Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El país ideal para el Secretariado de las Farc

Con sabor agridulce y con infinidad de interrogantes, no obstante ser la Paz un derecho fundamental universal de todas las personas, terminé de leer las 297 páginas que conforman el texto completo del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz estable y duradera. Me causó gran sorpresa y escepticismo encontrar en el mencionado texto que ciertos capítulos no tengan una numeración continua: del punto 3.2.2.8. Otros recursos para proyectos de reincorporación económica (página 68) pasa al 3.4 (página 69); y del punto 6.3.2 (página 189) pasa al 6.5 (página 191). ¿Cuál es el contenido de los puntos 3.3 y 6.4?

Lo anterior, va en contra vía de lo dispuesto por la Corte Constitucional en su revisión de constitucionalidad de la convocatoria del plebiscito, por cuanto no se está dando cumplimiento a la obligación de dar una profusa divulgación al texto completo de los acuerdos firmados en La Habana; además, estos espacios en blanco o no continuidad en la numeración deja mucho que desear infiriéndose de paso que una vez aprobado el plebiscito se llenan con los compromisos que se tienen como arcanos y sólo conocidos por el presidente Santos, por el comandante Timochenko y por los negociadores de las partes.

Muy plausible los acuerdos de Paz que se vayan realizando con todos y cada uno de los diferentes actores del conflicto hasta lograr alcanzar una Paz general, lo que si justificaría una parafernalia y gozo extremo, sin demeritar el que está en curso, máxime tratándose de terminar un conflicto con el grupo subversivo más antiguo del continente americano, situación que de por sí no justifica ciertas concesiones que son preocupantes y de contenido confuso y muy oneroso no sólo por el aspecto económico que representa, sino para un régimen democrático endeble y permeado por los corruptos como el nuestro.

Y lo que menos debe de preocupar a los votantes del plebiscito es el de la “justicia transicional” por la impunidad que esta encierra, ya que no se puede esperar a que se firme una Paz y que los actores de la subversión se levanten de la mesa de diálogos y se encierren en una celda de 2×2 M2; pero sí hay ciertos puntos en los Acuerdos que parecieran haber sido impuestos por una de las partes y que, sin la menor duda, son coadyuvantes para el logro de las aspiraciones iniciales cuando se fundó las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para alcanzar el Poder, tal es el caso de la Reforma Rural Integral: acceso, adjudicación, beneficiarios y uso de la tierra; Participación Política: se aseguran 10 curules, 5 Senado y 5 Cámara, incluidas las obtenidas de conformidad con las reglas ordinarias, Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para la elección de un total de 16 Representantes a la Cámara de Representantes, Zonas Veredales Transitorias de Normalización y Zonas Campamentarias.

Además de lo anterior, es curioso que se recalque con tanto énfasis en los acuerdos sobre la Reincorporación efectiva de las Farc, sobre todo en lo “económico”, y de manera colectiva; Incentivos para la Reincorporación: Renta básica y Asignación única de normalización; Aprobado el plebiscito, el Secretariado ingresará al Congreso con sueldo, con voz y sin voto hasta julio de 2018.

No queda la menor duda de que el Acuerdo Final (compilación de lo acordado y aprobado en La Habana) no sólo contiene grandes galimatías sino una serie de compromisos ilusorios y, por ende, nugatorios que ponen en peligro la Paz duradera y estable que se busca alcanzar con el grupo guerrillero de las Farc, tal es el caso y como ejemplo por solo mencionar uno, está el de la Reforma Rural Integrada, en la cual el gobierno se compromete a repartir 10 millones de hectáreas entre la población rural, especialmente la desplazada.

Este Acuerdo que se va a someter al veredicto del plebiscito constituye un “Acuerdo Especial” en los términos de la Convención de Ginebra, lo que significa que lo aquí pactado se convierte en una norma “supraconstitucional”, o sea, “Pacta sunt servanda” (lo pactado obliga). ¿Por cuenta de quién y por cuánto tiempo corre el sostenimiento de las Zonas Veredales?

Este Acuerdo está diseñado a la perfección para la “buena y placentera vida” que merecen todos los miembros del Secretariado de las Farc: algunos indultados y otros amnistiados; vivirán en una Colombia convertida para ellos en el mejor paraíso fiscal del mundo; con un poder político envidiable servido por el presidente Santos en bandeja de plata; serán los amos y señores en muchas regiones del país; sin ninguna responsabilidad con sus victimas. ¿Será que con este plebiscito si gana el “SÍ”, nos cambia la vida?

Marco Aurelio Uribe García.
Manizales, septiembre 8 de 2016.

(Visited 1.040 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Marco Aurelio Uribe García, abogado. Manizales

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: PanzaVidela Ante la salida de Carlos Queiroz como técnico de(...)

2

Hace unos años vi el documental Solar Revolution, el cual presenta(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

10 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. freddiemercury

    Bueno, resulta que ahora las reformas constitucionales se hacen vía plebiscito. O lo que es peor, como el plebiscito ni siquiera era obligatorio, el Presidente directamente había podido firmar el acuerdo, aprobarlo y de una vez reformar los articulitos que no le gusten de la Constitución.

  2. carlostorres0830

    La palabra que mas le gustara a las farc,con aquellos tontos apoyando el si sera: expropiese y cúmplase.Veremos ser objetivo inmediato empresarios,políticos arrodillados,los enmermelados medios de comunicación y los pendejos de la palomita,perdón el cuervito de la paz.

  3. carlostorres0830

    El país ideal para ellos es el que les esta entregando Juhampa,donde se legalizara su prontuario delictivo,sin pagar ni día de cárcel,donde todos los delitos son presentados como sedición,donde se les dará autonomía para formar pequeñas repúblicas,para seguirlas gobernando.En términos generales,los legalizara.

  4. guillermo115880

    Marco Aurelio, que bueno que todavía hay en ese periódico alguien que cuestione las patrañas de este indigno pacto que Santos nos quiere forzar a aceptar dizque en nombre de la paz cuando la realidad es que no va a haber ninguna paz cuando este grupo de maleantes se paseen orondos por todo el territorio nacional haciendo lo que se les de la gana como como lo hace su cómplice Santos. Por favor!!! que alguien haga algo antes de que sea demasiado tarde.

  5. alffredo492624

    Todos sabemos que esta es la entrada a Colombia del comunismo que tanto combatimos y que dejo cantidad dfe heroes muertos por la libertad.Santos se unio a chavez, su mejor amigo, y despues a maduro para introducir sus estupidas ideas a
    Colombia. Todos los puntos del acuerdo tienen la firma de las farc.

  6. otro tontarrón en el papel de desinformar. Un proceso de paz no es proceso de paz, no una rendición. A los tipos no los pudieron derrotar en 52 años, ahora es la oportunidad de desarmarlos y eso no es gratis. o alístese para seguir en guerra.

  7. Para el pueblo colombiano un “Quizas, Quizas, Quizas” . Para los guerrilleros millonarios ” Todo es para mi” Bonito el cancionero que tendrán que soportar toda la Nación incluidos los del Si por cuenta de esos folclóricos personajes. Evitan que los extraditen y clavan a todo un pueblo.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar