Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El Centro Democrático no parece  haber aprendido la lección. Como partido de gobierno fue responsable de uno de los errores más crasos de la política exterior colombiana en los últimos años, cuando alejándose de la tradición de apoyo bipartidista participó de la campaña de reelección del saliente Donald Trump. Aunque la acción no vaya a tener consecuencias en el corto plazo, fue una clara advertencia de los riesgos que significa para el país trasladar al plano exterior algunas de las controversias políticas internas y, lo más grave, presume que la relación con Washington depende exclusivamente del presidente de ese país cuando en ella participan de forma definitiva el Senado, el Departamento de Estado, algunos grupos de interés muy influyentes e interesados en el tema de Colombia desde distintas orillas ideológicas e, incluso, algunos medios de comunicación.

Tratando de preservar esa relación por la vía exclusiva del apego a todas las decisiones tomadas por Estados Unidos, el partido de gobierno propone revisar la relación con Cuba, a quien se acusa de complicidad con el terrorismo, apelando a tres supuestos que además de ser fácilmente rebatibles, sientan un riesgoso antecedente para nuestra diplomacia. Primero, equiparar la relación de Cuba con la de Estados Unidos no tiene sentido, pues la agenda con ambos es muy distinta y ni Washington necesita del apoyo de Colombia ni al país le significa rédito alguno apoyar sanciones unilaterales o la inclusión de la isla dentro de los promotores del terrorismo, menos aun cuando existe un consenso latinoamericano del que han participado autoridades colombianas para condenar ese tipo de actos que infringen el derecho internacional, sin que aquello hubiese comprometido el apoyo estadounidense el país. Acusar a Cuba de apoyo al terrorismo por su papel como garante en los diálogos de paz con el ELN es como apuntar a Estados Unidos en ese sentido por sus esfuerzos de paz entre israelíes y palestinos en los llamados Acuerdos de Oslo. Otro agravante que se desprende de tan grueso error es que hipoteca el futuro de la política exterior colombiana. Cuando algún gobierno futuro quiera recomponer la relación con Cuba deberá enfrentar la alegación infundada de complacencia frente al terrorismo. La administración de Duque del legado incómodo del reconocimiento a Palestina debería saber lo que aquello significa.

Segundo, el Centro Democrático ignora que la postura estadounidense frente a Cuba corresponde a un señalamiento de un sector del republicanismo más conservador, pero está lejos de representar la postura de todos los sectores incidentes en su política exterior, incluidos senadores y funcionarios del Departamento de Estado que no entienden cómo se preservan buenas relaciones con Vietnam y China, estados comunistas, mientras se castiga a millones de cubanos a través de sanciones, fórmula que ha comprobado su esterilidad a lo largo del tiempo.

Y tercero, el antecedente que sienta el Centro Democrático es riesgoso, pues implica que cada gobierno es dueño absoluto de la diplomacia durante cuatro años, por lo cual puede alterar el curso de la política exterior ignorando responsabilidades de Estado. ¿Imagina el Centro Democrático que cuando la izquierda llegue al poder solo tendremos relaciones con China, Cuba y la República Democrática Popular de Corea? ¿Será necesario revisar y romper todo vínculo con Estados Unidos en un eventual gobierno de la izquierda?

La respuesta apunta a que la política exterior no puede devolvernos a la Guerra Fría, cuando por una lógica a todas luces se violó sistemáticamente el principio de no injerencia con consecuencias que para Colombia fueron desastrosas. La agresión inédita a Cuba traerá como consecuencia un mayor aislamiento regional, una dependencia exacerbada frente a Washington en momentos ideales para reivindicar una buena relación basada en la igualdad, como había venido ocurriendo en las últimas décadas, y comprueba la ausencia de una política exterior más allá del encendido verbo del Centro Democrático.

@mauricio181212

(Visited 292 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Mundo

    La crisis profunda de Haití

    La crisis profunda que atraviesa Haití pone de manifiesto la necesidad de contar con una Organización de Estados Americanos(...)

  • Mundo

    El Hirak en Argelia revive la Primavera

    Hace dos años ocurrió la inesperada caída de Abdelaziz Bouteflika en Argelia, uno de los casos que se consideraba(...)

  • Mundo

    Ecuador, vecino que no nos cansamos de agredir

    La historia reciente de agresiones, provocaciones e injerencias de Colombia sobre la política ecuatoriana parece no acabar. El viaje(...)

  • Mundo

    Ecuador y una segunda vuelta histórica

    Hace poco más de cuatro años, cuando Lenín Moreno se imponía en la segunda vuelta sobre Guillermo Lasso, pocos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

El viernes fue un día muy especial, pues tuve una de(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. mauricio.jaramillo.jassir

    Luis German se equivoca en dos cosas. Las relaciones entre países no solo se explican para obtener ventajas inmediatas, sino que están basadas en el respeto mutuo. Y, si así fuera le pido revisar lo que ha hecho Cuba en los procesos de paz o enfriando la relación con Venezuela por ejemplo a raIz del caso Granda. Es injusto condenar a Cuba que ha apostado por nuestra paz. Gracias por su comentario.

  2. Desde que Castro y su camarilla subieron al poder han financiado, entrenado y protegido a las guerrillas. No nos venga con argumentaciones que no vienen al caso. Y ahora se deben protejer junto con el chavismo. Ademas su ayuda le dejo buenos reditos economicos gracias a su doble moral

  3. luisgerman629421

    Al hurgar la historia de Colombia con Cuba y sus relaciones, no he encontrado ventaja alguna en ello para Colombia, más bien, solo desventajas, toda vez que Cuba ha sido la guarida de todos los personajes nefastos de corrupción, narco terrorismo, y campo de entrenamiento tanto ideológico como guerrillero de todos los grupos latinoamericanos, que se arropan en la mal llamada ideología Marxista Leninista.
    En vez de bien las relaciones con Cuba son buenas solo para ese tipo de personajes, menos para la sociedad de bien Colombiana. En qué nos puede favorecer tener buenas relaciones con Cuba, si en cuanto las autoridades Colombianas están en la persecución de un narco terrorista y éste logra escapar es Cuba quien le da la acogida? Y ni qué decir de las mal llamadas misiones médicas que no son más que un sofisma para obtener ingresos a través de los ciudadanos que envía a brindar el apoyo médico, de los cuales no todos son médicos? Y si fueran tan buenos por qué los han expulsado de tantos paises?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar