Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

No hace falta ejemplificar mucho para convencerlos de que la gente se indigna por bobadas. Llevo contados los últimos 10 años de mi vida, con sus días y sus noches, disculpándome con todo tipo de personas y comunidades por comentarios, memes, tuits, apuntes y cuanta forma de expresión me salga de los dedos y la boca, todo porque me reniego a fusilar mis líneas con los clásicos “Es molestando” o “No mentiras”, los mismo que matan el chiste al hacerlo explicativo y literal.

Sí, soy un purista de la comedia, y desde que a la gente se le dio por indignarse con un bobalicón como yo, que además de imprudente e ignorante tiene mala memoria para los insultos, no me queda nada más que indignarme también. Ahora ya no se puede opinar ni bromear con nada, porque estamos en un punto de sobrevaloración y de ego humano tan peligroso, que el ídolo falso de uno mismo se incomoda ante la más mínima contracorriente. Es entonces cuando entiendo la importancia de ofrecer disculpas y pedir perdón, porque es la forma de reivindicarse y hacer borrón y cuenta nueva.

Pedir perdón ya me es costumbre, es casi como una muletilla. Debe ser por eso que me la paso embarrándola, porque sé que es un recurso habitual que me va fluyendo. Tal vez esa es la razón de por qué me cuesta tanto socializar, porque estoy convencido de que la gente se va a tomar todo lo que digo de maneras tan literales como aterradoras, y me va a tocar ofrecer disculpas. Pienso en ello ahora que estoy estrenando equipo freelancero, y la verdad cuando nos juntamos procuro no hablar mucho porque no sé a quién pueda terminar ofendiendo sin querer queriendo, ya sea con el hecho sencillo de respirar o reír, o existir, que es como nos pasa a muchos de nosotros con quien nos incomoda.

Lo peor es que la indignación crece cuando la imprudencia sale de un ser que dice seguir a Jesús, como yo. Es tal el grado de aversión que se levanta entre la gente, que sinceramente me dan ganas de irme caminando a la casa, pensando por qué no somos capaces de aguantar sin lloriquear la opinión de otro. Si lo que otros dijeran fuese lo que me hubiera dado identidad, sería hipster, cristiano humanista, periquero, morboso y morrongo, además de fascista y chismoso. Me cuesta, porque la gente cree que por ser cristiano uno no puede hacerle bromas a un oficinista gay, no por gay, sino por oficinista. Y así con todo.

Al paso que vamos, perderemos la poca capacidad reflexiva que nos da el otro, quien desde afuera nos ve mucho mejor. No sé si lo que nos lleva a indignarnos es el miedo a descubrirnos desde afuera, o tal vez la insatisfacción frustrante de que el otro tenga razón y se nos desbarate la miserableza de creernos el centro del universo cuando no somos ni basura cósmica. Todo esto para pedirles, humanos a quienes he ofendido, perdón. Perdón sincero, porque cuando opino no lo hago buscando incomodarles, o por lo menos no tan de frente como si fuesen insultos a sus progenitoras.

Es entonces que recuerdo una frase que le oí a Diego Camargo: “Comediante que no se mete en problemas, no es comediante”. Creo que ya tengo el primer requisito, ahora a plasmarlo todo en rutinas y entradas que no hagan daño. Una vez más, perdón por este final de entrada tan mediocre. Perdóname mamá. Perdóname Chespirito. Perdóname Jesús.

 

LUIS CARLOS ÁVILA R

(Visited 1.464 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alias ‘benditoavila’ (como su @ tuitera), es célebre por dos cosas: por ser el colombiano que más sabe de la vida y obra de Chespirito, y por haber bailado ‘aeróticos’ con Nerú en televisión nacional. Comunicador javeriano que tiene en su haber diversas experiencias: locutor de Javeriana Estéreo, libretista y creativo del Canal RCN, libretista en Sony Teleset, director creativo y fundador de la Revista Mallpocket, copywriter en E-nnovva y autor del blog www.lafiebredelascabanas.com. Ahora es Magíster en Escrituras Creativas de la Nacional, Líder de Investigación de Canal Trece y Bajista suplente.

Más posts de este Blog

  • Vida

    En tres palabras

    Va llegando a su fin este año atípico, el año de la cuarentena, de la torta de banano, del(...)

  • Vida

    ¿Dónde estaremos de hoy en un año?

    Nadie se imaginó que 2020 sería tan atípico, tan impredecible, tan intenso. Menos mal el año empezó con Parásito(...)

  • Vida

    Consejos para el teletrabajo

    El planeta entero intenta resguardarse para evitar el contagio del covid-19, y quienes llevamos ya un buen tiempo trabajando(...)

  • Vida

    Todos somos parásitos

    En esta era, donde la pereza digital predomina y nos hace pensar que leyendo el titular nos estamos enterando(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

"Si se abriesen todas las puertas de la percepción, todas las(...)

2

El informe anual de Consumer Reports sirve como orientación para no(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Que tal Luis Carlos, salí de mis clases en el SENA hace una media hora, casi no reviso el Fb desde mi celular pero voy en un bus y aproveché. Leí si entrada. Empecé a seguirlo hace poco desde que publicó su entrada anterior, es la única que he leído aparte de esta, pero amabas han llamado mi atención leyendo sólo el encabezado y con ambas me he llevado una enorme y muy grata sorpresa, creí que estaba loco y lo peor, que era el único loco, pero usted está demente y no sé cómo terminé conociéndolo, supongo que es la magia de las redes sociales, o las divinas. En esta ocasión, me dejó perplejo que plasmara en esta entrada exactamente lo que me acabó de suceder en mi clase cómo si hubiera estado ahí y que representara mía pensamientos y opiniones cómo si se los hubiera dictado. Espero seguir conociéndolo así sea sólo a través de sus líneas, porque me ha causado muchísimo interés descubrir una persona con su visión y criterio. Para mí esta palabra no debería ser legítima pero voy a usarla: soy cristiano, pero no se asuste, baste con decir que parece que usted conociera al mismo Dios que yo he conocido, y para mi es triste que eso sea una sorpresa porque esperaría que fuera lo corriente, pero no lo es, al contrario, pareciera que cada uno tiene un Dios a su medida, personalizado e infalible, que siempre ha estado allí y que no tolera que otro Dios, así sea el verdadero, haga presencia donde él está. Parece que usted no escribiera sobre sus experiencias sino sobre las mías, pero eso no me sorprende tanto como que pareciera que conocemos a la misma única persona capaz de transformar nuestras vidas. Eso, repito, es raro, y es triste que lo sea, pero qué bendición que sea yo el afortunado de atestiguarlo. Gracias porque en el momento que lo aceptó a él nos bendijo a muchos, o sea gracias por aceptarlo, y gracias por permitirle vivir su vida a través suyo, eso nos edifica en gran manera, al menos a algunas personas. Saludos y espero el momento en el que se dé la oportunidad de que nos regale algunas otras líneas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar