Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un hombre para quien “el escondido” no fue un juego de niños sino su fórmula para mantenerse con vida durante su niñez, muy probablemente elegirá callar que protestar, aguantar que pelear, decir que sí cuando prefiere el no.  Este hombre fue un niño que tras el sonido de una balacera corría a esconderse debajo de la cama, siguiendo la indicación que sus padres no se cansaron de darle hasta que se “mudaron”.

No todos sus amigos corrieron con la misma suerte.  Tuvieron que seguir escondiéndose debajo de la cama, incluso cuando ya no cabían, mientras enterrar a sus vecinos o familiares era tan rutinario que ya no dolía tanto. Algunos no tuvieron más opción que defenderse, otros murieron, otros “huyeron” y otros finalmente nadie sabe dónde están.  Es una posibilidad que hayan sido descuartizados y echados al rio. Nadie lo sabrá a menos que su desquiciado victimario le invente una vida, otra muerte y algún remoto paradero.

Cerca o lejos, desde las noticias o la ventana, somos testigos, hijos y víctimas de la violencia fratricida de este país que desnaturaliza, desarraiga, desplaza, anestesia, traumatiza, pero sobretodo “amansa”.

Amansados por la violencia es la explicación que da Miguel Angel Bastenier a la pasividad de los colombianos frente a los abusos de los que somos víctimas permanentes en casi todos los escenarios de la vida, comparándonos con sus coterráneos, quienes con motivaciones, en algunos casos menos apremiantes que las nuestras, protestan cada vez más fuertes y decididos.

Soy la primera que ante el atisbo de controversia saco la bandera blanca, me rindo, evito cualquier confrontación, le pido a la gente que baje la voz y modere sus gestos. Cedo por la paz de ambos y ellos siguen abusando de más débiles como yo.

Todo esto me lleva a pensar en el conflicto, ese que nos amansó.  Mucha propaganda oficial nos hace creer que el terror viene exclusivamente de quienes empuñaron un fusil para reclamar justicia social. Las cifras del Centro Nacional de Memoria Histórica nos dicen que de 155.000 asesinatos selectivos, 8.903 fueron perpetrados por paramilitares, 2.309 por la fuerza pública, 6.406 por grupos armados no identificados y 3.699 por guerrilleros.  En cuanto a masacres de 11.751 víctimas, 1.166 son de los paramilitares, 343 de las guerrillas, 158 de la fuerza pública, 295 de grupos armados no identificados.

Yo no podré decir qué amansa más, si las balas o la motosierra, si el secuestro o los NN desmembrados que flotan en el río. Para mí todo ello es abominable.  Lo que si no puedo dejar de decir es que los grandes victimarios de este país, que a sueldo defendían los intereses de algunos poderes ya fueron perdonados y una buena parte de ellos ahora siembran terror en las urbes.  Los otros victimarios cuyas exigencias se enmarcan en una redistribución más equitativa de los poderes, negocian la paz, los llaman terroristas y la barbarie los amansó.  Mansos todos ¿quién protesta? Queremos la paz a costa de todo, pero por favor, no podemos perder nuestra capacidad de indignarnos.

Otras entradas:
(Visited 170 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Otro sitio más de Sitios de Blogs El Tiempo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

'The Mandalorian' recupera el mundo de Star Wars y le da(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar