Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Me quedé tres noches seguidas donde mi novia. Cuando regresé a casa, mi mamá me saludó indignada, con ese sarcasmo que la caracteriza: “Vaya, vaya, vaya… Así que volvemos a vernos, Andrés. Mucho gusto, encantados de recibirte. Bienvenido”.

Se supone que cuando ella dice “encantados” se refiere también a mi papá. Pero la verdad es que a él no le importa si yo llego a la casa. Ni le va ni le viene. Para él mejor que me ausente. Así le dura más el mercado.

Yo me esfuerzo por detener la cantaleta de mi madre tan pronto detecto que su reclamo de celos va para largo. “Ay mamita, no empieces. Qué dramática eres…”. Pero ella me interrumpe y sigue con su papelón: “No, no, no, ni más faltaba. Estamos muy agradecidos con tu visita. Es un honor para nosotros tenerte de vuelta”.

Antes era peor. Fue muy difícil para ella haber perdido a su adorado bebé, a su pequeño polluelo, a su lindo cachorro, a su chiquitín, a su ‘ñeco’ (muñeco). Siente nostalgia. En mi adolescencia andábamos juntos de arriba abajo, como siameses. En ese entonces yo era su coequipero, su ‘lanza’, su ‘parcero’ y su mano derecha. Ella era Batman y yo Robin, ella era Mickey Mouse y yo su Pluto, ella era Lucía y yo Joaquín (los hermanos Pimpinela), ella era Ash y yo su Pikachu.

Bueno, al menos eso pensaba yo. Mis crueles primos decían que más bien parecía la dama de compañía de mi madre. Llegaron a compararme con ese tipo de hijas de antaño que siempre andaban un paso detrás de sus progenitoras, como una sombra, sin musitar palabra: “¡Ay! ¡Pero cómo está de linda y de grande la niña! Ya es toda una señorita”, se burlaban ellos mientras yo me escondía detrás de mi madre.


“¿Y cómo es él?… Es un ladrón, que me ha robado… ¡todooo!”

Decidí que no quería ser su ‘novio’ eterno, de manera que nuestra relación intensa y diaria empezó a resquebrajarse. El punto de no retorno fue la universidad. Me di cuenta de todo lo que me estaba perdiendo por andar detrás de sus enaguas: conocer nuevas personas, la interrelación social con las niñas que ya no eran tan niñas, los paseos de piscina con hermosas jóvenes de cuerpos firmes en diminutos bikinis.

Para mi madre fue muy difícil aceptar que yo había conseguido un nuevo mejor amigo, con quien no sólo hacía los trabajos de la Universidad, sino con quién también salía de ‘cacería’, aunque no tuviéramos éxito conquistando niñas.

Mi madre, trascendental como siempre, me reclamaba usando palabras de José Luis Perales: “(Min. 01:11) ¿Y cómo es él? ¿En qué lugar se enamoró de ti? ¿De dónde es? ¿A qué dedica el tiempo libre? Pregúntale… por qué ha robado un trozo de mi vida. Es un ladrón, que me ha robado… ¡todooo!”.

Cada vez que me negaba a acompañarla a hacer vueltas o visitas familiares, ella me reclamaba, cantaleteando por toda la casa mientras hacía oficio -porque el aseo de la casa¬ parece ser el mejor energizante de una madre para pelear por horas-. “Claro, ahora sí está cansado… pero apenas lo llaman los amigos se alivia y sale corriendo… ¡Hum!… Es que es el colmo, yo que le cambié los pañales… usted que me dañó mi cuerpo de sílfide durante el embarazo… Mal paga el diablo a quien bien le sirve…”.

Mi papá, que está en la obligación de ser su eterna compañía, usualmente la interrumpe para hacerle caer en cuenta que ya no la estoy escuchando, porque salí de la casa: “¿A quién le hablas?”. Mi madre alcanza a sonrojarse, al darse cuenta de que ha estado hablando sola, pero improvisa hábilmente para descargarse contra él: “Pues… ¡Le estoy contando a usted cómo me siento! ¿O ahora tampoco tengo marido?”.


“¡Respete para que la respeten!”

Mis primeras novias fueron tratadas con desprecio, como las peores archienemigas de mi madre. Ella les servía mucha comida a la hora del almuerzo, esperando que dejaran el plato lleno y así darse el gusto de decirles: “En mis tiempos era de mala educación no comerse todo… ¡hum!”. Cuando quedábamos a solas, mi madre compartía conmigo su sesgada opinión: “Yo no sé qué hace usted con esa ‘miona’ (en su lenguaje, mujer inmadura que mea sin controlar sus esfínteres)”.

Yo le exigí muchas veces que moderara su vocabulario: “No mamá. ¡Respete para que la respeten!”, le decía airado, usando esa frase que aprendí de ella. De hecho, mi madre siempre ha sido una experta para aconsejar con la figura del ‘darse para recibir’. Su principal pupila ha sido mi hermana, que siempre anda sufriendo por algún novio: “No ‘mija’… ¡quiérase para que la quieran!, ¡valórese para que la valoren!”, le ordena. Mi madre no siente pesar sino física rabia de que su hija esté llorando sobre una almohada, en vez de estar haciéndole compañía mientras prepara el almuerzo.

Ellas, alguna vez, también fueron uña y mugre. Mi hermana fue su princesa, su gordita, su ‘ñeca’ (muñeca). Eran como Bob Esponja y Patricio Estrella, como Beto y Enrique, como Michael Knight y su auto fantástico, como Paris Hilton y su adorado perro.

Hemos sido sus grandes ‘desamores’, que se le fueron deslizando por entre los dedos. Han sido muchas las cantaletas, escenas de celos y llantos. Ahora, mi hermano menor es su nuevo amor incondicional. Ahora soy yo quien se burla de ellos: “¡Cómo está de linda y de grande la niña! Ya es toda una señorita”.

Llegará el día en que mi hermano también se aleje de ella. Al final se quedará con la única persona que nunca se ha ido de su lado, una persona que se queja poco, silenciosa como una eterna sombra que mi mamita a veces no ve: mi papito.

******

*Próximo miércoles, desde las 8 a.m.:
‘Si yo fuera taxista, sería igual de atravesado’

*facebook.com/agomoso Twitter: @Agomoso

El libro “A usted también le ha pasado, ¡admítalo!” -de Intermedio Editores- incluye 20 artículos INÉDITOS (vea aquí los títulos). ¡El prólogo es de mi mamita! Está a la venta en Panamericana, Librería Nacional (aquí, compra on-line), Prodiscos, Tower Records y La 14, entre otras.

*Si se lo perdió…

‘Trabajo como ‘independiente’ y… ¡me estoy volviendo loco!’

‘La necesidad tiene cara de olla – Yo hice fila con sobres de Ricostilla’

‘Malos entendidos entre hombres y mujeres – Segunda parte’

‘Malos entendidos entre hombres y mujeres – Primera parte’

‘Chistes tontos de la infancia’

‘Las ‘supervacaciones’ de mi mamá me aburren’

‘Todo nos gusta regalado’

‘Nos fascinan las ‘lobas’, ¿por qué a ellas no les gustamos los ‘lobos’?’

‘La bendita maña de decir mentiras’

‘El amor al carrito nuevo’

‘Cosas que nos pasan a los hombres en baños ajenos’

‘Sudando en el peor puesto del TransMilenio: la puerta’

‘Sobreviviendo a los lectores criticones de mi blog’

‘Almuerzos de mujeres: ideales para entenderlas mejor’

‘Cuando los hijos regañan a sus papás como niños chiquitos’

‘Mujeres que le tienen fobia al motel’

‘El arte de ‘levantar’ en la oficina’

‘Sobreviviendo como asalariado a la reestructuración de una empresa’

Shows de mujeres que hacemos los hombres’

‘Esta es la historia (que me imagino) de unos taxistas que golpearon a un par de pasajeros’

‘¿Cuándo será mi última ‘faena’ entre sábanas?’

‘Si yo fuera celador, sería igual de insoportable’

‘Salí del país, me unté de mundo y ahora soy mejor que ustedes’

‘Querido Niño Dios: te pido que mi familia no me avergüence en la fiesta de Año Nuevo’

‘Que alguien me explique los gozos de la novena de aguinaldos’

‘Manejo como una dulce anciana’

‘Mi tía, la invencible, tiene el superpoder de la intensidad’

‘Muéstrame tu foto de perfil en Facebook y te diré cómo eres’

‘¿Por qué los colombianos nos creemos “la verga”?’

‘¡Deje el resentimiento contra los ricos!’

‘Soy muy cobarde; le tengo pavor a las peleas’

‘Yo no entendía por dónde orinaban las niñas; dudas que muchos teníamos, pero nos daba pena preguntar’

‘Mi abuela es más progresista y liberal que sus hijas’

‘Es cierto y es un karma: los hombres pensamos siempre en sexo’

‘Respuesta masculina a cosas que ellas nos critican en la cama’

‘Carta de un hombre que no ve fútbol, ni le gusta, ni le importa’

‘A mí me tocó aprender a bailar con mis primos’

‘¿Por qué las mamás pelean cuando hacen oficio?’

‘Así es, aún vivo con mi mamá’

‘Si su nombre es ‘guiso’, usted tiene pasado de pobre: att. Jáiver’

‘Salir con… colombiana vs. extranjera’

‘Volví con mi ex… suegra, pero no con mi ex novia’

‘Qué miedo empezar una nueva relación’

‘Me salió barriga; ahora sí salgo a trotar’

‘Así se sufre una temporada sin trabajo, ni novia, ni plata pa’ viajar’

‘Qué difícil ganar una beca cuando no se tiene pasado de ñoño’

‘Mi mamá habla un mal español; mi papá, un pésimo inglés’

‘Sí, soy metrosexual… y usted también, ¡admítalo!’

‘Conquistar a las mujeres de hoy requiere más que sólo actitud; aliste una hoja de vida impresionante’

‘¿Cómo se atreve mi ex novia a casarse?’

 

*ESTE BLOG APARECE EN LA SECCIÓN ‘DEBES LEER’, EN LA PESTAÑA VERDE DE ELTIEMPO.COM. TAMBIÉN PUEDE USAR EL LINK CORTO: bit.ly/agomoso

 

(Visited 2.700 times, 3 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Andrés Gómez Osorio. Escritor. Confundido.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

2

A medida que avanza este periodo, se ha mostrado una predilección(...)

3

¿Quiere saber qué tan normal es que cada vez que se(...)

30 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. bogotarockerunica

    Tengo 21 años y tuve una novia por dos años. Mi mamá era bastante divertida pq por lo general hablaba en la familia pestes de la susodicha…, pero cuando ella venía a comer o algo, la trataba con un amor más fingido. Nunca la vio como una persona que valiera la pena…, pero recien que terminamos finge que le importa y me pregunta por ella con un lenguaje bastante hipócrita. Tan rara es mi mamá, pero = la quiero!!!

  2. naah no me gusto, sobretodo porque me hace pensar en la relación que tengo con mi madre, no soy hijo unico pero ya llega al punto de la sobreprotección, teniendo ya casi 25 años me sigue preguntando si todavia me cepille los dientes, esto no es gracioso, es doloroso que lo hagan sentir a uno como si no fuera capaz de nada y que depende de ellos en todo y para todo y que sin ellos uno no es nada, llega al punto de la asfixia, lo hacen sentir a uno como un completo invalido cuando no nos digamos mentiras uno les da sopa y seco en varios aspectos de la vida, solo me hizo pensar más en la anhelada independencia, ese dia en que no le rinda cuentas a nadie y sea responsable de mis propios errores y decisiones, si era por hacer reir, ha sido el peor post de todos

  3. “Vaya y hablele así a su noviecita, a mi no me frieje”, “Bienvenido al Hotel Mamá, en que le puedo ayudar?”, “Lo veré cuando no le planchen ni le cocinen como lo hago yo, lo veré!”, “No, no no ya me la aguanté un día, como así que se va a quedar? Llevela al bus, tome, yo le doy lo del pasaje”
    Bien por hoy, un abrazo Andrés.

  4. Jajajajajajaja brutal Andrés 100% identificado. Una vez tuve una novia con la que me quedaba casi todos los días en su casa. Una vez llegue un Jueves luego de la universidad y mi mamá me tenia lista la maleta, jajajajaja me acuerdo ese showsito, “no pero porque no se va vivir con ella, es que usted ya no para aquí, mejor dicho solo viene a llevarse mas ropa y a pedir plata, se le olvido que tiene papá y mamá”. Jummmmmm aunque no me pasa solo con mi mamá ahora a mi papá le dio el mismo síndrome, jummmm con la novia actual que tengo. “No pero esa niña es un chicle, dígale que lo deje un fin de semana sólito y nos vamos a trotar o a jugar tenis, despegue ese chicle.” “No pero que ahora también entre semana ya ni tiempo para hablar con sus papas le deja, no hermanito esa niña si es intensa, me imagino que se va a esperarlo al trabajo a que salga” -Si papá ella no estudia, no tiene amigos, su vida soy yo XD- Definitivamente es un problema ser hijo único, pero aun así adoro a mis papas. Juazzzzzzz mejor dígale a su hermanito chiquito que disfrute el tiempo con sus papas en vez de joderlo, luego ni él los va a tener a ellos.

  5. te falto la parte que las mamas dicen:”es que esa jovencita ya esta como muy recorridita para usted! no ve que tiene un hijo y todo?…en mis tiempos eso no se veia!”

  6. MrBrownstone

    Ni ke decir cuando uno sale de una relación de estas un poco abatido….. no necesariamente te dicen de frente ¨se lo dije¨ pero su semblante de frescura y su sonrisita, que exterioriza el fresquito que están experimentando,,,,es sencillamente frustrante….. gracias madres. son lo mejor de la vida.

  7. Las madres son un regalo de Dios, nos dieron la vida y también han hecho muchos sacrificios por sacar sus hijos adelante, es muy grato y merece la mejor de todas las recompensas, pero también deben entender que los hijos algún día van a realizar sus propias vidas y todo el tiempo no van a estar bajo sus faldas, es por esto que deben respetar sus decisiones y gustos; así como ellas un día también dejaron a sus padres para formar una familia.

  8. Jajaja muy buen blog Andres 🙂 y no olvides la frase tipica de mama despues de llegar de una buena rumba al otro a dia a casa “vaya, vaya, vaya, bonita la hora de llegar… no le da verguenza de llegar a estas horas… esta es una familia decente jajjajajjajajaja 🙂

  9. lunitavioleta

    Mi madre decía usted que cree que esto es un hotel. Donde usted viene a dormir cuando quiere…????? Lo más gracioso es que le enseño a mi hermano en ese entonces de cuatro años a decir lo mismo. Entonces yo abria la puerta de mi casa y en la escalera aparecía un pequeño saltamontes de un metro de estatura, con las manos en la cintura, diciendome usted que cree que esto es un hotel….??? COn él no me daba risa, él si me hacía sentir mal, su hermana mayor no le estaba dando buen ejemplo y mi mamá me lo sabía recalcar…. uiscchhhh es que las mamitas son bien terribles. Y tienes razón ellas a veces se olvidan de su mejor escudero nuestro padre.

  10. jajaja totalmente identificada.. este es mi casi soy la hija menor y mi mama es separada-soltera, Porsupuesto esta super apegada a mi, se molesta si salgo y la dejo sola……… jajajaja pero bueno es mi mama y la amo!! pero aveces es cómico!!

  11. FAntastico Andres!!! Esas son nuestras madres, las que nos protegen como sea de lo q sea, las q quieren que sigamos ahi con ellas (lease: asi es aun vivo con mi mama) gracias a ellas por todo lo q nos dan! y a usted por hacernos reir tanto carajo! MUy bueno!!

  12. jaja Por Dios es toda la verdad …. ami me a pasado….. yo andaba era con mi papito jeej y es es tipica claro ya no esta cansado para ellos si esta bn ya noesta nefermo jajajaj….. muy buenoo como siempree……

  13. Excelente Andrés me vi reflejada, exactamente así he actuado con mis dos hijos, ya me resigne y comprendí que los hijos son prestados, especialmente cuando son varones y sí la única compañía que queda es la del esposo.

  14. A pesar de que juiciosamente leo su blog todos los miercoles y he sentido todo tipo de emociones al hacerlo, he disfrutado incluso viendo el “fanatismo” que sienten los comentaristas por usted y el apasionamiento con que lo censuran o lo aprueban,pero pocas veces senti las ganas de escribirle como hoy, me resulta muy conmovedor notar que en realidad el patron de madre Colombiana es casi identico en la mayoria de los casos… (con tristes exepciones de maldad y odio, o con variaciones de culturas y credos) pero Sr. Andres mi mamá le envia un caluroso saludo y espera que este tipo de articulos revindiquen la generacion de mamas abnegadas que dieron su vida para que personas como usted nos deleite con su talento todos los miercoles-sin falla-, abrazos y gracias.

  15. capitanazomutafacka

    Las mama nunca van a dejar los celos con los hijos hombres, yo llevo casado 3 años y todavía algunas veces se le notan los celos cuando beso a mi esposa delante de ella, o todavía algunas veces echa vainas disimulando los celos, madre es madre y su amor hacia sus hijos nunca va a acabar.

  16. Las madres son prmero que todo MUJERES y por lo tanto no se puede intentar comprenderlas, solo amarlas, con infinita paciencia!! Y sobre la relación con sus las novias de sus hijos pues fueron las madres quienes dieron origen al término “Nuera” => porque “No era” la que su hijo merecía!! y tenga pilas porque le recuerdo que “usted puede dejar embarazada esa niña!!!

  17. Buenisimo tu escrito del dia de hoy … como siempre robas sonrisas, pero hoy especialmente hiciste recordar viejas epocas de cantaleta de mi madre … es una delicia empezar asi la mañana … abrazos de mi siempre hermosa Manizales del Alma

  18. Creo que acabo de recordar los últimos 5 años de regaños en 10 minutos. Como que las mamás hacen el mismo curso de cantaleta, y pues a pesar de todo, los hijos como todo en la vida son presatados así que a disfrutarlo mientras se tengan cerca …. en fin. Una forma muy amena de empezar la mañana laboral

  19. Andres, es la eterna historia de la vida. Todas las madres quieren lo mejor para sus hijos. Ninguna de nuestras novias les dan al “calcañal”, ni las “visten” o sean no estan al nivel de ellas. Todas son unas (con respeto) “prostis”.
    Que viva ese ser grandioso que nos dio la vida. Que vivan nuestras madres. Felicitaciones.

  20. Citica!!! Si asi es de novios no me la imagino cuando se casen los hijos y se vayan de la casa. Su mamita Andres tiene mucha energia, ojala encuentre un buen hobby que la satisfaga y la haga mas feliz. Porque asi no nos guste, los hijos son prestados y ellos deben tomar su propio vuelo.

  21. “Claro, ahora sí está cansado… pero apenas lo llaman los amigos se alivia y sale corriendo… ¡Hum!… Es que es el colmo, yo que le cambié los pañales… usted que me dañó mi cuerpo de sílfide durante el embarazo… Mal paga el diablo a quien bien le sirve…”. jejejeje me senti de vuelta en casa!!
    Andres, siempre te leo y aunque nunca comento, eres mi cita obligada los miercoles en la mañana 🙂

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar