Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“Quién pudiera ser como el río, ser fugitivo y eterno.”

-Dulce María Loynaz

“Despiértame cuando pase el temblor” sonaba mientras caminaba y de un golpe, desperté. El conjunto de elementos sígnicos que afloraban ante mis ojos hizo que bajara el ritmo de mis pasos, me desvié de mi destino para contemplar de cerca el paisaje, transeúntes iban y venían pero en ese momento me resultaron distantes. Mi atención estaba en el agua que corría y el lenguaje que se regocijaba en sus meandros cargado de historias, más de las que podría resumir.

Por aquí pasaron los zenúes en sus balsas, “por el río arriba y los del Cenú llevan mantas y sal, indios y piezas de oro labradas” [1], vapores desde Cartagena, los franceses con clarinetes, los árabes y sus telas y tantos otros, meditaba, mientras me acomodaba en la banca de la esquina con el mural de fondo que cuenta la historia de Lorica en esos días.

El sol a mi izquierda, grande y de color naranja se asomaba en el cielo y su reflejo titubeaba en el agua. Vi pasar una canoa acompañada de las ondas del río por debajo, el pescador y su atarraya y no pude evitar tararear a Totó, pensando que para los pescadores su tierra es el agua, la vida transcurre al ritmo del agua, de sus cambios y sus repercusiones, adaptan su cotidianidad a las dinámicas del río, conociendo el tiempo de subienda así como las dificultades (contaminación, sedimentación, etc.)

Fotografía: Juan José López Negrete

De esa manera va pasando la vida, con aguas que no son las mismas y un paisaje que cambia con el tiempo debido a las huellas y signos que los seres humanos vamos dejando en él. Los zenúes, por ejemplo, adaptaron todo un sistema de riego para el aprovechamiento del agua en el trabajo agrícola, por esta razón, Fals Borda nos adjetivó como una cultura anfibia[2].

Allí estaba frente al majestuoso Sinú el río que Cronistas españoles de los siglos XVI y XVII describen en sus relatos de viajes como “fantástico lugar de disputa y conquista”. El río que había visto una y otra vez y hasta había mojado mis pies en sus aguas, pero nunca antes me detuve a entenderlo como la experiencia trascendental de quienes lo han recorrido con sus diferentes vivencias, como eje principal de sostenibilidad y asentamiento del hombre, forjador de identidad que armoniza con su entorno y territorio, en otras palabras, el río que fluye a través de la vida de cada persona.

Fuentes:

[1] Citado por, PLAZAS DE NIETO, Clemencia  & FALCHETTI DE SÁENZ, Ana María. Orfebrería Prehispánica de Colombia. Pág. 39.Boletín Museo del Oro Banco de Colombia. Año 1. Septiembre – Diciembre 1978. Bogotá.

[2] FALS BORDA, Orlando. Historia doble de la costa, 1ª. ed., Bogotá, Carlos Valencia Editores, 1979.

(Visited 292 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Historiadora. Lectora empedernida, apasionada. Me muevo a través del arte. Como diría Pizarnik: "Soy yo y todas las que fui".

Más posts de este Blog

  • Cultura

    En el agua

    [caption id="attachment_281" align="aligncenter" width="542"] Fotografía: Gustavo García, @Sonoguss[/caption] Los ojos tristes de fiel canino acompañan al viejo que guardó(...)

  • Sin categoría

    El 20 de julio y otras medias verdades

    En la malograda nación colombiana se siguen sujetando de conmemoraciones fallidas que realmente no actúan como instrumento para motivar(...)

  • Sin categoría

    Bruja, sola y soltera

    No desaparecí, solo me refugié en mi lugar íntimo. Creando, creyendo... Las mujeres solas y/o solteras han representado histórica(...)

  • Vida

    No morimos, nos matan

    En nuestro país NO morimos, nos persiguen, amenazan, desaparecen, nos matan... [caption id="attachment_238" align="alignleft" width="300"] Foto: Paradox Agencia[/caption] Si(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hace unas semanas, el periódico El Clarín publicó la noticia de(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar