Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La decisión de la justicia británica de negar la extradición de Julian Assange, fundador de Wikileaks, a Estados Unidos para ser juzgado por conspiración tiene varias connotaciones y valga decir que aunque constituya un alivio, no representa una victoria total en su causa. En primera instancia, el caso demuestra que contrario a lo que se suele pensar en Colombia, la justicia puede funcionar de manera independiente así corresponda a un tema del interés de Estados Unidos y menos importante aún, pero más relevante para los simpatizantes del partido de gobierno en el país: las decisiones que adopten otros poderes del Estado no deben afectar las buenas relaciones con Washington, que en este, como en otros casos, asume la independencia de las ramas del poder público a pesar de incidir en un tema de interés vital. Las relaciones entre Donald Trump y Boris Johnson no parecen degradarse por esta decisión de la justicia británica, aunque aquello suponga para Estados Unidos una derrota significativa en el corto plazo.

En segundo lugar, dentro de las consideraciones de la jueza británica Vanessa Baraitser para negar la extradición no aparece ninguna ligada a la libertad de prensa, sino que esgrimió razones vinculadas a la salud mental de Assange. Por ende, la decisión no debe ser interpretada como un triunfo para la libertad de informar, pues de manera expresa la jueza británica recalcó que la extradición no contradice ni afecta tal libertad, lo cual no deja de ser preocupante. En 2016, el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre detenciones arbitrarias consideró que su privación de la libertad era ilegal y que, incluso, debería tener derecho a una compensación por los daños causados. A pesar de la exigencia del Grupo de que fuese puesto en libertad inmediatamente, Londres se negó y durante todo este tiempo el manejo político del caso Assange ha sido evidente.

En 2012 se refugió en la embajada de Ecuador el Londres donde fue acusado por delitos sexuales en Suecia, cargos que siempre negó y que asumió como justificaciones para lograr su extradición expedita. En un giro drástico de una de las decisiones de política exterior más emblemáticas de la era de Rafael Correa, en abril de 2019, su sucesor Lenin Moreno entregó a Assange a las autoridades británicas, acusándolo de violar las convenciones relativas al asilo político, argumento que mimetizó la verdadera razón de fondo: la premura del actual gobierno ecuatoriano de marcar distancias respecto de su antecesor. Con ello, Lenin Moreno no solo abandonó una de las banderas del correísmo, sino que contradijo una tradición sostenida por los gobiernos latinoamericanos de proteger a quienes con fundadas razones se consideren perseguidos políticos.

En este complejo panorama aparece México ofreciendo asilo, figura difícilmente aplicable pues las autoridades británicas deben autorizarla, opción que parece descartada por el razonamiento para negar la extradición de la jueza Baraitser. El gesto de Andrés Manuel López Obrador recuerda la vocación mexicana comprobada a lo largo de la historia de simpatía respecto a los perseguidos políticos y de nuevo pone de manifiesto la viabilidad de tener una relación de respeto con Estados Unidos, sin abandonar las tradiciones diplomáticas en el afán de congraciarse con el aliado del norte como ha ocurrido en Colombia. El caso de Assange, que sigue lejos de resolverse, será esencial en el futuro inmediato para determinar los límites de los Estados para intimidar, limitar o controlar los medios de comunicación y las redes sociales con la vieja y trasnochada excusa de la seguridad nacional.

@mauricio181212

(Visited 408 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    La crisis profunda de Haití

    La crisis profunda que atraviesa Haití pone de manifiesto la necesidad de contar con una Organización de Estados Americanos(...)

  • Mundo

    El Hirak en Argelia revive la Primavera

    Hace dos años ocurrió la inesperada caída de Abdelaziz Bouteflika en Argelia, uno de los casos que se consideraba(...)

  • Mundo

    Ecuador, vecino que no nos cansamos de agredir

    La historia reciente de agresiones, provocaciones e injerencias de Colombia sobre la política ecuatoriana parece no acabar. El viaje(...)

  • Mundo

    Ecuador y una segunda vuelta histórica

    Hace poco más de cuatro años, cuando Lenín Moreno se imponía en la segunda vuelta sobre Guillermo Lasso, pocos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

El viernes fue un día muy especial, pues tuve una de(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar