Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Una señora llamó por teléfono y me dijo que me había ganado cinco millones de pesos en propiedad raíz, pero antes tenía que comprar un apartamento en Miami. Yo dudé porque si ni yo, vano enmascarado, me conozco a mí mismo, cómo es posible que alguien tenga mis señas y me llame a decirme que me gané esa plata. Además me relajé, porque tengo claro que con esta máscara no me dejarían entrar a E.U. así le pinte barras rojas y blancas. No hice nada.

 

Tres veces me han avisado por Internet que gané una lotería en Sudáfrica, pero me fregué porque para cobrarla tenía que mandar 300 dólares. Ahí sí perdí la oportunidad, y era buena, porque es la primera rifa que conozco que primero se gana y luego hay que pagar el billete.

 

En un corredor de un centro comercial lo más de play una sílfide me dijo que era uno de los 50 afortunados que podían participar en la rifa de un crucero al Caribe y de un carro deportivo, por el solo hecho de pasar por ahí y de dejar los datos de cinco familiares cercanos, dos lejanos, dos personas jurídicas, tres amigos del alma, el hijo no reconocido de uno de ellos, dos novias de la adolescencia y el líder de una cadena de oración. Hice el esfuerzo, pero me ‘pelé’ con el de la cadena de oración. Ahora me arrepiento de no haber salido corriendo con la maleta el 31 de diciembre. ¡Seguro, por eso fue que perdí el viaje!

 

Así que, tanta desdicha junta, me hizo pensar que el problema para mi falta de progreso, ese llegar hasta el borde de la felicidad y luego permanecer inmóvil en mi mediocridad, no era más que mi propia culpa.

 

‘Vivos’, descarados. Cazadores de angustiados e inocentes. Todos juegan con el sueño oculto de todos de que la suerte les sonría. De salir de pobre en una jugada maestra. Porque hoy hace carrera que, si uno no ha podido dejar de ser un ‘vaciao’ es culpa de uno. Y, por eso, la solución está en uno, solo en uno. No hay organización social ni solidaridad que valga. El mago es uno.

 

En pos de la ansiedad de cada cual se mueve una industria en la que, si he de creer en la gente a pesar de las evidencias, debe haber gente honesta, pero, eso sí… Hay un montón de vivos. Hice el ejercicio de consultar nombres de los libros de autoayuda y al juntarlos queda una receta tan infalible como impracticable. Para que no digan que les tengo bronca, cambié ligeramente los nombres, pero la esencia (como dirían algunos autores) es la misma. De esta manera hice la receta para que cualquiera viva sin afanes.

 

He aquí las claves del éxito:

 

– No desesperes (No importa que la casa se haya caído en un terremoto, no tengas agua, electricidad ni medicinas).

– Invoca las virtudes del universo (¡plop!).

– Entra en conjunción con el poder transformador de los sentimientos (Si tengo sentimientos de derrota, ¿qué hago?) .

– Domina tu fuego interior (¿Lo pongo en bajo, en medio o en alto?).

– Revela la esencia de tu amor (¿A qué esencia huele el amor?).

– Escucha la voz del conocimiento (¡Pero, si eso es lo que estoy tratando de hacer!).

– Supera los pensamientos negativos (Si pienso: sí quiero decir que no, ¿es negativo o positivo?).

– Camina en la luz (¡A ver, a ver!).

– Descubre el sendero de magia y simplifica la vida (¿Es el manual de Harry Potter?).

– Sumérgete en la metafísica de la vida cotidiana, reconoce tu presencia mágica (Y consigue cuatro sapos, tres pestañas de tortuga y un palo de abedul con comején…).

– Suprime las preocupaciones de la vida y sé feliz. (¡Pues sí, pero cómo!).

Fácil, ¿no?

(Visited 66 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Agorafóbico desde un traumático episodio en su adolescencia, cuando fue perseguido por una horda de sicólogos y seguidores de Paulo Coelho, decidió ocultarse tras el anonimato y combatir todo lo que le huela a brújula editorial para la vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Carrusel

    ¡Salud!

    Si usted está leyendo esto, es porque está vivo. ¡Mucho cuento! Porque quiere decir que habrá sobrevivido a inundaciones,(...)

  • Carrusel

    ¿Quién quiere ser joven para siempre?

    Dicen que Ponce de León murió buscando la fuente de la eterna juventud y que en su intento descubrió(...)

  • Carrusel

    Me quito la ropa

    Dichoso Spencer Tunick, porque ha fotografiado el reino de la piel. Creo que, con Hugh Hefner, es uno de(...)

  • Carrusel

    Quién me cura un guayabo

    La vida es un viaje sin mapa, decía una amiga, y estaba feliz con su 'mochila a la espalda'(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. cansadadetonterias

    Me alegra leerlo después de un tiempo de vacaciones en su país y en el mío. Lo que no me alegra es que dígame ¿Por qué demonios (no como usted, de los otros) NO se podía leer esta columna? Hasta hoy que entré a leer qué pasó en mi país ayer y como otras veces intenté tener acceso a su columna: Por fin abrió! ¿Será que sí le funcionaron esos libros de maestros que ensenian a vivir y cómo? O ¿será que el encargado de hacer esos “vínculos” en los blogs se dio cuenta de su (de él, no suya) “metida de pata”?. Como siempre es un placer leerlo. Hasta pronto, que le vaya bien!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar