Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Se vienen las fiestas navideñas y con ellas se exacerban los deseos de comprar y regalar. Los centros comerciales no dan abasto en sus pasillos y locales. El deseo de consumo se exalta, bien sea en gustos personales o para regalar. Tengo dificultades con esa versión de la alegría decembrina. Pero no desde las usuales críticas que satanizan ese consumo desenfrenado, porque sería poco transparente negar que me gusta comprar y dar regalos, sino desde el lugar de las intenciones y los rituales.

¿Qué implica dedicar largas jornadas a recorrer espacios incómodos y abrumadores para comprar un “autoregalo” o ese presente para cada amigo o miembro de la familia?, ¿qué nos motiva a eso?, ¿es sólo nuestro deseo manipulado para consumir? Tal vez sí, pero también, tal vez no.

Las compras decembrinas se han vuelto un ritual. Una crítica inicial a ese ritual sería que está motivado por ese deseo manipulado que lleva a consumir y es de satisfacción efímera, del que habla Zygmunt Bauman. Calmar la ansiedad que produce en nosotros la publicidad, los medios de comunicación, que venden productos y servicios que parecieran algo esencial para hacer parte de un grupo, de una sociedad. Donde se expande como virus la idea de que ese teléfono celular es el que hay que tener o esa muda de ropa la que hay que llevar para podernos integrar. Y bueno, ni hablar del montón de objetos inútiles o cuyo uso expira rápidamente, los regalos que no nos sirven y que guardamos en un cajón, la basura que eso produce a futuro, las deudas que se vienen y así. No es un panorama muy alentador, no obstante, cual ritual sagrado, lo seguimos haciendo.

Sin embargo, disgrego un poco de este tipo de lecturas, sin negar su inevitable posibilidad. Disfruto trascender hacia lugares más amables que también pueden ser críticos. La vida es un cuento que nos echamos y creo que hay uno interesante detrás de ese ritual que consta de dos palabras clave: “dar”, “recibir”. Acciones básicas para el equilibrio pero que han sido secuestradas en un sentido único asociado al intercambio de dinero por objetos, servicios, experiencias y hay que hacer algo apreciados lectores y lectoras, ¡hay que liberarlas!

Podríamos decir que una forma de hacerlo es acudir al altruismo. Sacar todo lo que usamos del año pasado o comprar y donar a los “más necesitados”. “Lavado de conciencia” lo llamamos algunos críticos al ver este tipo de acciones que no solucionan problemas de raíz. Son temporales y me atrevo a decir que dura más la satisfacción placebo de quien dona que la sonrisa del niño o niña que recibe un juguete que no puede tener. Pero hay que aclarar que no es asunto de bueno o malo. Si usted lo hace, ¡siga haciéndolo, por favor! (yo también lo hago). Pero como estamos hablando de liberar el “dar” y “recibir”, vale la pena ser críticos frente a “nuestra buena voluntad”. Podemos volverla más consciente, seguramente.

El ejemplo me llegó en estos días de una conocida que para su cumpleaños no pidió regalos. Prefirió escoger tres proyectos para que sus amigos, amigas y amigues donaran. Me pareció tan acertado que tal vez lo replique. Donar con un propósito claro, un norte constructivo, un aporte a las iniciativas que buscan soluciones más de fondo o permanentes. Fue un bello descubrimiento sobre otros sentidos de dar y recibir, y en este caso re-significando el dar dinero.

Para el asunto de las compras, le sugiero volver a considerar atentamente ese par de actos básicos. Dar es ciertamente un acto muy bello, así sea un detalle o un regalo despampanante, recibir lo es también, así sea un gusto que nos damos al comprar. Pero en medio del bombardeo publicitario que aprovecha maravillosamente nuestras inseguridades, culpas y afanes, es difícil hacer una pausa para reflexionar sobre nuestras motivaciones e intenciones al respecto. Le invito a que lo haga, aún hay tiempo. Hágase algunas preguntas que siempre vienen bien a la consciencia.

Por mi parte le propongo, ¿qué tal arriesgarse a cambiar “regalar objetos” por “regalar experiencias”? Exalte sus sentidos y los de quienes quiere con actividades que se vuelvan un valioso recuerdo. No todas cuestan dinero, se lo aseguro. O, ¿cómo sería volver a los viejos dichos de “lo barato sale caro” (y sí, lo barato tiene un alto costo social porque es fabricado sin respetar los derechos de trabajadores y trabajadoras, dándoles malos salarios, usando materiales de baja calidad, afectando negativamente las industrias nacionales) o “lo que importa es el detalle”, para tener claro qué es lo que realmente está “dando”?

No me gusta pedirle a la gente que cambie de tajo sus hábitos, pero estoy convencida de que hacerse preguntas sobre las acciones del día a día es lo que cambia el mundo. Vamos paso a paso, así sea de a poquitos en esta Navidad.

@caroroatta

Le invito a leer mis poemas aquí

Y a conocer algunas memorias sobre mi enfermedad aquí

ACLARACIÓN: No recibo ninguna retribución económica o de otro tipo por parte de El Tiempo u otra organización por la escritura de este blog. Las opiniones aquí expresadas son personales.

(Visited 241 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista, editora audiovisual y Activista #ProVida #ProDiversidad #EnfermedadesRaras #WilsonDisease #MaladieWilson

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Amazonía: ¿Cómo conservar el conocimiento indígena ?

    Un estudio de la Universidad Javeriana (28 de enero) evaluó los cambios del conocimiento ecológico tradicional (TEK por sus(...)

  • Vida

    A Colombia le falta tristeza

    A Colombia le falta tristeza, de esa que paraliza ante la perdida de un ser querido. De esa que(...)

  • Colombia

    Abstención de abstenerse

    La Historia lo ha demostrado: "De tout temps la politique a été la science de l'absurdité", desde siempre, la política(...)

  • Vida

    Escenas en femenino

    I «¡Quiero cogerle esas teticas!», le gritó el hombre desde un camión. ¿Teticas?, se dijo, mientras miraba su pecho.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La recién aprobada ley 2061 del 22 de octubre de 2020,(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. glorialopez1128

    Me parece una excelente reflexión. Frente a la alternativa de regalar experiencias; desde hace un tiempo he empezado a hacer algunas modificaciones y en oportunidades he cambiado el regalo, por compartir un espacio de tiempo con esa(s) persona(s) a quienes aprecio pero con quienes difícilmente puedo encontrarme y les aseguro que el resultado es maravilloso; se renuevan afectos y se enriquece la relación.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar