Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Si algo quedó demostrado durante el año pasado es que la transformación digital avanza a pasos agigantados y la adopción de nuevas soluciones tecnológicas es una prioridad para los distintos sectores de la sociedad. El ámbito empresarial no ha sido ajeno a estos cambios, todo lo contrario, podría decirse que ha sido protagonista, reafirmando la utilidad de herramientas como la inteligencia artificial, el análisis de datos, el sistema de la nube, los bots, entre otras.

Era inevitable, entonces, que estas transformaciones no influyeran en la estructura de la fuerza laboral. Mientras hemos tratado de seguirle el ritmo a la era digital, las preocupaciones sobre el futuro del trabajo ocupan nuestra mente: ¿habrá que competir con las máquinas por un trabajo? ¿seremos obsoletos? ¿cómo deberemos evolucionar?

Las preguntas son muchas más, pero giran alrededor de un solo asunto: el impacto de la automatización, la digitalización y el avance de la tecnología sobre el mercado laboral. Lo cierto es que no se trata de imaginar un escenario apocalíptico, en el que debamos librar una batalla contra las máquinas y solo haya espacio para la supervivencia de uno sobre otro.

Más que una competencia, nuestra tarea es comprender que somos los creadores de esta tecnología, cuyo propósito es servirnos, y por ello debemos encontrar las formas en que podemos trabajar como aliados. Y esto solo será viable si descubrimos cuál es el valor añadido que tenemos para el mercado laboral y en qué consiste el potencial humano.

De acuerdo con el informe del Banco de la República titulado Moderada recuperación del empleo en 2021 y dinámica de las vacantes en oficios automatizables durante la pandemia – Reporte del Mercado Laboral (RML), algunas ocupaciones elementales, que requieren habilidades menos complejas, tienden más a ser realizadas por máquinas. Según sus estimaciones, los índices más bajos de automatización los tienen técnicos y profesionales a nivel medio, los profesionales y científicos, los directores y gerentes.

Las posiciones mencionadas exigen una formación más especializada y de un importante poder de decisión que es propio de los seres humanos. De ahí que sea urgente que las personas se capaciten en las nuevas habilidades que demanda el mercado laboral.

Según el Foro Económico Mundial, las 10 habilidades más requeridas en estos tiempos son: pensamiento analítico e innovación; aprendizaje activo y estrategias de aprendizaje; resolución de problemas complejos; análisis y pensamiento crítico; creatividad, originalidad e iniciativa; liderazgo e influencia social; uso, monitoreo y control de tecnologías; resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad; y razonamiento, solución de problemas e ideación.

Se trata, entonces, de una combinación de fortalezas humanas con habilidades técnicas, lo que permita que la tecnología sea solo complementaria a nuestro trabajo y no al revés. Por lo que resulta crucial una recapacitación y formación especializadas que se adapte a las necesidades de la sociedad, pues no podemos esperar que nuestros conocimientos actuales sean suficientes para responder a los retos de una época como la que estamos viviendo.

Más que referirnos al efecto destructor de la automatización y el avance tecnológica sobre el empleo, debemos hablar de una transformación, de una transición hacia nuevos oficios, más complejos y en los que el potencial humano sea estrella.

El estudio Decoding Global Reskilling and Career Paths, de Boston Consulting Group y The Network, indica que más de dos tercios de los trabajadores encuestados tienen interés en formarse en otras habilidades y reforzar las adquiridas a lo largo de su vida laboral.

Desde la educación es fundamental actualizar las mallas curriculares de las distintas instituciones, iniciando por los niveles más básicos (como la primaria y el bachillerato) hasta los más técnicos y especializados. Así tendremos graduados mejor preparados para afrontar los desafíos que conlleve la vida profesional.

El futuro parece estar a la vuelta de la esquina y exigirá cada vez más de nosotros para adaptarnos con eficiencia a los cambios que traerá. Respondiendo a la pregunta de si seremos obsoletos, cabe decir que la preparación y adaptación serán la clave para garantizar nuestra vigencia.

(Visited 121 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

María del Pilar Barrios es Country Manager de Unísono Colombia. Es administradora de empresas, con especialización en Gerencia de Marketing y en Administración de Riesgos Financieros. Tiene amplia experiencia en el sector de BPO, consultoría y software para el sector financiero, telecomunicaciones, servicios públicos, retail y real, en las áreas comercial y marketing.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“OMAR TA SATT” tras escuchar estas palabras al cierre de una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar