Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nada más pesado que cruzarse con uno de esos nostálgicos que creen que todo tiempo pasado fue mejor. El presente es una maravilla, gracias a las redes sociales y a la tecnología podemos comenzar y terminar una relación sentimental sin verle la cara a la otra persona.

Hay gente que culpa a los aparatos tecnológicos de volvernos peores personas, como si para eso necesitáramos ayuda. Recuerdo ese informe de la revista ‘CyberPsychology and behaviour Journal’ que dio a conocer que WhatsApp acabó con 28 millones de relaciones por culpa del ‘doble check’. A muchos les dio un ataque de sentimentalismo y señalaron a la aplicación como si fuera un peligroso criminal: nacido para aniquilar al amor. Por donde se le mire es una ingenuidad pensar que la maldad del ser humano proviene de las armas, los programas del computador o del exprimidor automático de naranjas, es como decir que lo de Hiroshima fue responsabilidad de la bomba atómica y no de Harry Truman. Pero así somos.

Un gran paso sería ver el lado bueno de las cosas del presente y dejar de lloriquear por las que se extinguieron. Atrás quedaron el VHS, el teléfono de disco de la casa de los abuelos y los álbumes familiares. Ahora los celulares y las redes sociales evitan situaciones incómodas del pasado, como la primera cita o pedir ‘la entrada’ en la casa de los suegros. Hoy con las aplicaciones se le puede coquetear y ‘manosear’ a la otra persona durante un almuerzo familiar sin que nadie se entere. Difícil pensar que alguien quiera algo diferente, en este país de godos sería una brutalidad exponerse.

WhatsApp se convirtió en la mejor casa de citas a ciegas. Son 600 millones de usuarios -12 veces la población de Colombia-, pegados al teléfono, compartiendo 700 millones de fotos y 54 millones de mensajes de texto al día. El futuro es esto, nuestras relaciones son un código binario: mensajes de voz, ‘selfies’, fotos en bola y ‘te amo’ navegan en la red, saltan de casa en casa y de país en país en cuestión de segundos. Es una pena que algunos reduzcan el romanticismo del amor a un mundo análogo que ya no existe, el futuro está cargado de desarrollo tecnológico y el amor y los humanos somos quienes debemos adaptarnos.

Muchas relaciones comienzan ahora por Internet, es una ruta sencilla: de Tinder se pasa a WhatsApp, de ahí a la cama y luego al Facebook. Puede que todavía se den esos casos de amor a primera vista en un aeropuerto o en la estación de tren –difícil que pase en Colombia que solo tiene una ciudad con metro-, pero hay que aceptar estas nuevas formas de ser.

Toda relación es una conexión y mirándolo de forma sencilla, se puede acabar con el amor de la vida bloqueándolo de WhatsApp.

@jimenezpress

 

(Visited 501 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Sobreviviente de tres novias santandereanas, catador de dramas cotidianos y fenómeno internacional de la autoayuda.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Mi padre, 'El Japonés'

    [caption id="attachment_933" align="alignleft" width="1024"] Mi padre Rubén Darío Jiménez Pabón, 'El Japonés' (QEPD) 1954 - 2020[/caption] No creo que(...)

  • Opinión

    Todo pierde sentido

    Cuando crecemos la vida pierde sentido y no hablo de existir, que es grandioso, sino de la vida que(...)

  • Vida

    Comenzar de nuevo

    Hoy siento que estoy mejor que hace algunos años y no hablo de la situación económica sino de la(...)

  • Vida

    Gabriela

    Lo  más triste de alejarse de alguien es que se convierte de nuevo en un extraño. Un día estamos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El amor incondicional es aquel que entrega todo a cambio de(...)

2

Mas de 43 años han pasado desde que se descubrieran los(...)

3

Tres futbolistas que hicieron parte de la Selección Colombia femenina sub-17(...)

7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ferneygerardo.gironbarco

    Para el señor Jorge Jiménez, puede que tenga mucho estudio pero se ve lo mala persona que es, un individuo insociable por naturaleza, como se le ocurren semejantes babosadas, al decir que es mejor enamorar por un aparato y manosear por este medio, será que nunca ha tenido a una mujer en sus brazos? Déjese de tonterías y de verdad que todo tiempo pasado fue mejor. Porqué escudarse tras de un elemento inanimado para hacer amistades o conquistas? acaso no es capaz de socializar en el medio en el cual actúa?

  2. Esto es mucho huevo n. Todo los días salen mas y mas artículos acerca del distanciamiento del ser humado por los chats y redes sociales, del gran vacio y soledad que está viviendo la juventud por estas practicas, y ahora sale con que que chimaba pues. Que horror de idiota.

  3. Se podrá tener menos cerebro en la vida? Qué artículo tan mediocre! Se nota que el autor, es el típico poco hombre que no es capaz de levantar una mujer si no es detrás de un medio cobarde como Tinder, Facebook o WhatsApp. Viejo, los hombres de verdad, encaramos y vamos de frente, mirando a los ojos y con la valentía para recibir un no como respuesta. Esos que definen las redes sociales pal levante son todos unos “paju3los”.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar