Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Dice un axioma sociológico que “antes de cambiar una sociedad hay que cambiar el lenguaje que ella utiliza”. Muchos de nosotros desconocemos el significado de las palabras que usamos y no percibimos que esta ignorancia puede ser un arma mortal que, de hecho, se ha usado a lo largo de la historia para manipular personas.

Pero, ¿por qué es tan importante el lenguaje? Además de ser el medio que nos permite comunicarnos y expresar pensamientos, también nos ayuda a transmitir ideas que describen la manera como vemos el mundo. Las palabras pueden ser creadas de manera espontánea por un individuo o grupo de personas que las difunden y, al ser aceptadas por muchos en el uso cotidiano, llegan a incorporarse en la lengua oficial. Además, con el paso del tiempo, adquieren diversos cambios y variaciones fonéticas, morfológicas y semánticas. 

Las palabras también pueden llegar a perder su significado original y, por causas históricas, sociológicas, lingüísticas o psicológicas, adquirir uno nuevo que, en el mejor de los casos, responda a una necesidad verídica; aunque también estos cambios pueden obedecer a una supuesta necesidad de quienes desean ampliar o reducir el lenguaje con el fin de respaldar una ideología determinada.

La palabra manipulación proviene del latín manus, que significa “para usar o sostener con la mano” (Noah Webster). Manipulación es manejar a las personas como si fueran cosas, es decir, tener dominio sobre ellas, posesión, uso y disfrute. Lo anterior podemos verlo en las ideologías que buscan dar explicación a la realidad, aunque esto implique que tengan que crear nuevos términos o alterar la definición de las palabras para lograr sus propósitos. A menudo, apelan a nuestras emociones y logran engañarnos con facilidad.

Un ejemplo de ello es la manera como se impuso el nazismo en Alemania. El historiador Víctor Klemperer analizó y descubrió que ciertas palabras y frases fueron constantemente repetidas para propagar las ideas de esta doctrina política totalitaria. Para que aceptaran estos planteamientos como propios y los llevaran a la práctica, las personas fueron adoctrinadas, desde las escuelas hasta los medios de comunicación, con la idea de una supuesta pureza racial. 

Otro ejemplo, no menos aterrador, es la inconsistente definición que se le ha dado al aborto: “interrupción voluntaria del embarazo”. La pregunta que naturalmente nos surge al escuchar este planteamiento es: ¿en qué momento se reanuda tal interrupción? Además, ahora han promocionado esta práctica en políticas de salud pública y, por lo tanto, nos surge otra pregunta: ¿desde cuándo es algo saludable cometer un infanticidio? Otro término muy usado es el feminicidio. Concordamos en la necesidad que hay de ejercer justicia cuando una mujer es agredida, pero decir que las mujeres están siendo asesinadas por el hecho de ser mujeres es una generalización que nos lleva a una lucha interminable entre hombres y mujeres y a no encontrar las verdaderas causas para enfrentar la violencia.

Dicha manipulación del lenguaje ha avanzado a gran escala debido a la facilidad de transmitir dichos mensajes a través de diferentes medios de comunicación como la televisión y el internet, que nos permiten llegar a miles de personas al mismo tiempo; además, las redes sociales son una especie de campo de batalla que, por un lado, pueden ser usadas para denunciar injusticias o también para alterar un mensaje.

Soy consciente de que somos una generación a la que le hace falta un pensamiento crítico cimentado en el análisis y  la interpretación de datos o evidencias. De ahí la necesidad imperiosa de escuchar los  diversos argumentos o posturas sobre un tema  y, después de investigar y preguntar, decidir tener una posición firme; siendo capaces de diferenciar lo correcto de lo incorrecto y la verdad de la falsedad.

Aún estamos a tiempo de proteger las palabras siendo conscientes de su significado, ya que el mal uso de ellas nos puede llevar a tener una distorsión de la realidad. Para esto tenemos que valorar la verdad transmitiendo mensajes confiables que nos permitan actuar sobre la realidad. Seamos personas de firmes convicciones que no se dejen manipular por las alteraciones hechas al lenguaje, entendiendo que: “es imposible ser libres cuando en lugar de asumir la verdad nos dejamos manipular por el lenguaje, absorbemos la propaganda totalitaria y aceptamos que nos impongan una agenda liberticida”, Cesar Vidal.

Por: Ruth Arroyave

 

 Fuentes: http://etimologias.dechile.net/ 

Opresión de la mujer pobreza y desarrollo de Darrow Miller.

Ideología de género de Jorge Scala

La liberación del mundo de Darrow Miller

https://www.youtube.com/watch?v=FqjVc6BRuKU

(Visited 847 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En la actualidad la gente se queja de las relaciones según(...)

2

Cómo es de costumbre, este 20 de Septiembre inició la Asamblea(...)

3

Desde agosto escribí sobre la crisis migratoria que se presenta en(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. markusbuser0927

    excelente articulo, debemos analizar conceptos y palabras que a veces solamente repetimos porque son politicamente correctos, pero sin conocer el significado y la razon por la cual se han empezado a usar que tal vez sea por querer llevar nuestra manera de pensar en cierta direccion… P.ej. hoy nos parece terrible lo que hicieron los Nazis, pero muchos apoyen “los derechos reproductivos de la mujer” o “la planificacion familiar” o la lucha contra la “sobrepoblacion” para asi justificar al aborto como una buena solucion

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar