Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
tablero

Twitter: @jeronimorivera

Este 21 de octubre de 2015, un Delorean volador proveniente de 1985, aterrizará en un pequeño pueblo californiano.  No se trata de una profecía, ni mucho menos, pero millones de fanáticos en el mundo esperan esta fecha desde que en 1989 Robert Zemeckis la escogiera como punto de llegada en el futuro para el viaje en el tiempo de Marty McFly protagonista de la saga “Volver al futuro”.  Por estos días muchos cedemos a la tentación de hablar de este tema, pues pocas veces el cine nos ha ofrecido la oportunidad de comparar ficción y realidad, a partir de una fecha concreta.

La puerta de la casa de Jeniffer es abierta por su huella digital y la casa "la saluda".

La casa de Jeniffer la “reconoce” por su huella y la saluda.

Mucho se ha dicho ya sobre la patineta y los autos voladores, los tenis y chaquetas autoajustables y los inventos que la película ochentera presentó. “Volver al futuro”, sin embargo, no es estrictamente una película de ciencia ficción porque, a pesar de que nos explica algunas teorías, su concepción del hipotético 2015 del futuro es más lúdica que científica.  Sin embargo, algunos temas que aparecen en la película hacen parte de nuestra vida cotidiana. Juzguen ustedes.

1. Invasión a la privacidad: No sólo los gobiernos, sino también las grandes corporaciones como Google y Facebook (dueño de Whatsapp) tienen acceso a muchísima información de cada uno de nosotros.  Nuestros gustos, hábitos, intereses y opiniones están a su alcance y esto ha llevado a la emergencia de lo que algunos denominan la web 3,0 (un entorno semántico intuitivo diseñado para cada usuario). La ruptura de la frontera entre vida pública y privada ahora no es un problema exclusivo de las celebridades, cualquiera puede ser famoso en el mundo por las mejores o peores razones.

Visión del Dr. Brown de la captura de la pandilla de Tannen...anticipo de las Google Glass

El Dr. Brown ve información de la pandilla de Tannen a través de sus lentes.

En la película se usan las huellas digitales como mecanismo de identificación (hoy se usa la identificación biométrica para procesos electorales, acceder a edificios, abrir nuestro carro, desbloquear nuestro celular, entre otros). Usan gafas que permiten ver información particular de cada persona  (Google Glass ofrece lo mismo), los pagos se pueden hacer electrónicamente (el E-commerce es cada vez más usado y podemos pagar con tarjetas en muchos establecimientos) y hay cámaras que todo lo vigilan (hoy los drones pueden acceder a cualquier lugar con facilidad vulnerando la privacidad y seguridad de cualquiera).

2. Intercomunicación permanente:  Una obsesión actual es la de estar permanentemente conectados.  No hay peor tragedia que dejar el celular en la casa o que nos corten el Internet, así sea unos minutos.  En la película los miembros de la familia se sientan a la mesa y cada uno está mirando contenidos en sus gafas (parece un retrato de un almuerzo familiar en donde todos miran sus pantallas) y también aparece una escena en donde el McFly de 2015 habla con su jefe a través del televisor (hoy vamos más lejos y gracias a programas como Skype, podemos hacer videollamadas desde nuestros teléfonos a cualquier lugar del mundo).

Los hijos están conectados a sus propias pantallas y contenidos.

Los hijos están conectados a sus propias pantallas y contenidos.

El jefe de Marty lo despide por videoconferencia.  Hoy muchos han sufrido toda clase de rupturas por mensajes de texto y whatsapp.

El jefe de Marty lo despide por videoconferencia.

 

 

 

 

 

 

3. Entretenimiento y múltiples pantallas:  En su visita a 2015, Marty McFly se vio rodeado de pantallas.  Desde el camarero que le toma la orden en el “Café 80’s” hasta el enorme holograma de “Tiburón 19” que amenAza con comérselo, las pantallas están en todas partes. Multioferta de canales de programación (como los que ve el joven hijo de Marty en su televisor), Simuladores de realidad virtual (como las ventanas digitales de la película), Juegos intuitivos que capturan el movimiento del cuerpo (y que nos permiten jugar sin manos, como insinúa el niño que se extraña al ver que éstas se usaban en los 80’s), oferta dirigida a cada usuario y el culto al entretenimiento hoy hacen parte de casi todas las esferas de nuestra vida, privilegiando muchas veces la forma y la experiencia sobre el contenido.

muchas pantallas

El hijo de Marty ve varias pantallas de tv al mismo tiempo.

4. Culto a la nostalgia: Es curioso que el hijo de Marty McFly prefiera como punto de encuentro con su antagonista al Café 80’s.  Ese culto a la nostalgia, que aparece como un guiño en la película, está cada vez más presente hoy.  Desde las películas reencauchadas (tema del que hablé aquí) hasta los bares y emisoras temáticas de casi todas las décadas hasta la moda que, a diferencia de lo que pasa en la película, hoy se parece más al pasado que a un cibernético futuro.
Café 80's de la película.
5. Medio ambiente: 
A pesar de los grandes avances en la investigación medioambiental y en el uso de energías renovables y basadas en la reutilización de los desechos, el petróleo sigue siendo el motor de la sociedad actual. En este punto la película fue optimista al mostrar que el Delorean del futuro puede ser impulsado por basura, pues la realidad nos muestra que mientras los grupos petroleros mantengan su inmenso poder, otro tipo de energía no será preponderante.  Por el contrario, se empieza a ver el esfuerzo de muchos gobiernos del mundo por impedir o castigar el uso de fuentes de energía como la eólica o la solar.  Están comprobadas las ventajas del automóvil eléctrico y hay interesantes experimentos como el autobús británico que funciona con energía de los excrementos, pero obviamente hay intereses económicos que no permitirán en el corto plazo que esto se popularice. 

MrFusion_B2TTF

El Dr. Brown impulsa su automóvil con energía proveniente de basura.

Más allá de la propuesta estética de la película y los curiosos aparatos que nos muestra, hay temas que anticipó y que sí hacen parte de nuestra vida actual.  Lastimosamente en Colombia no solo no se hace justicia más rápidamente si no que el retraso en la infraestructura vial de ciudades como Bogotá nos hace suspirar al escuchar una frase como “En el futuro no necesitaremos carreteras”. 

Para ver otros textos sobre cine y cultura visita Jerónimo Rivera Presenta

Twitter: @jeronimorivera
Youtube: 
Jerónimo Rivera

Anteriores entradas:

(Visited 3.421 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Engañar al algoritmo

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

    -->

    Crédito: iStock

    Twitter: @jeroriveracine

    Seguramente te ha pasado que pasas largos intervalos de tiempo frente a tu plataforma de streaming y sientes que no hay nada nuevo para ver o que nada te satisface. Es lógico también que después de tantos meses de pandemia las opciones se reduzcan y el tedio aparezca. Sin embargo, ¿no es extraño que "no encontremos nada" si tenemos plataformas con miles de contenidos a nuestra disposición?

    En otros tiempos, las opciones eran limitadas (en Colombia solo teníamos dos canales de tv en los 80s) pero hoy, ante la gran cantidad de información disponible, es común pasar más tiempo buscando que encontrando material. Para esa búsqueda, y como base misma de su funcionamiento, las plataformas inventaron un algoritmo que, usando fórmulas matemáticas, permite diseñar una oferta de contenidos personalizada para cada usuario. El algoritmo es lo mejor que ha podido pasar en los contenidos audiovisuales en las últimas décadas, y al mismo tiempo lo peor.

    Lo maravilloso del algoritmo es que nos permite ver otros contenidos similares a los que acabamos de ver y, de esta forma, encontrar productos que suelen gustarnos. Lo malo es, justamente, que estos productos se agotan y el algoritmo sigue recomendando otros que tienen alguna relación con lo que nos gusta pero que pueden tener una calidad muy inferior. Al pretender facilitar nuestra búsqueda, el algoritmo limita nuestra libertad de elegir, llevándonos a la sensación de que ya "no hay nada para ver".

    Un paso lógico sería, entonces, ir a las redes sociales para ver las recomendaciones realizadas por nuestros amigos y contactos. Seguramente te sorprenderías de ver la cantidad de coincidencias entre todos ellos pues, lógicamente, las redes sociales también manejan algoritmos que solo nos dejan ver aquella información que coincide con nuestras ideas y expectativas. Es triste perder el tiempo viendo muchas series o películas "populares" que son realmente de muy mala calidad. Recuerda que lo popular no siempre es lo mejor. ¿Estamos entonces condenados a un bucle de recomendaciones que nos atrapa en ciclos de contenidos similares? Ciertamente no.

    Es importante entender, primero que todo, que aunque hay personas detrás de estas compañías, muchos procesos de clasificación y asociación son hechos por inteligencia artificial (bots), que en ocasiones usan categorías poco certeras y hasta absurdas para clasificar los contenidos y que suelen asociarlos sin considerar criterios de calidad. En días recientes, me sorprendí con el género inventado por Netflix de "suspenso insostenible" que es, justamente, lo que el suspenso no debería ser. Así las cosas, quiero recomendarte algunas pistas para "hackear" o engañar el algoritmo de plataformas como Netflix para acceder a series y películas de buena calidad y no quedarnos en las recomendaciones más obvias:

    1- Las categorías que aparecen en la plataforma son muy pocas y limitadas y es realmente difícil hacer una búsqueda si no sabes exactamente lo que estás buscando. En el caso de Netflix, una buena recomendación es acudir a páginas como Netflix Code, que poseen los códigos de muchas categorías que no encontrarás tan fácilmente. Aquí puedes acceder.

    2- Sigue las recomendaciones y lee críticas y reseñas de expertos o personas en cuyo criterio confíes para armar tus propias listas a partir de tus gustos e intereses.

    3- Busca directamente tus directores, actores o guionistas favoritos en la plataforma.

    4- Busca películas que te hayan gustado en el pasado y márcalas positivamente para que el algoritmo refine tus búsquedas.

    5- Hazle caso a la recomendación de la misma plataforma: en lo posible, no prestes tu contraseña. Esto haré que "ensucien" las recomendaciones.

    6- Borra del historial los contenidos que te arrepientes de haber visto. Al hacerlo, no te recomendarán productos similares. Puedes hacerlo en las opciones personales de tu cuenta.

    7- Califica los títulos que te gustaron positivamente pero, sobre todo, marca negativamente aquellos que no te gustan; esto también permitirá que no te recomienden nada similar.

    En resumen, se trata de tomar el control de tu propia experiencia de visualización y encontrar los "tesoros escondidos" que cada plataforma tiene y que, lamentablemente, se esconden detrás de los títulos populares e insulsos. Espero que estas recomendaciones te sirvan para que encuentres más y mejores productos audiovisuales para disfrutar en la comodidad de tu casa.

    La semana pasada iniciamos transmisión de los contenidos de mi canal "Amigos del cine" a través del Canal Nacional Universitario de TV Zoom.
    Aquí te puedes suscribir y activar las notificaciones. Tenemos más de 60 vídeos educativos sobre cine. Te invito a verlos y compartirlos. Esta semana te comparto uno de nuestros videos más recientes sobre la adaptación de libros al cine. Aquí puedes verlo.

    Para ver más textos sobre cine y cultura, visita Jerónimo Rivera Presenta.

    Sígueme en Twitter y en mi página de Facebook

  • Entretenimiento

    Diez grandes directores de cine con más de ochenta años

    Twitter: @jeroriveracine Agosto es el mes del adulto mayor y en los difíciles tiempos actuales mucho se ha discutido sobre las(...)

  • Colombia

    Repensar el cine colombiano

    Twitter: @jeroriveracine La década de los años 90 fue una época oscura para el cine latinoamericano. Los países líderes(...)

  • Entretenimiento

    La sinfonía final de Ennio Morricone

      [caption id="attachment_3200" align="aligncenter" width="432"] Ennio Morricone - EFE[/caption] Twitter: @jeroriveracine Nos ha dejado un maestro de la música,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La muerte del futbolista argentino Diego Armando Maradona volvió a sembrar(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. llegoelcirco

    Pero le pegaron a lo de las modas ridículas como las que visten el nieto de biff y sus amigos, si las compara con la moda reggetonera, otaku, hipster y otros engendros. Ademas al final de la primera película cuando el Doc llega a 1985 y le dice a Marty que habrá un gran problema con ellos en el futuro y Marty le contesta: “Que pasara Doc, nos volveremos idiotas?” SE CUMPLIÓ!!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar