Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La comunidad calla y la Policía ignora el fenómeno. Así, actuando como si no existieran, las peleas de perros en Bogotá hacen parte del mundo subterráneo de la ciudad en el que se juegan fortunas y se apuesta el futuro. Y claro, se ejerce el maltrato animal en su máxima expresión sin que sus defensores puedan hacer algo para salvarlos o al menos aliviarles su dolor.

El grado de escolaridad no importa. Van de todos los niveles. La edad tampoco, aunque proliferan los jóvenes, gente que tiene entre 18 y 35 años de edad. Y de la profesión, no hay que hablar. Así como van estudiantes y profesionales, también proliferan quienes ejercen el delito. A todos los identifica la marca de esta cruel afición: la clandestinidad y la ilegalidad.

A los anillos de seguridad que han armado en torno a las casas donde opera el negocio de enfrentar perros hasta la muerte a cambio de unos o muchos pesos no tienen acceso los curiosos que dicen ir a mirar si les gusta o no. En el mundo de las peleas de perros esas personas son posibles ‘sapos’. Allí se va a apostar para ganar o perder, y el dinero es la carta de presentación.

Así como se pueden apostar 50 mil pesos, se puede llegar a dos millones o a 10 millones. De eso no hay certeza porque las noticias en torno a estos lugares son clandestinas, contadas en baja voz por quienes han logrado entrar, pero no hablan en voz alta. Esas voces han visto personas perder su casa o el carro, en medio de una pelea.

Los vecinos tienen poco qué hacer. Solo saben que ciertas fiestas en las que el alto volumen de la música ahoga el aullido de los perros y los gritos desenfrenados de los apostadores son lugares prohibidos para la rumba sana. Allí no se entra, se pasa por el frente y se ignora el lugar. Los que pasan saben que se encontrarán con un mundo en que los perros se juegan la vida a dentelladas y los apostadores consumen licor y drogas al ritmo de las peleas.

Las autoridades saben que hay peleas de perros en el norte, oriente, occidente y sur, en garajes, bodegas y casas. Se conoce de invitaciones por redes sociales para asistir a peleas en zonas como El Tunal, Kennedy, Cedritos, San Cristóbal y convocatorias a las afueras de la ciudad.

Pero ese tema no se persigue. Camuflados entre los más de 5.550 barrios que tiene Bogotá, las rondas de los agentes de policía no incluyen estos negocios, que en caso de ser sorprendidos simplemente cambian de casa o de barrio.

Este es un negocio ilegal, cruel y clandestino bien organizado: hay promotores, organizadores y entrenadores.

Los perros que se salvan de las peleas difícilmente van al veterinario. Lo usual es que les curen las heridas domésticamente y los animales terminen muriendo por infecciones o daños que no sanan. Los cuerpos de estos luchadores de acero, como los llaman, son enterrados en lotes y potreros, mientras son reemplazados con nuevos peleadores.

Twitter: @JoseLRamirezM

(Visited 13.064 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de la Universidad de la Sabana de Bogotá en Ciencias de la Comunicación Social y periodismo, con diplomado en Periodismo Público de la Unión Europea y la ESAP y posgrado en Ciencias Políticas para Latinoamérica y Criminalística de la Universidad de Salamanca (España). Maestría en Periodismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (España) y Especialización en Docencia Universitaria de la UCC. Durante 20 años he ejercido el periodismo en radio y televisión. Durante este tiempo, simultáneamente, he estado vinculado a la cátedra universitaria y a la dirección de trabajos de investigación en las áreas de periodismo público y comunicación social.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cómo es de costumbre, este 20 de Septiembre inició la Asamblea(...)

2

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

16 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La situación de estos seres es critica, autoridades deben desarticular este tipo de negocios ilícitos e inhumano con los animales mas no ignorarlos. Los animales son seres vivos manipulables por el ser humano y sufren el dolor consecuencia de los placeres superficiales del hombre. No obstante este tipo de actividades incentiva la delincuencia y el consumo de estupefacientes. BUEN ARTICULO

  2. Que miseria la del ser humano…hacerle daño a un ser tan maravillo como los perritos?y con cualquier animal…ellos son almas ….lo dice la biblia ….los animales son almas y el creador nos a encargado su cuidado….cuidado por el cual ajustará cuentas con los miserables

  3. mariocabalfig0728

    Este es uno de lo casos en q la polocia se hace el “de la vista gorda “si esto sucede con los animales q podemos pensar con los abusos sexuales cometidos por ellos mismos? Sociedad hipócrita y enferma

  4. Eso es viejo.Pero dejen que la costumbre prolifere y los carniceros que programan y ven ese horror, lo conviertan en parte de la cultura, que no puede prohibirse,pues seguramente habrá algún gallero o ‘taurino’ en una alta corte que se regicije con la sangre.

  5. dianaalejandra877227

    Terrible realidad para los pobres perros que son usados, maltratados por una plata cochina, lo único que puede asistir a algo así son psicópatas enfermos y la escoria de la sociedad. Ojalá hagan algo es muy triste

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar