Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Final.jpg
Hace unos días veía el final de una película que me sobrecogió: Tarde de Perros, con Al Pacino. Esa en la que roba un banco e involucra a un inexperto compañero en su aventura por obtener el dinero que usará para el cambio de sexo de un tipo que dice amar. Solo los tres últimos minutos me dejaron mudo. Se preguntarán ¿y qué carajos tiene que ver con el tema de este post? El atraco, que debía durar tan solo 10 minutos, duró 8 horas. Los rehenes ya les tenían simpatía. La gente estaba histérica en la calle. En el fondo, sin importar los motivos de semejante despropósito (por cierto, una historia  de la vida real) yo no quería que a Sonny y a Sal les pasara algo malo. Más aún, que la película no se acabara. Pero se acabó.
La analogía que trato de establecer es apenas un ejemplo de la vida cotidiana: hay cosas que parecen no durar más que diez minutos y, sin embargo, se quedan en la mente por mucho tiempo…hasta cuando acaban. Harry Potter era de esas cosas que parecían episódicas, un libro más para las estanterías olvidadas de las bibliotecas, una película de blockbuster o de relleno los domingos en la tarde. Pero gracias a una combinación de factores, entre los que destaco el vacío que llenó un personaje de ficción tan cercano a la realidad de muchos niños y adolescentes, consiguió algo que muy pocas cosas en la cultura han obtenido: hacer mucho dinero y pasar a la posteridad.
Como libro su éxito es evidente: puso a leer a una generación dominada por las máquinas y el cada vez más temprano despertar sexual. Como películas le dio vida a un culto y una estética que, por más freak que se vea, es una identidad que reclamaron para sí jóvenes menores de 16 años, con serios abismos de comunicación en sus familias y con el deseo de encontrar un mundo a la medida de sus fantasías.
Podría hablarles del dinero hecho: cerca de diez mil millones de dólares si incluimos artículos de mercadotecnia, venta de sus DVD’s, parques temáticos, lo que quieran, y la cifra se queda corta. Pero la lectura que propongo de Harry Potter es como fenómeno cultural. ¿Tendrá el peso necesario para continuar dejando huella entre miles de fans imberbes que inevitablemente crecerán? ¿Cómo se imaginan la generación adulta que ahora llora por el final de una de las sagas más rentables de todos los tiempos? ¿Veremos en el 2018 su octava película en las tardes emocionantes de RCN? Y lo mejor ¿Habrá algún héroe que se le iguale o supere en la misma proporción?
Harry Potter es un héroe defectuoso, a pesar de su edad. No soporto sus lentes y esa cicatriz en la frente (al menos no tiene un disfraz con calzón afuera) Su actitud sobrada, en ocasiones. Sus amigos de baja autoestima que no desean opacarlo. Aún así, a pesar de la indiferencia que genera en muchas personas, es un absoluto regalo.
Si usted es fan de HP ¿qué cree que le aportó? ¿Qué mensaje le deja a la cultura un fenómeno de este tamaño?
Si usted odia o ignora a HP ¿qué le hubiera cambiado? ¿Cree que resistirá el paso del tiempo?
P.D. Mis condolencias a la familia y amigos de Mauricio Miranda, el reconocido libretista colombiano que nos abandonó la semana pasada. Esperamos que, como con su obra, su legado humano perdure…MENOS en el remake o reboot de La Mujer del Presidente…¡la idea más estúpida que se le pudo ocurrir a Caracol!
Sígame en Twitter @juanchoparada

juanchopara@gmail.com 
(Visited 164 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Social Media Manager. Cronista de TV, Cine, Cultura y Espectáculos. Calvo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En prisión el mundo parece más redondo. Se repite y se vuelve a repetir. La cárcel es penosa. Ellas y ellos esperan y se desesperan. Pero, en medio del silencio interno está una amiga de los emisores: La radio, pasión para vivir en prisión.

Priscila Hernández, periodista, nos comparte su encuentro con el equipo de "A Radio", emisora del Centro Penitenciario de A Lama en Pontevedra, Galicia. Gracias a Priscila por los materiales cedidos. 

 Lleva la entrevista a Priscila en Podcast
Lleve la entrevista Priscila equipo de la radio

En "A Radio" saben que son una emisora más en el cuadrante. Compiten durante 24 horas en el dial. En las ondas de libertad está una rumana que paga su error por drogas. Un español. Un portugués y un programa que marca el mejor registro de audiencia interno: "El son de la cárcel". 



Radio Chévere- Centro Penitenciario de Dones (Barcelona)
"Ante todo, lo que quiero que quede claro, no porque estemos presos, no todos somos criminales. Todos podemos caer en un error del cual nos podemos arrepentir y corregir. Tengo un futuro y unas metas. Se están descubriendo nuevos talentos dentro de las penitenciarías como el personal que trabaja en la radio" Video

Radio en la cárcel de Ibarra (Quito)
El abandono de la celda para llegar a la sociedad.  Reportaje elaborado por estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito para el programa Hora Hueca. Los estudios de la radio, el diseño de la programación, los guiones, los técnicos de la radio, las piezas musicales, las poesías y el poeta de la radio. El compromiso del emisor. Video I y II

Radio estación en Iquique (Arica)
Conozca la experiencia, los estudios, la programación, el grupo de trabajo y una estudiante de comunicación que, no por gusto, terminó haciendo sus prácticas en un nunca imaginado lugar. Video.

¿Qué puede hacer nuestra radio para apoyar a los privados de libertad?. Si ha encontrado útil este artículo copie y comparta el enlace
http://titoballesteros.blogspot.com/2011/11/en-prision-el-mundo-parece-mas-redondo_27.html

Quizá también le interese

2

Colombia es un país con muchas deudas y malformas institucionales. Esta(...)

3

El resultado de las elecciones en Brasil confirmó parcialmente las proyecciones(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar