Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog



“Una de las ventajas de haber nacido en Colombia consiste en que el placer de viajar se multiplica por mil”. Eso lo decía hace unas décadas el humorista Lucas Caballero, y el apunte aún resulta cierto, si ya no tanto por las dificultades de transporte, sí por la cantidad de trámites previos para cualquier viaje internacional.


Y quisiéramos preguntarnos, sin negar el gran problema económico y de narcotráfico que subyace de fondo, qué otras razones existen para que tantos países (desarrollados y aun en vías de desarrollo) exigen visa a colombianos aun en plan de turismo.

Aunque la principal razón hay que buscarla en la lógica de las relaciones internacionales, en el llamado principio de reciprocidad,¿no habrá en la psicología o geografía de los pueblos algo que dificulte o facilite su integración, su cosmopolitismo, sus alianzas, sus migraciones o inmigraciones? Los altos índices de migración colombiana, sobre todo de su clase media, deberían poner a pensar qué motiva tanto esa necesidad de viajar… Sabemos que po un lado está la razón ESTUDIO (el gobierno colombiano carece de un programa de becas concretas) y por otra la del TRABAJO (ganar en euros, dólares, pesos mexicanos o argentinos resulta mejor que en la moneda nacional), ¿pero no hay otra razones menos evidentes?


Un buen comienzo sería meditar sobre la alimentación, la culinaria, que es lo que más ata al terruño. Y quizás el colombiano no está tan atado  como lo puede estar un mexicano. El mexicano emigra casi siempre con su familia a Estados Unidos porque sigue siendo parte de su plataforma continental; lleva consigo su cocina y la impone: burritos y quesadillas forman parte de la dieta de Texas o California. La cocina colombiana, en cambio, es débil. No ata. No negamos la delicia de la bandeja paisa, el sancocho o el ajiaco, pero con facilidad los colombianos emigran y se adaptan en países donde muy pocas veces volverán a comer fríjoles con garra, arepa de chocolo o sopa con pollo desmechado y alcaparras… El mexicano no necesita de visado para viajar a la Unión Europea porque no emigra allá en desbandada: al otro lado del océano no puede imponer el maíz. No lo encuentra tan abundantemente. Colombianos y ecuatorianos, en cambio, representan las comunidades de migrantes latinoamericanos más grandes en España y en Francia.

De hecho, ¿por que la exigencia de visado para viajar a la Unión Europea, por ejemplo, se impuso en Latinoamérica a países principalmente del área andina: Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia? ¿Acaso hay algo de inexpugnable en la psicología andina, algo cerril, tosco, rústico, matrero, desconfiado, desacorde con la visión cosmopolita del mundo. Impenetrable?  Algo de ello se nota en los políticos… Si ya no es brusco como el anterior, ¿no finge el actual presidente colombiano  esa cortesía distante, recelosa, desconfiada que en
el fondo lo hace más brusco -más intratable-?

Sea como sea, me temo que las costumbres andinas serán más difíciles de remover que los mismos Andes. Pero no se trata de cambiar sino de entender. De plantear una investigación a fondo, rabiosamente, para entender mejor la Colombia. Entre todos lo sabemos todo.


(Visited 431 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

El viernes fue un día muy especial, pues tuve una de(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar