Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

arbol

De unos años para acá se alimentaba una intriga en mi mente. Durante mis años dedicados al trabajo social con comunidades vulnerables, me encontraba al visitar los barrios más pobres de la ciudad un inusual derroche de alegría en medio de tantas adversidades. Con cada nueva experiencia, las ideas me revoloteaban como asimétricas piezas de un rompecabezas. Me costaba trabajo entender como con tantos problemas en esas barriadas, nunca faltaba la cara risueña y la mirada optimista hacia el futuro. Pude constatar como las pavimentaciones de las vías frente a las casas (hechos que para mí daba por sentados) lograban producir en estas comunidades una desbordada felicidad. En medio de la escasez en lo material, se destacaba la belleza de las cualidades humanas.

En ese momento pensé que la explicación más lógica consistía en que es más fácil ser feliz cuando se tiene un techo limitado en las aspiraciones como puede ser tener un ingreso y una vivienda. En el caso contrario para una persona rica, las aspiraciones se pueden volver infinitas pues siempre va a haber una casa más grande o un carro más moderno que comprar.

La inquietud aumentaba en la medida en que se publicaban los resultados de las encuestas mundiales de felicidad en donde a pesar de tantos problemas de pobreza, violencia y corrupción, Colombia ocupaba los primeros lugares en el ranking. Asimismo, en rankings como el Barómetro Global de la Felicidad, Barranquilla aparecía catalogada como la ciudad más feliz del mundo.

Con el propósito de encontrar una explicación lo más científica posible a este interrogante decidí dedicar mi tesis de maestría a intentar descifrar este acertijo. Es así como me empeñé con rigor metodológico a tratar de descubrir que es lo que más le produce felicidad a quienes viven en la pobreza. Al revisar la literatura al respecto, logré identificar las explicaciones más recurrentes que encuentran los académicos en distintos contextos en el mundo a este fenómeno. Diversos estudios en comunidades vulnerables de Africa y Latinoamérica demuestran que las relaciones familiares, las relaciones sociales, los ingresos absolutos y relativos, el consumo, las aspiraciones y  las metas personales aparecen como los principales drivers de la felicidad.

Para probar la relación de estas variables para el caso Barranquilla, implementé un método cualitativo para codificar los resultados de 200 encuestas con preguntas abiertas sobre las causas de la felicidad en las comunidades vulnerables. Los resultados fueron sorprendentes. El 90% de los encuestados se consideraban personas felices. Las relaciones entre humanos y sobretodo las relaciones familiares aparecieron como la fuente más poderosa de la felicidad. Solo el 11% de las razones por las cuales se consideraban felices obedecían a referencias sobre el dinero y demás variables monetarias. Uno de los hallazgos apunta a que para los encuestados bastaba con que la familia estuviera viva para sentirse felices. Esto sin siquiera tener que entrar a indagar si las relaciones familiares eran buenas o malas. La mayoría de las personas manifestaron tener aspiraciones a algo mejor para ser felices, pero por lo general planteaban metas sencillas o simplemente la esperanza en que algo indeterminado iba a mejorar. Esta receta a su vez parece actuar como coraza para evitar grandes frustraciones.

La gran conclusión es que para estas comunidades la fuente más importante de la felicidad está en la familia. Definitivamente, no hay nada más hermoso que la más sencilla sabiduría. En lo personal, desarrollar este trabajo en medio de la muerte de mi hermano ha sido una experiencia estremecedora.

Twitter: @alfrecarbonell

Foto: Tomada de google

(Visited 2.683 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alfredo Carbonell (Barranquilla, 1981) estudió Derecho en la Universidad de los Andes y luego una especialización en Derecho de las Telecomunicaciones en la Universidad del Rosario. Hizo un curso de Relato Breve en la Escuela de Letras de Madrid. Trabajó en el Ministerio del Interior y en la Alcaldía de Barranquilla. Hizo una maestría en Políticas Públicas en UCL (University College London). Trabajó 3 años como Director de Asoportuaria y hoy regresó a la Alcaldía de Barranquilla como Secretario Privado.

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    Chispazos del Hay Festival

      Una de las bondades de la virtualidad es la posibilidad de conectar a miles de personas de diversas(...)

  • Colombia

    Barranquilla se reactiva

    Después de 144 días, Barranquilla tuvo por fin el primer día sin fallecidos por coronavirus. Durante los últimos cinco meses(...)

  • Colombia

    Una apuesta por la cultura ciudadana

    En los últimos años, Barranquilla ha experimentado avances incontrovertibles en cultura ciudadana. La habilitación de  renovados espacios públicos han(...)

  • Colombia

    Covid-19: desafío colectivo

    Esta pandemia del Covid-19 es sin duda la prueba colectiva más difícil que nos ha tocado vivir, por lo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Quienes tienen seres queridos que están desaparecidos, suelen soñar con ellos.(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. regina969099

    A mi siempre me ha llamado la atencion que sea asi. A la empleada de mi casa se le inundó su vivienda hace unos dias y perdió casi todos sus enseres y me impresiona con la tranquilidad como lo aceptó. No ha perdido la sonrisa. Es una enseñanza para uno que se queja de todo

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar