Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Todas las ideologías están sustentadas en una premisa: hay un problema y una solución. A través de estos supuestos se explica por qué la sociedad no funciona correctamente. Si hay algo en lo que podemos estar de acuerdo todos los seres humanos es que nuestro mundo está quebrado. Dentro de nuestro ser existe una convicción de que las cosas no son como deberían, que estamos extraviados. No podemos concebir la idea de que el dolor sea algo normal.

Por lo tanto, cada ideología plantea una solución, una respuesta, un camino a seguir para alcanzar ese paraíso perdido. Ante esta amplia gama de ideologías, resulta irónico pensar que seguimos en las mismas. Tal vez el error de tantos pensadores es, como lo diría Ricardo Arjona, “que el problema no es el problema” y “la solución no es la solución”.

Los budistas en Asia creen que el problema son los placeres materiales; en consecuencia, eligen vivir una vida ascética, llena de pobreza y mendicidad. Por otra parte, Occidente culpó precisamente a la escasez, asegurando que el materialismo llenaría todos los vacíos. Y aunque esta es una de las ideas más populares, las tasas de suicidio en Japón y de depresión en Estados Unidos le da un carácter cuestionable. Aquí, en Latinoamérica, se cree que el problema es que “unos tienen más que otros” y que hay que “partir la torta en partes iguales”; sin embargo, los cubanos se lanzan al mar en balsas hechas con retazos de cualquier elemento flotante, con la esperanza de mojar sus pies en las playas de Miami. Y bueno, no nos vayamos tan lejos, contemos los miles de pies venezolanos que hoy buscan refugio en nuestro país.

El hecho de que una idea sea lógica, es decir, corresponda a un pensamiento coherente en su esencia, no la hace verdadera. Las ideas no deben ser coherentes con sí mismas para ser válidas, deben serlo en relación con la realidad. ¿Cómo comprobamos que una idea es lógica y verdadera? ¿Cómo podemos estar seguros de que la solución que plantea es correcta? Solo si cumple lo que promete. Como lo diría un amigo cubano, “no se piensa impunemente”, la mentira no puede traer otra cosa que la muerte y solo la verdad puede darnos libertad.

La pregunta hoy día sería, ¿estamos dispuestos a buscarla y luchar por ella y evitar así convertirnos en idiotas útiles de causas inútiles? Al ver las diferentes disputas que acaloran nuestros tiempos, los hechos objetivos parecen menos importantes (a veces incómodos) que aquellos argumentos simplistas que apelan a las emociones y las creencias personales. Ojalá que podamos comprender que la realidad es compleja y no cabe en un slogan, que escuchar a los que no piensan igual a nosotros no es una pérdida de tiempo, entender que no se trata de quién tiene la razón, sino del futuro que construirán las decisiones que tomemos hoy. 

Por: Perla Murillo

(Visited 392 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por PanzaVidela Caradura: que actúa con desvergüenza, descaro o falta de(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar