Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

http://www.youtube.com/watch?v=vETHkMTZ95k

A la ofensiva lanzada por los canales colombianos RCN y Caracol para que los televidentes exijan a los operadores su señal en HD (claro, ad portas del Mundial) ahora hay que sumarle la cruzada de canales públicos como Canal Tr3ce y Telemedellín, entre otros, por estar en la oferta de DirecTV, un cable operador con una significativa cuota de participación en el mercado. Mi pregunta es simple ¿Es de vida o muerte que la oferta de estos canales esté presente allí?

Por un lado está la ley 680 de 2001, la que obliga a los operadores de televisión por suscripción a emitir los canales nacionales de señal abierta. Es la misma legislación que hoy está en el paredón por su falta de visión frente a los avances tecnológicos, pero que en su esencia es clara en procurar el acceso de la ciudadanía a la oferta pública. Como siempre pasa, la aplicación de la ley es interpretada a gusto: así como DirecTV, operadores como Claro (Telmex) han hecho lo que quieran con la emisión de los canales públicos. Unas veces los ves, otras no los ves. De ese modo ¿qué sentido tiene generar pertenencia a un canal que no puede llegar a su público?

De otro lado se encuentra un hecho que ya he mencionado en varias ocasiones frente a la calidad de los contenidos que ofrece la televisión estatal colombiana. La imagen de los mismos apenas existe en la mente del ciudadano de a pie, y por ende les da igual lo que suceda con ellos. Años de poca inversión o la perversa ejecución de los recursos que descuidaron tanto la infraestructura como la formación de creadores y públicos siempre pasan la cuenta de cobro y el resultado lo vemos a diario ¿Tenemos una oferta real de contenidos que sí le interesen a la comunidad?

Esa relación tirante entre cableoperadores y canales públicos la vino a romper en cierto modo Canal Capital. El aplaudido concierto de Paul McCartney del 2012 en los inicios de la Petrocracia, como bien recuerda el diario El Espectador, fue la excusa perfecta para solicitar un espacio de difusión a través de DirecTV, reclamo que atendieron meses después y que ahora permite al canal bogotano verse por el canal 143 de esta empresa. No obstante, no me cuadra el argumento de que “querían llegar a estratos altos” y mucho menos que DirecTV es un vehículo perfecto para masificar “lo publico”. No dudo que existan personas con valores altruistas en Rosales o los alrededores de Hacienda Santa Bárbara, pero ¿la televisión que les ofrece Canal Capital llena todas sus expectativas?

El cable hizo (y lo hace aún) lo que ahora logra de manera más inmediata y no tan costosa internet: poner el mundo al alcance de un clic con la sucesión de contenidos de diversos acentos y culturas. Aún así los servicios premium de canales como MovieCity y HBO, asociados a contenidos exclusivos en concepto (pero que deberían estar al alcance de todos), llevan la experiencia al límite y ese es su valor como negocio. En esa medida tiene sentido pagar por ver fresquitos  estrenos de cartelera y una alta definición de su señal para disfrutarlos, algo que NO VA A PASAR  en mucho tiempo con los canales que tenemos en Colombia.

Aunque el Ministerio TIC se has esforzado en acordar coproducciones con grandes señales como Disney o MTV -por dar ejemplos- para sacar del ostracismo a las señales estatales de las regiones, lo cierto es que persiste el grave problema de marca de la televisión pública que las hacen indeseables. Eso sin olvidar los inevitables nexos con la política de turno, que solo terminan por “dañarles el caminado” a las intenciones del gobierno nacional de estimular la creación de contenidos más elaborados.

Desde luego hay que analizar el impacto. Los canales regionales tienen un promedio de existencia promedio de 20 años y algunos de sus programas parecen anclados en el siglo pasado. Al ver eso, evidentemente uno se cuestiona “¿estoy pagando por eso?” ¿Dónde está la profesionalización del servicio? La actualización no es solo tecnológica sino en ideas, en realización, y ese valor no se está reflejando en las propuestas actuales.

A este barquito se sube la cuestionable oferta de los propios operadores. Omar Rincón le dio su zarandeada a los enemil canales asociados a Claro TV, pero la perorata no funciona: de 60 canales de un plan básico hay que clavarse 5 o 6 “caseritos” rellenos de una masa amorfa de contenidos ¡Me sacaron VH1 por ver Vallenata! La oportunidad sigue perdida al respecto y la producción se va por la fácil, así que toca desembolsillar la mensualidad para continuar el infame zapping.

DirecTV acaba de ser comprado por AT&T y no sabemos aún el alcance de esa operación en términos de políticas, pero lo que sí es predecible es que van por América Latina como una fuente importante de ingresos debido a la creciente demanda del servicio en un sector de la población. En esa medida la exigencia de la oferta va a crecer, la propuesta de servicios como Netflix también pateó el tablero y no puede uno salir con concursitos de mercados o documentales de chorizo y empanada. Nuevamente hago un llamado a los canales a que redefinan su estrategia, formen a su gente en lo que debe ser sin descuidar del todo su misión pública y concentren sus esfuerzos en hacer campañas más loables. Con tanta tragedia y marrullería junta hay que ser más sensatos.

¿Ustedes sí ven los canales regionales? ¿Los quieren en su servicio de televisión por suscripción?

@juanchoparada

juanchopara@gmail.com

(Visited 178 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Web 2.0. Social Media Manager. Escritor cine, cultura, televisión, entretenimiento, sexualidad y tecnología.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_1137" align="alignnone" width="1600"] Rubby Haddock en escena, en Las Leyendas(...)

2

En esta ocasión, una entrevista con una experta en relaciones públicas(...)

3

Quod scripsi, scripsi*  Juan 19:20-22 Este 23 de abril se celebra(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar