Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
tablero

Twitter: @jeronimorivera

Este 21 de octubre de 2015, un Delorean volador proveniente de 1985, aterrizará en un pequeño pueblo californiano.  No se trata de una profecía, ni mucho menos, pero millones de fanáticos en el mundo esperan esta fecha desde que en 1989 Robert Zemeckis la escogiera como punto de llegada en el futuro para el viaje en el tiempo de Marty McFly protagonista de la saga “Volver al futuro”.  Por estos días muchos cedemos a la tentación de hablar de este tema, pues pocas veces el cine nos ha ofrecido la oportunidad de comparar ficción y realidad, a partir de una fecha concreta.

La puerta de la casa de Jeniffer es abierta por su huella digital y la casa "la saluda".

La casa de Jeniffer la “reconoce” por su huella y la saluda.

Mucho se ha dicho ya sobre la patineta y los autos voladores, los tenis y chaquetas autoajustables y los inventos que la película ochentera presentó. “Volver al futuro”, sin embargo, no es estrictamente una película de ciencia ficción porque, a pesar de que nos explica algunas teorías, su concepción del hipotético 2015 del futuro es más lúdica que científica.  Sin embargo, algunos temas que aparecen en la película hacen parte de nuestra vida cotidiana. Juzguen ustedes.

1. Invasión a la privacidad: No sólo los gobiernos, sino también las grandes corporaciones como Google y Facebook (dueño de Whatsapp) tienen acceso a muchísima información de cada uno de nosotros.  Nuestros gustos, hábitos, intereses y opiniones están a su alcance y esto ha llevado a la emergencia de lo que algunos denominan la web 3,0 (un entorno semántico intuitivo diseñado para cada usuario). La ruptura de la frontera entre vida pública y privada ahora no es un problema exclusivo de las celebridades, cualquiera puede ser famoso en el mundo por las mejores o peores razones.

Visión del Dr. Brown de la captura de la pandilla de Tannen...anticipo de las Google Glass

El Dr. Brown ve información de la pandilla de Tannen a través de sus lentes.

En la película se usan las huellas digitales como mecanismo de identificación (hoy se usa la identificación biométrica para procesos electorales, acceder a edificios, abrir nuestro carro, desbloquear nuestro celular, entre otros). Usan gafas que permiten ver información particular de cada persona  (Google Glass ofrece lo mismo), los pagos se pueden hacer electrónicamente (el E-commerce es cada vez más usado y podemos pagar con tarjetas en muchos establecimientos) y hay cámaras que todo lo vigilan (hoy los drones pueden acceder a cualquier lugar con facilidad vulnerando la privacidad y seguridad de cualquiera).

2. Intercomunicación permanente:  Una obsesión actual es la de estar permanentemente conectados.  No hay peor tragedia que dejar el celular en la casa o que nos corten el Internet, así sea unos minutos.  En la película los miembros de la familia se sientan a la mesa y cada uno está mirando contenidos en sus gafas (parece un retrato de un almuerzo familiar en donde todos miran sus pantallas) y también aparece una escena en donde el McFly de 2015 habla con su jefe a través del televisor (hoy vamos más lejos y gracias a programas como Skype, podemos hacer videollamadas desde nuestros teléfonos a cualquier lugar del mundo).

Los hijos están conectados a sus propias pantallas y contenidos.

Los hijos están conectados a sus propias pantallas y contenidos.

El jefe de Marty lo despide por videoconferencia.  Hoy muchos han sufrido toda clase de rupturas por mensajes de texto y whatsapp.

El jefe de Marty lo despide por videoconferencia.

 

 

 

 

 

 

3. Entretenimiento y múltiples pantallas:  En su visita a 2015, Marty McFly se vio rodeado de pantallas.  Desde el camarero que le toma la orden en el “Café 80’s” hasta el enorme holograma de “Tiburón 19” que amenAza con comérselo, las pantallas están en todas partes. Multioferta de canales de programación (como los que ve el joven hijo de Marty en su televisor), Simuladores de realidad virtual (como las ventanas digitales de la película), Juegos intuitivos que capturan el movimiento del cuerpo (y que nos permiten jugar sin manos, como insinúa el niño que se extraña al ver que éstas se usaban en los 80’s), oferta dirigida a cada usuario y el culto al entretenimiento hoy hacen parte de casi todas las esferas de nuestra vida, privilegiando muchas veces la forma y la experiencia sobre el contenido.

muchas pantallas

El hijo de Marty ve varias pantallas de tv al mismo tiempo.

4. Culto a la nostalgia: Es curioso que el hijo de Marty McFly prefiera como punto de encuentro con su antagonista al Café 80’s.  Ese culto a la nostalgia, que aparece como un guiño en la película, está cada vez más presente hoy.  Desde las películas reencauchadas (tema del que hablé aquí) hasta los bares y emisoras temáticas de casi todas las décadas hasta la moda que, a diferencia de lo que pasa en la película, hoy se parece más al pasado que a un cibernético futuro.
Café 80's de la película.
5. Medio ambiente: 
A pesar de los grandes avances en la investigación medioambiental y en el uso de energías renovables y basadas en la reutilización de los desechos, el petróleo sigue siendo el motor de la sociedad actual. En este punto la película fue optimista al mostrar que el Delorean del futuro puede ser impulsado por basura, pues la realidad nos muestra que mientras los grupos petroleros mantengan su inmenso poder, otro tipo de energía no será preponderante.  Por el contrario, se empieza a ver el esfuerzo de muchos gobiernos del mundo por impedir o castigar el uso de fuentes de energía como la eólica o la solar.  Están comprobadas las ventajas del automóvil eléctrico y hay interesantes experimentos como el autobús británico que funciona con energía de los excrementos, pero obviamente hay intereses económicos que no permitirán en el corto plazo que esto se popularice. 

MrFusion_B2TTF

El Dr. Brown impulsa su automóvil con energía proveniente de basura.

Más allá de la propuesta estética de la película y los curiosos aparatos que nos muestra, hay temas que anticipó y que sí hacen parte de nuestra vida actual.  Lastimosamente en Colombia no solo no se hace justicia más rápidamente si no que el retraso en la infraestructura vial de ciudades como Bogotá nos hace suspirar al escuchar una frase como “En el futuro no necesitaremos carreteras”. 

Para ver otros textos sobre cine y cultura visita Jerónimo Rivera Presenta

Twitter: @jeronimorivera
Youtube: 
Jerónimo Rivera

Anteriores entradas:

(Visited 3.832 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jerónimo Rivera Betancur: Doctor en comunicación. Profesor universitario, autor de seis libros sobre cine, investigador en temas de imagen y cultura y fundador de la Red Iberoamericana de Investigadores Audiovisuales pero, antes que nada, cinéfilo. Web: www.jeronimorivera.com Canal de Youtube: Amigos del Cine.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. llegoelcirco

    Pero le pegaron a lo de las modas ridículas como las que visten el nieto de biff y sus amigos, si las compara con la moda reggetonera, otaku, hipster y otros engendros. Ademas al final de la primera película cuando el Doc llega a 1985 y le dice a Marty que habrá un gran problema con ellos en el futuro y Marty le contesta: “Que pasara Doc, nos volveremos idiotas?” SE CUMPLIÓ!!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar