructura -como los sistemas de bicicletas compartidas- se trabaje fuertemente también en campañas de pedagogía y de respeto a la norma para que cada día sean menos los ciclistas lesionados y muertos en la vía.

Igualmente, es importante fortalecer el rol que la sociedad civil juega en todo este proceso ya que ha quedado ampliamente demostrada su enorme capacidad como generador de cambios positivos en la conducta de viaje de los ciudadanos en varias ocasiones. Casos de colectivos como BelloCicleta (Bello, Antioquia), BiciNavengantes (Villavicencio, Meta), Ciclopaseos de los Miércoles (Bogotá, Cundinamarca), Siclas (Medellín, Antioquia), sólo por mencionar algunos, son más que elocuentes. Sin embargo, hay que darles más respaldo.

En resumidas cuentas, las condiciones están dadas para hacer de la bicicleta nuestro medio de transporte cotidiano. Fueron los altos precios del petróleo y los accidentes de tránsito los factores que llevaron a Holanda a estar hoy en dónde está. Es este sentido, es indudable que esfuerzos como los del Ministerio de Transporte apuntan en la dirección correcta.

¿Quién con tres dedos de frente quisiera seguir perdiendo tiempo precioso de su vida en medio de un trancón?

Twitter: @AJARAMORENO.

(Visited 1.872 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Politólogo de profesión, postgraduado en Economía. Amante de los libros, los discos y la deriva urbana. Urbícola de nacimiento y convicción.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Terror en el Metro de Bruselas

    El terrorismo islamista ha vuelto a atacar. Dos violentas explosiones, una de ellas suicidas, han sacudido la normal tranquilidad(...)

  • Colombia

    ¿La ciudad de la eterna primavera?

    La ciudad de la eterna primavera es el apelativo que históricamente se le ha dado a aquellas ciudades cuyas(...)

  • Bogotá

    Aplausos y rechiflas

    Se nos volvió costumbre criticar por criticar. Hablar mal de alguien, unas veces con sorna, otras veces con saña,(...)

  • Entretenimiento

    La magia de David Bowie

    Tres días después de cumplir sesenta y nueve años, y de haber hecho el lanzamiento del que sería su(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

2

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar