Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog


Harto por el chismerío político y el envenenamiento ideológico y los estúpidos nacioanalismos que disparan los medios de cumunicación del presente, el Premio Nóbel de Literatura 2002, Imre Kertész, ha denunciado en sus artículos cómo la cultura y la vida interior de los ciudadanos se van difuminando con ese lenguaje masivo que a todos alarma y a nadie calma. En el “Eclesiastés”, recordemos, lo que más detesta Dios es ese chismerío político. Lo repite un escritor sobreviviente del Holocausto Nazi y de la dictadura húngara: la política no es cultura.   

Uno de los temas más actuales de “Cien años de soledad” es la estupidez que le ocurre a un pueblo cuando la política abre de pronto un abismo entre personas que comparten un destino similar, hablan la misma lengua, han sido criados en las mismas costumbres; de cómo el partidismo y las ideologías descerebradas distorsionan sus vidas y sus modos de pensar. Eso pasa cuando la políticia no sólo se opone a la cultura sino que aun la confundie y la tergiversa con las ideologías, destruyéndola con un lenguaje masivo y alarmante que nos afecta, nos estresa.  

Lo triste es que cierta gente moderna absorbe las ideologías como si fueran cultura. En los años sesenta y hasta no hace mucho algunos se creían “cultos” por ser de izquierda y otros por pertenecer al partido conservador.

Uno percibe que los políticos cambian de personalidad cuando están en el extranjero, en la suave diplomacia; en casa se muestran tensos y viven peleando con sus compatriotas. Es que la violencia se da más entre semejantes y hermanos que entre desconocidos. Ojalá que los hombres, con el perdón de Beethoven y de Schiller, nunca sean hermanos; mejor que se consideren distintos, bastante diversos, libres… 

No descuidemos la cultura, que es nuestra vida interior. Ese lenguaje político, incendiario, fatal que disparan los medios envenenados nos expulsa de nuestra vida interior.  Reconquistemos nuestro lenguaje personal, íntimo, ese, por ejemplo, que practicó el brujo Fernando González en OTRAPARTE (www.otraparte.org) Porque el lenguaje fiable es áquel que brota del amor o la amistad, untado de miel y sal, de vida, sin que por eso abandone lo rebelde, lo directo y lo claro.

“Y si ahora me preguntan qué me mantiene aquí en la Tierra, qué me mantiene con vida, responderé sin vacilar”,  suspira el Nóbel húngaro, “el amor”. 

  

(Visited 83 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Luis Miguel Pino Bautista, politólogo del Politécnico Grancolombiano, estudiante de psicología(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. hombre o mujer, TM, gracias por tu comentario; sí, la naturaleza inventó la política por algo; ya Aristóteles decía que es lo que nos diferencia de los animales; pero yo me pregunto lo conrario, si no es lo k nos hace más parecido a ellos; ya hice la correción cuyo error “absorví” sin querer.

  2. Muy bueno el escrito Sebatián….pero supongo que debe ser la naturaleza humana la que nos empuja a buscar diferentes ideologías, diferentes religiones y luego matarnos por ellas….debe ser la forma autodestructiva en la que impedimos la excesiva población del mundo…no sé puede que esté un poco pesimista hoy…..
    Por cierto se te volo un error ortográfico…tengo entendido que las cosas se ‘absorben’ y no se ‘absorven
    Saudos’

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar