Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Caminando por el salón de la exposición temporal “Al aire libre”, exhibida en el Museo Nacional, se divisa de manera casi inmediata el asombro, la curiosidad y hasta el rechazo de la mayoría de los espectadores hacia el trabajo del artista contemporáneo Jorge Ortiz, convirtiéndolo en el más criticado y controversial de la galería.

“Sin Título, de la serie Boquerón” es el nombre de su obra y la composición está marcada por nueve cuadros en negro, separados y ubicados horizontalmente, los cuales simbolizan una ‘secuencia fotográfica’ y rompen drásticamente con los cánones de belleza del arte en Colombia.

Traída del Museo de Arte Moderno de Medellín, la creación (aunque pareciera no tener significado) muestra completamente la tendencia del autor: una mirada acerca del concepto mismo de arte, reflexión sobre lo estético, la fotografía y la búsqueda de una contemplación no bucólica del paisaje.

La obra, hecha en 1977, tiene un contexto post-modernista, es decir que presenta la realidad desde un punto de vista crítico con respecto a un entorno específico. En este caso, Jorge Ortiz se basa en dos aspectos fundamentales enmarcados en la historia del arte y la economía colombiana.

Situado en una perspectiva opinante acerca del arte, Ortiz propone un estrecho vínculo entre el espectador y la obra, colmado de interpretación y análisis, que poco a poco se desprende de la idea del arte kitsch, la mirada ‘fácil’ de lo estético y sobretodo la idealización del panorama.

Él plantea la necesidad de encontrar una desfragmentación del sentido del arte y del paisaje, que a diferencia del moderno, está inmerso en realidades sociales y económicas que lo modifican, quitándole una concepción netamente natural y atribuyéndole características culturales.
Es así que en la obra, Ortiz manifiesta dicha intención a partir de la crítica sutil que realiza a las explotaciones y exportaciones de carbón, por parte de industrias extranjeras, en la Loma de Boquerón, ubicada en el Cesar; una de las más grandes reservas mineras en el país.

Su concepción se materializa en las ‘imágenes fotográficas’, el color negro representa el mineral y a su vez lo que es olvidado o desconocido en nuestro país. Podría decirse que Ortiz denuncia la privatización y la actitud que tenemos hacia ella. La idea de ‘secuencia fotográfica’ como ventana a una realidad carente de interpretación, pero más que todo de claridad. De ahí el nombre “Sin Título, de la serie Boquerón”.

Por eso esta obra no sólo presenta un carácter efímero, pues dicha denuncia acerca del aprovechamiento de los recursos por parte de multinacionales es aún más real de lo que se cree o se creía en esa época (1977). Por ejemplo, once años después de haberse creado esta ‘secuencia fotográfica’ se firmó un contrato con la Sociedad Portuaria American Port Company, la cuál obtuvo todos los derechos de explotación del muelle, originando lo que actualmente se conoce como el Puerto Drummond en la Loma de Boquerón.

De esta forma se descubre el significado y la posible interpretación del trabajo de Jorge Ortiz, que pasa de ser un enigma y un atentado contra la estética a una propuesta artística interesante y hasta de trascendencia histórica. Una óptica diferente, que tal vez podría ser calificada como elitista, pues su complejidad muestra un arte dirigida a la elite conocedora de ese arte.

Ginna Ortega

(Visited 38 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Somos un grupo de cinco jóvenes, estudiantes de Comunicación Social y participantes de la Red de Jóvenes de Código de Acceso (un proyecto de la Dirección de Responsabilidad Social de la Casa Editorial El Tiempo, Plan Internacional y la Fundación Rafael Pombo que busca dar habilidades comunicativas y sociales a jóvenes de 15 a 21 años), quienes desean encontrar espacios de 'libre expresión' para recuperar un poco la autenticidad y el sentido de la autonomía en el periodismo actual.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    Feria de la Ciencia de Google: Todo el mundo tiene una pregunta. ¿Cuál es la tuya?

    Normal 0 21 false false false ES-CO X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes;(...)

  • Vida

    Covers vs. Originales - Parte I

    Después de tener un par de pesadillas anoche, me desperté pensando en el nuevo post que saldría publicado en "La Mirada". Ni corto ni perezoso pensé que nunca hemos hecho una socialización sobre algunas canciones clásicas que han sido re-producidas por otros artistas en medio de lo que se llama modernidad. Hoy veremos tres de las que no pueden faltar en ningún iPod relleno de Pop.



    1. It's my life (Talk Talk vs. No Doubt)



    Si bien las versiones cambian mantienen la letra y el coro, para algunos la versión original jamás podrá ser reemplazada. Eso sí, me permito decir que Gwen Stefanni hace mejores arreglos con su voz que Mark Hollis. ¡Ah, aquellos 80's!


    2. Baby It's Cold Outside (Dean Martin and Goldie Hawn vs. Norah Jones and Willie Nelson)



    Para los amantes del Jazz, un clásico del cine que se convirtió en éxito de varios artistas internacionales, y que en 2010 terminó en manos de la talentosa Norah Jones,a la cual le agradezco el tono "seductor" con el que hace la interpretación, claro que, no hay razón para despreciar lo fenomenal que era Goldie Hawn en su época.

    3. Don't Turn Around (Aswad vs. Tina Turner vs. Ace of Base)


    Particularmente me quedo con la versión de Ace of Base puesto que fue la que me correspondió en tiempo, pero Tina Turner definitivamente hace muy bien lo suyo y la canción "le queda de perlas". Claro que para algunos será una sorpresa que aparezca la versión de Aswad ya que pocas personas suelen conocerla cuando hablo de ella. 

    Para esta primer parte tres de una infinidad de covers que andan rodando por la web. Si recuerdan alguno en especial podríamos debatirlo en la próxima entrega y relacionarlo con los recuerdos que traen a la mente. ¿Sería algo interesante, no?

    Saludos!
    Tico Morales

  • Vida

    Wall People: el mural de la felicidad

    Una gran exposición de fotografías  en un muro de la ciudad,  de todos y para todos, en simultánea con más de(...)

  • Vida

    Estudiantes latinoamericanos galardonados en la Feria de Ciencias preuniversitaria ISEF(...)

    Normal 0 21 false false false ES-CO X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes;(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¡Resiliencia es sin duda una de mis palabras favoritas! Se entiende(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Me parece razonable todo lo que dice, excepto el hecho de que asume que modernidad implica reduccionismo (o sea compartimentación y fragmentación)

    “contexto post-modernista, es decir que presenta la realidad desde un punto de vista crítico con respecto a un entorno específico”

    El pensamiento crítico nació como parte del proyecto moderno. Supongo que lo post-modernista (así, con guión al estilo anglosajón) consiste en que se aplique a un entorno unificado, al mejor estilo holista. Sólo que no me parece que la obra de muchos indicios en esa dirección. Creo que esta reseña dice más sobre la actitud del autor hacia la modernidad, que sobre la obra misma.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar