Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Para Jose, porque la adversidad no somete la dignidad 
No he visto mariposas.JPG
Por estos días se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Cartagena, una selección de dibujos y poemas de niños del campo de concentración de Terezín, República Checa, denomina “Siempre volveré a vivir”. Un testimonio conmovedor del arte como catarsis y expresión libertaria en medio de la opresión y el encierro, pero también documento histórico de realidades que se cuentan a medias y que cobran voz mediante los trazos o las metáforas de los que se vale el autor para gritar lo que su voz calla y decir lo que no se le permite, o simplemente, como ventana a la esperanza, refugio de la ilusión, proyección de la vida coloreada entre paredes grises.  
La violencia nos pone de frente la transformación del ser y su necesidad de contar su tragedia, asegurar la memoria y ser reparado de alguna forma como mecanismos de justicia.  Nosotros, hijos de una violencia histórica, perdonamos pero no olvidamos, porque ya es consabido que la historia se conoce para no repetirla, además como acto de justicia para las víctimas, pero sobre todo, porque una herida por más cerrada siempre deja cicatriz.
La construcción de la identidad humana es un proceso que puede alcanzar niveles casi místicos cuando el dolor trata de despojarnos de nuestra esencia de seres racionales dotados de derechos inalienables. 
 
Es aquí cuando nuestra fuerza interior, que a la vez tiene un contenido de valores universales se eleva ante la crueldad y nos inspira para mantener eterna la idea, los sueños, la memoria; es la prevalencia de la dignidad humana que triunfa sobre los abusos que tratan de cosificarnos por el color de piel, credo o pensamiento.
 En tiempos en que opciones de civilidad se abren en nuestro país para superar la guerra, que es tanto producto de la violencia de las armas como del desamparo y la exclusión cotidiana, es necesaria la reflexión sobre nuestra condición en este momento histórico. La exaltación de la vida por los espíritus más nobles en las condiciones más adversas,  desde los niños del campo de concentración de Terezín que eternizaron su humanidad vejada por el nazismo, hasta nuestros compatriotas despojados de sus derechos por las mal llamadas razones de estado, es una invitación a un alto a la barbarie y a los privilegios anacrónicos que hacen sufrir a la mayoría de los colombianos. Esta invitación se hace extensiva a la conciencia de todos en el triunfo de esta fuerza del espíritu sobre el terror, expresado y eternizado en esta exposición. 
Siempre que exista un verso escrito en la pared de la palabra presa, o que el alma pura de un niño haga inmortal sus sueños en pinturas y texto universales, o que un campesino desterrado y violentado resista con el alma y haga valer la memoria de sus verdades, ni todos los odios y egoísmos podrían borrar el legado imperecedero que va dejando lo más sublime de la humanidad entera, esa estela de amor que es el arte de la dignidad.
(Visited 340 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Otro sitio más de Sitios de Blogs El Tiempo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Recuerdo claramente la noche previa a saltar en paracaídas. Vivía en(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Por Álvaro Rodríguez Hernández, docente de la Escuela de Comunicación, Artes Visuales(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar