Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
File_000 (4)

EL FUTURO DE

las peleas de gallos

Luis tiene 24 años y suele apostar en una gallera escondida ubicada en el centro de Bogotá siempre que su tiempo como estudiante y mesero en un bar se lo permite. Desde muy temprana edad, heredó de su padre y abuelo el gusto por las peleas de gallos. Ellos, con frecuencia, lo llevaban a apostar -al son de música norteña, cervezas, aguardiente y fajos grandes de dinero- por los ejemplares que, en medio de batallas mortales, gritos eufóricos y madrazos de los fanáticos, le dieron vida a esta tradición popular.

“Vengo a la gallera en parte porque me gusta y en parte porque gano en una tarde mucho más de lo que me haría en un mes de trabajo con propinas incluidas”, cuenta Luis, quien en esta pelea le confió su dinero a Rayo, un gallo de unos 35 centímetros color blanco con tonos grises y pico puntiagudo, para enfrentar a Picasso, un colorado rojo de alas negras con verde enormes.

Las peleas de gallos ya no son un sitio exclusivo de personas mayores. Según Luis, jóvenes no mayores de 25 años suelen asistir “a ganar plata fácil pero también a tomarse un par de tragos y salir de la rutina. A veces he venido con amigos a los que les ha quedado gustando la adrenalina que se vive”.

Pocas personas podrían imaginar que el origen del deporte de los ‘picotazos y las espuelas’, manifestación y tradición cultural de los países latinoamericanos entre ellos Colombia, se remonta a 3.000 años de antigüedad.

De China a India; de Egipto al Imperio Romano; de Francia a España y de tierras ibéricas a Latinoamérica. Una tradición que ha atravesado los cinco continentes y que incluso está presente en la literatura, como en las páginas de Cien años de soledad.

Para unos, las peleas de gallos son una expresión cultural y un deporte tradicional. Para otros, son muestra de maltrato y crueldad a los animales. A pesar del aire de ilegalidad y clandestinidad que rodea a las galleras, lo cierto es que en Colombia esta es una práctica legal validada por la Corte Constitucional en 2010 como manifestación cultural, que tiene más adeptos de los que podría imaginarse y que es común en los pueblos de la geografía colombiana pero también en grandes ciudades como Bogotá, Medellín, Cali o Barranquilla.

Según cifras de la Federación Colombiana de Criaderos de Gallos de Combate existen cerca de 3.800 galleras en el país que a pesar de la legalidad con la que cuentan algunas se mantienen en la clandestinidad para evitar el pago de impuestos que el acuerdo 009 de 2005 del Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar estableció como regulación para dicha actividad.

Esto no significa que en el futuro la asistencia a las peleas de gallos vaya a disminuir ya que, por encima del sufrimiento de los animales, esta práctica ofrece un ambiente festivo y ganancias millonarias a quienes apuestan. “Yo gano entre 100 mil y dos millones de pesos en un día”, cuenta Luis mientras cobra los 300 mil que ganó por la victoria de Rayo.

En este caso, no por la plata baila el perro, al contrario: por la plata dejará de cantar el gallo.

Escuche la crónica sobre pelea de gallos:

Por Andres Cardona

@AndresCardonaC

(Visited 9.978 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El amor incondicional es aquel que entrega todo a cambio de(...)

2

Mas de 43 años han pasado desde que se descubrieran los(...)

3

Tres futbolistas que hicieron parte de la Selección Colombia femenina sub-17(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Las peleas de gallos igual que la tauromaquia son viejas practicas ancestrales que hacen divertir a los colombianos; ademas se generan ganancias y se comparten experiencias. sin hacerle daño al medio ambiente;

  2. Desmontar todo lo que estimule nuestros instintos primitivos mas deshumanizados, toreo, peleas de perros, boxeo. Ya estamos muy deformados por nuestra ancestral herencia asesina. O perderemos la batalla de la extincion del humano.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar