Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El resultado de las elecciones generales en Bolivia el domingo pasado pone de manifiesto la evolución de su cultura política fuertemente afectada por los hechos que sacudieron el país en octubre del año pasado. Los bolivianos ya habían dado una lección democrática en febrero de 2016 cuando aún Evo Morales estaba en el poder y había arrasado en tres elecciones (2005, 2009, 2014), pues fueron capaces de diferenciar el apoyo a buena parte de su gestión, respecto de una reforma constitucional que atentaba contra los equilibrios que definen las democracias modernas. En ese momento, el oficialismo pretendía reformar la carta magna para permitir una segundo reelección, lo que causaba una enorme polémica y se convirtió en la derrota más significativa del Movimiento al Socialismo (MAS) partido del hoy expresidente en las urnas.

Probablemente, la maniobra jurídica a la que recurrió Morales para presentarse a las elecciones de 2019 tuvo mucho que ver en una nueva radicalización del discurso opositor que ya había tratado de entorpecer algunos procesos democráticos, en especial, entre 2006 hasta 2009, periodo en que se dedicó a sabotear el proceso constituyente poniendo al país al borde del abismo. Ese ambiente enrarecido al que llegó Bolivia hace un año hacía presagiar una elección cerrada, pero que no debía terminar en un golpe de Estado menos aún cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) disponía de una misión de observación electoral que debía proponer un marco de diálogo y trasparencia. Exactamente lo contrario por lo que optó hacer eco a las acusaciones delirantes de los sectores más cerrados de la oposición. Este mandato otorgado por las urnas a Luis Arce corrobora el despilfarro de la oportunidad histórica de Jeannine Áñez, quien tenía todo para gestionar una transición, pero pudo más la sed de poder y una ambición desmedida que pasará a la historia como una deriva autoritaria intrascendente.

La amplísima y extenuante coyuntura también dejó al desnudo la doble moral de varios países de la zona que mientras han enfilado toda la materia diplomática para sancionar a Venezuela sin importar que los más vulnerables paguen por dicho castigo, han guardado silencio cómplice frente a graves violaciones a los derechos humanos cometidas en el país andino y que solo fueron ampliamente difundidas por ONG como Human Rights Watch o Amnistía Internacional. Comentario aparte merecen Colombia, Ecuador y Perú cuyos gobiernos fueron los más activos para legitimar al gobierno golpista y autoritario en el seno de la Comunidad Andina. Su postura injustificable es la muestra más contundente de la poca convicción para defender la regionalización y la improvisación en materia de política exterior.

Ahora bien, el triunfo que con justa causa se considera aplastante de Luis Arce, ideólogo del denominado milagro económico boliviano y David Choquehuanca, canciller del proceso y profundo conocedor de la regionalización latinoamericana, debe relativizarse pues está lejos de representar una gobernabilidad con los amplios márgenes de los que gozó Evo Morales en el amplio periodo que le tomó al MAS refundar Bolivia. El desastre venezolano y nicaragüense han creado justificadas prevenciones en los ciudadanos de la región que ven con apatía procesos similares ideológicamente.

Este nuevo mandato deberá apuntar a una reconciliación urgente y servirá de prueba para ver hasta qué punto el progresismo boliviano (uno de los más viables y emblemáticos del giro a la izquierda latinoamericano de comienzos de siglo) sabe adaptarse a las nuevas circunstancias internas y regionales, pues en buena medida de su gestión depende que Bolivia abandone para siempre las tentaciones autoritarias.

@mauricio181212

(Visited 1.203 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

Más posts de este Blog

  • Mundo

    EE.UU. y las FARC: un nuevo comienzo

    El anuncio del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre la eliminación de las FARC de la lista(...)

  • Mundo

    Chile: claves de la elección

    El resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales sugiere un escenario inédito en el Chile post dictatorial.(...)

  • Mundo

    Comunismo ¿qué es y qué no?

    A raíz del bochornoso incidente con la Policía Nacional en Tuluá por una recreación torpe y grave del nacionalsocialismo,(...)

  • Mundo

    La CPI en Venezuela: génesis y futuro

    La noche del 16 de octubre de 1998, Augusto Pinochet Ugarte, fue sorpresivamente arrestado en Londres cuando salía de(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La comprensión lectora es uno de los grandes desafíos en la(...)

2

“Médicos. Hombres de suerte. Sus éxitos brillan al sol... y sus(...)

3

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. luisnieto0522

    Sin el apoyo de los dólares que provienen del dictador maduro veremos cómo le va en esta etapa al mas, porque con plata del sufrimiento de los venezolanos es muy fácil gobernar

  2. Victoria relativa????. Yo diría contundente y, más bien a distorsionadores como éste y a sus jefazos les corre un sudor muy frío porque no tienen nada qué mostrar al ciudadano de a pie para contener la debacle de esta clase política, militar, económica y eclesiástica putrefacta hasta la médula que se roba todo lo que encuentra a su paso y mata por odio y codicia.

  3. En lugar de:
    “que ven con apatía procesos similares ideológicamente”
    Deberá leerse:
    “que ven con cierto temor las sanciones imperiales a cualquier proceso ideológico soberano”.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar