Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Durante este tiempo mi intención ha sido analizar los problemas sociales que adolece el país a partir de una cosmovisión cristiana. Ciertamente es legítima la oposición a una reforma que tiene como propósito expandir el poder impositivo del Estado a través de los tributos, aun cuando la historia reciente nos ha dado lecciones tan amargas, sin embargo, las razones para oponerse son diversas, incluso dentro de un mismo colectivo opositor. A partir de ello, después de pensar el tema he llegado a las siguientes conclusiones:

Primero, considero que una oposición a la reforma es completamente legítima, y como egresado de la facultad de derecho tengo claro que el derecho a la protesta, mientras sea pacífica y sin armas, debe ser respetada y no está sujeta a permiso de autoridad alguna.

Segundo, respecto al uso de la violencia como factor esencial de todas las revoluciones, me opongo. Me entristece ver cómo una visión de la historia sostenida por Hegel y posteriormente por Marx está tan enraizada en tantas personas; lo que esa idea postula básicamente es que “sólo sería posible la reforma y el progreso social por medio de las revoluciones violentas que poco a poco irán transformando la humanidad” [i]. Contraria a esta visión, la Biblia enseña que es función jurisdiccional de la administración de Justicia ejercer justicia al malhechor, tanto si es quien oprime como si es quien responde ante la opresión de forma ilegítima (Rom 13:4), por lo tanto la vía correcta es el clamor de la aplicación correcta de la justicia con el mismo rigor a todos (atendiendo a los hechos y no al autor) y no la respuesta injusta ante la injusticia ¿Quién define lo justo? Dios, y la forma correcta de reprimir la injusticia es por medio de la pronta ejecución de la justicia.

Unos ejemplos de movimientos contra sistémicos que se levantaron pacíficamente son:

          William Wilberforce contra la esclavitud Inglesa (1833)

          Mahatma Ghandi con la desobediencia civil no violenta para liberarse del dominio del imperio británico (1944)

          Martin Luther King Jr, en la revolución por los derechos civiles de los negros en los EE. UU. (1955)

Tercero, sobre las responsabilidades sociales tengo que decir lo siguiente: he percibido que muy a pesar de lo dicho por los memes y la prensa, la Constitución Política de Colombia de 1991 es una constitución socialdemócrata y desde el año de su expedición, Colombia ha venido desarrollándose bajo esos postulados. Este sistema político es uno en el que el Estado no ejerce el rol únicamente de sujeto activo para castigar el fraude y al malhechor, sino que es sujeto activo en la economía, este dicho se puede corroborar en el aumento del gasto público que pasó de ser 17,69 % del PIB en 1991 a  31,88 % en el 2019 [ii]. Bajo ese entendido Constitucional se despliega la siguiente lógica: A: Existe un problema social. B: Se hace nominalmente responsable al Estado del bienestar social, C: por ende, los problemas sociales existen porque el Estado no cumple con su responsabilidad nominal, ya sea por acción, omisión o extralimitación. Bajo este esquema el responsable de solucionar todos los problemas sociales es el Estado, o al menos aquellos problemas de los que se le haga nominalmente responsable, sin embargo ¿qué nos dice la Biblia acerca de problemas como de la pobreza? y ¿sobre la ayuda al necesitado? 

La Biblia enseña básicamente que  “los individuos capaces tienen la primera responsabilidad de cuidar de sí mismos; que cualquiera que se rehúse a trabajar no debiera esperar ser alimentado por otros; que las familias tienen la responsabilidad de cuidar de aquellos miembros incapaces de cuidarse a sí mismos; que la Iglesia y otras organizaciones voluntarias  tienen la responsabilidad de cuidar de aquellos que sean incapaces de cuidarse a sí mismos cuando no haya cuidado disponible de parte de sus familias; y que la renuncia a esta responsabilidad significa abandonar al pobre al Estado y a otras instituciones, lo que invariablemente resulta en amenazas para la libertad y la propiedad (1 Timoteo 5; 2 Corintios 8-10; 1Tesalonicenses 3).” [iii] Y es precisamente en este último estadio en el que nos encontramos, creo que es una buena hora para pensar en cómo estamos asumiendo las responsabilidades que Dios nos da y ante esa pasividad cómo estamos sufriendo las consecuencias de un Estado con funciones cuasi-ilimitadas.

¿Cuál es la solución? Rendirnos ante Dios y asumir nuestras responsabilidades legítimas, de esa forma existirá una amenaza latente en contra de la burocracia innecesaria y se producirá verdaderamente un progreso social. Un Estado rebelde ante la sabiduría de Dios es un Estado que tarde o temprano traerá ruina a sus administrados.

Mi última reflexión es que es más sabio, antes de lanzar una protesta, mirar si como individuos creados con un propósito estamos siendo responsables con aquello que se nos ha ordenado. Mi crítica con estas reflexiones no es únicamente a un Estado que asume responsabilidades que no les corresponden sino también a un país que ha sido negligente y pasivo en ignorar las responsabilidades que le corresponden. Humildemente lo único que le pido a Dios es que traiga arrepentimiento y cambio en esta nación, desde adentro hacia afuera, un cambio legítimo que le dé gloria a Él.

Por: Juan José Castillo Romero

 

[i] Cruz Suárez, A., 2009. Sociología. Viladecavalls: Clie, Editorial, pp.157-168.

[ii] datosmacro.com. 2021. Colombia – Gasto público 2019. [online] disponible en:: <https://datosmacro.expansion.com/estado/gasto/colombia> .

[iii] Cosmovisión Cristiana de la Economía – Beisner, Bosqguit.

(Visited 1.040 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Política

    Las cadenas de la tributaria

    La vida de los ciudadanos es asunto de los políticos. Son ellos quienes protegen los derechos de cada individuo,(...)

  • Cultura

    Las ideologías tienen consecuencias

    En cierto sector del mundo cristiano se reconoce el peligro de ciertas ideologías mientras que se ve de manera(...)

  • Política

    No hay “cambio” sin moral

    Luis es un colombiano, como muchos en el país, que junto a su esposa luchan por sostener su hogar(...)

  • Vida

    Un Chernóbil en el Caribe

    [caption id="attachment_579" align="alignleft" width="300"] Fotografía tomada de Pixabay[/caption] Con el fuego a sus espaldas, corriendo por su vida, el(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Una vez más las candidaturas que otorga la Asociación de Artes(...)

3

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar