Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La revista Time lo escogió a usted y a mi como usuarios de la Internet, como el "persona del año". Por años, esta distinción se les atribuía, bajo el lema que "la historia del mundo no es más que la biografía de grandes hombres", a hombres y mujeres que haya tenido ese impacto en el mundo durante el año que acaba de pasar.

Sin embargo, el 2006 se miró con otra lente distinta y se encontró otra historia: una historia sobre la comunidad y la colaboración en escalas nunca antes vistas. Es sobre el compendio de conocimiento en Wikipedia y la "red de televisión de las personas" en YouTube, y en la metrópoli MySpace. Es ayudarse unos a otros sin nada a cambio, y saber que esto no solo cambiará al mundo sino que cambiará la forma en que el mundo cambia.

Son dos los grandes componentes necesarios para que esta revolución haya tenido el resultado de merecerle el titulo de "persona del año". El primero es el avance de las tecnologías de Internet que han pasado a lo que se conoce como la Web 2.0 y que ya miraremos en detalle. El segundo, pero más importante es el usuario y su necesidad (o apatía) de comunicar e interactuar.

La Web 2.0 como se ha llamado a soluciones que se utilizan para blogs, wikis, y demás, precisamente está diseñada para hacer de la colaboración y la creación grupal de contenido una "forma de vida". El éxito alcanzado por sitios como Wikipedia, YouTube, MySpace, Blogger, y otros sitios de participación similar ha sido prueba de esta creación grupal.

Adicionalmente, toda esta tecnología está disponible en forma gratuita, y no tiene costo para quien quiera participar de ella, y es muy fácil de usar. Tener un sitio Web donde compartir sus intereses en un blog, o colocar su propio álbum de fotos y videos para compartir no tiene mayor ciencia y ningún costo. Lo que si requiere es tener el contenido o producirlo, y persistencia para mantenerlo, lo más difícil de todo esto. Las herramientas para incorporar información son muy sencillas de usar, y se fincan sobre experiencias anteriores, por ejemplo, el uso de botones en un procesador de palabra para crear viñetas o resaltar con negrillas un texto, y se presentan estas mismas opciones para editar el texto que será incorporado en un blog.

El segundo componente, usted y yo, los personajes del año, es el más complejo de analizar, porque cada uno es distinto, cada uno maneja sus temores y su intención de compartir o no conocimiento en forma desinteresada. La participación con contenido públicamente disponible en la red implica despegarse de querer algo a cambio, y participar en forma desinteresada para el beneficio común. Difícil esto en un medio donde por más de 15 años nos han inculcado que el conocimiento es el activo más valioso que tenemos y que ahora nos invitan a compartirlo gratuitamente.

Comentar en sitios públicos, aportar conocimiento, agregar entradas en una enciclopedia, son de las actividades que podemos todos hacer, sin embargo son muchos más los que pasan, leen y obtienen información, que los que aportan. Viendo las estadísticas de Wikipedia nos da una luz sobre las diferencias en la participación del contenido en español sobre los demás idiomas. Wikipedia tiene más de un millón seiscientos mil artículos en inglés, y solo ciento noventa y tres mil en español. Claro, el inglés es, sino el más, de los más comunes en el mundo. Pero en idiomas como italiano (237,000 artículos) y en alemán (532,000) artículos nos llevan una delantera muy amplia, con mucha menos penetración del idioma.

Los blogs no se quedan atrás en la falta de participación. Y no podríamos decir que es la temática, porque en inglés la participación es monumental, mientras que los comentarios en blogs en español, que no sean sobre fútbol o sexo, es muy precaria, aunque las visitas al contenido son también altas. Los programas de descarga de música ponen sobrenombres a los que toman y los que suben contenido. A los primeros los llama leechers (sanguijuelas), quienes se aprovechan del contenido sin aportar nada, o de manera muy ínfima. A los segundos, quienes suben contenido se les llama Seeders (o sembradores), y lo ideal es que haya un balance entre lo que obtenemos y lo que aportamos.

Consideramos que el tema es de actitud y ganas de compartir. No se quede quieto. Aporte su granito de conocimiento, cree un blog, comente en los que visita, comparta sus fotografías de sus viajes, escriba una entrada en una enciclopedia, use su espacio que le da su cuenta de Messenger. SEA la "persona del año".

¿Estaremos equivocados? Comente aquí!

 

(c) 2007 José Camilo Daccach T.

(Visited 58 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

José C. Daccach (Cali, Colombia, 1960). Más de 24 años propendiendo por el uso y aplicación de las tecnologías de información y comunicaciones en la obtención de ventajas competitivas y aumento de la productividad. Me motiva la constante búsqueda de soluciones simples y efectivas a problemas complejos. En constante búsqueda de soluciones mediante la aplicación del pensamiento inductivo.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

El viernes fue un día muy especial, pues tuve una de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar