Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Siempre llego tarde. Es un vicio. No puedo evitarlo. Hay algo en mi interior que no me deja salir a tiempo. Es un duende que me embruja: “No importa Andrés, fresco, no se afane, espérese otro ratico”, me dice.

Si me piden llegar a las 8, sé que debo salir a las 7, pero me demoro media hora más (¡una hora más!). Desperdicio el tiempo en cuanta pendejada me invento: “Primero mire el Facebook Andrés -me engaña el duende-…, mire qué hay en la televisión…, usted no se había visto ese capítulo de Los Simpsons…, lave ese pocillo…, de una vez acomode esa loza…, aproveche y recoja esa ropa…, revise esa factura…, ¿ya entró al baño?… pues entre otra vez… espérese otro ratico… no se afane… ¡Uy! ¡Ya son las 7 y media! (¡son las 8!) ¡Salga pendejo! ¡¿Qué espera?!”.

No soy consciente de la importancia que para otros tiene el asunto de la puntualidad. Ni siquiera sé qué se siente llegar a tiempo. ¿Da alegría? ¿Da emoción? ¿Podría llegar a sentirme realizado? ¿Qué hace la gente cuando llega antes que los demás?

Sí sé que cuando salgo tarde para la oficina me cuestiono durante todo el camino. “Ay no… no puedo seguir con esta impuntualidad… qué embarrada… por eso nunca me rinde… no lo vuelvo a hacer… ¡Uy! Ahí me está llamando mi jefe… Sí, ya voy llegando, estoy a 10 cuadras (¡mentiroso!)… Tuve un inconveniente (¡pfff!)… bueno, chao… ya nos vemos… ahhhh, ¡y hay trancón! ¡Maldita ciudad!”.

Culpo a todo el mundo: “Lo que pasa es que… se estrellaron unos carros ahí en la autopista… lo que pasa es que me tocó esperar a que llegaran a revisar el gas en la casa… lo que pasa es que mi mamá me pidió hacer una vuelta a última hora… lo que pasa es que un carro me salpicó con un charco cuando ya estaba esperando el bus (¡qué creatividad!)… lo que pasa es que se me vino la sangre por la nariz y me tocó devolverme (¡pfff! y mil veces ¡pfff!).

 

“¡¿Usted necesita despertador para una cita a las 10 a.m.?!”

Me he quedado corto de mentiras para justificar la impuntualidad en el trabajo. He llegado a buscar en Google las mejores frases para excusar mis tardanzas, pero el tiro me ha salido por la culata. Una vez le dije a mi jefe que se había ido la luz en la noche y por lo tanto se desconfiguró el despertador: “¡¿Y es que usted necesita despertador para llegar a una cita a las 10 de la mañana?!”, me dijo indignado.

Por las mañanas es peor. Todos los días, sagradamente, pongo la alarma del celular a las 5:30 de la madrugada. No tengo que levantarme a esa hora, pero me miento creyendo que así podré despertarme ‘de a poquitos’. En mi casa todos oyen la alarma menos yo. Mi papá es quien más la detesta: “¡Por amor a Dios! -me dice en las noches-, si no se va a levantar, ¡no programe ese bendito reloj que me daña el sueño es a mí!”.

Durante los últimos 10 años, a diario, me he hecho la misma promesa: “Ahora sí me voy a levantar temprano”… Pero ha sido un compromiso que siempre he olvidado a la mañana siguiente -durante los mismos 10 años-. Hasta alisto la ropa desde la noche anterior para ahorrarme tiempo. Y me acuesto tarde, tampoco puedo evitarlo. “Sólo miro el correo electrónico y ya”, me digo mintiendo. “Sólo ‘canaleo’ un rato a ver qué hay en televisión”, me vuelvo a mentir. Al final me duermo hacia la 1 de la mañana.

En consecuencia, levantarme es todo un parto. No soy yo. Tengo el sueño muy pesado. Me hace recordar el video de la mujer que se queda dormida en la cama de un almacén de cadena y es sorprendida por un vigilante. Ahí está de nuevo el duende: “¿Y se va a levantar con ese frío, Andrés? Cinco minuticos más hermano, relájese… Sí, ya son las 6, pero no importa, si se levanta a las 6 y media todavía está bien de tiempo”. Y ahí me quedo, doy vueltas en la cama. Físicamente me es imposible abrir los ojos porque a esa hora están tan cerrados como los de una ratica recién nacida.

 

Es peor cuando amanezco en ‘cucharita’

No tengo control sobre mi cuerpo cuando no estoy completamente despierto. No domino mi voluntad. Incluso, durante una época mi hermana se aprovechaba de eso para pedirme plata prestada. Irrumpía en mi habitación en la madrugada y me decía que necesitaba cualquier billetico de 20 mil o 50 mil pesos. El duende hablaba por mí: “Cógelos”, respondía ‘entredormido’.

A veces yo mismo me paraba a buscar la plata de la billetera y se la entregaba sin recordarlo después. Se me fundía el cerebro intentando saber qué había hecho la plata, hasta que mi hermana me decía que yo se la había entregado con mis propias manos. Sabiendo de mi ‘vulnerabilidad’, le prohibí que volviera a pedirme cualquier clase de favor en las madrugadas. “¿Y será que a las 8 de la mañana es muy temprano para el doctor?”, me respondió con sarcasmo.

Y me levanto a las 7 (¡a las 8!). Esta lucha matutina es aún más difícil cuando amanezco en ‘cucharita’ con mi novia -con ese calor corporal tan abrazador en medio de las heladas mañanas bogotanas-. Al principio ella me jalonaba para levantarme temprano, pero al final he sido yo quien la ha convencido de quedarse durmiendo por más tiempo.

Lo peor es que -cuando finalmente puedo abrir mis ojos de ratica bebé- no salgo corriendo despavorido. Me levanto lentamente. Desayuno despacio, tiendo la cama… “Oh, están dando un capítulo de Friends que no recordaba… voy a comprarme unos chicles… ese bus está muy lleno, voy a esperar el otro”. Después vuelvo a sufrir internamente: “Ay no… esta impuntualidad… qué embarrada… no lo vuelvo a hacer… ¡Uy! Ahí me está llamando mi jefe… llego en 15 minutos (¡mentira!)… Dios mío, hoy sí me acuesto temprano… mañana sí llego a tiempo (¡pfff!)”.

Este es mi testimonio y quiero que el mundo lo conozca. Quienes padecen este martirio a diario deben saber que no están sólos. ¡No estamos solos! Mi nombre es Andrés… y soy adicto a la impuntualidad.

******

*Próximo miércoles, desde las 8 a.m.:
‘Esta es la historia (que me imagino) de la ‘entrevista’ en inglés a Carolina Cruz’
(Si no sabe de qué hablo, haga clic aquí, antes de que también eliminen este video).

*facebook.com/Agomoso Twitter: @Agomoso

Está a la venta el libro “A usted también le ha pasado, ¡admítalo!” -de Intermedio Editores- incluye 18 artículos EXCLUSIVOS (vea aquí los títulos). ¡El prólogo es de mi mamita! Disponible en Panamericana, Librería Nacional (aquí, compra on-line), Prodiscos, Tower Records y La 14, entre otras.

*Si se lo perdió…

‘Cuando una mujer se aprovecha de un hombre’

‘Si yo fuera empleada del servicio… sería igual de confianzuda’

‘Yo era un patito feo, inmundo; ahora soy un pato, a secas’ (del libro ‘A usted también le ha pasado, ¡admítalo!’)

‘Las costeñas me intimidan’ (del libro ‘A usted también le ha pasado, ¡admítalo!’)

‘Si yo fuera taxista… sería igual de atravesado’

‘Celos de madre’

‘Trabajo como ‘independiente’ y… ¡me estoy volviendo loco!’

‘La necesidad tiene cara de olla – Yo hice fila con sobres de Ricostilla’

‘Malos entendidos entre hombres y mujeres – Segunda parte’

‘Malos entendidos entre hombres y mujeres – Primera parte’

‘Chistes tontos de la infancia’

‘Las ‘supervacaciones’ de mi mamá me aburren’

‘Todo nos gusta regalado’

‘Nos fascinan las ‘lobas’, ¿por qué a ellas no les gustamos los ‘lobos’?’

‘La bendita maña de decir mentiras’

‘El amor al carrito nuevo’

‘Cosas que nos pasan a los hombres en baños ajenos’

‘Sudando en el peor puesto del TransMilenio: la puerta’

‘Sobreviviendo a los lectores criticones de mi blog’

‘Almuerzos de mujeres: ideales para entenderlas mejor’

‘Cuando los hijos regañan a sus papás como niños chiquitos’

‘Mujeres que le tienen fobia al motel’

‘El arte de ‘levantar’ en la oficina’

‘Sobreviviendo como asalariado a la reestructuración de una empresa’

Shows de mujeres que hacemos los hombres’

‘Esta es la historia (que me imagino) de unos taxistas que golpearon a un par de pasajeros’

‘¿Cuándo será mi última ‘faena’ entre sábanas?’

‘Si yo fuera celador, sería igual de insoportable’

‘Salí del país, me unté de mundo y ahora soy mejor que ustedes’

‘Querido Niño Dios: te pido que mi familia no me avergüence en la fiesta de Año Nuevo’

‘Que alguien me explique los gozos de la novena de aguinaldos’

‘Manejo como una dulce anciana’

‘Mi tía, la invencible, tiene el superpoder de la intensidad’

‘Muéstrame tu foto de perfil en Facebook y te diré cómo eres’

‘¿Por qué los colombianos nos creemos “la verga”?’

‘¡Deje el resentimiento contra los ricos!’

‘Soy muy cobarde; le tengo pavor a las peleas’

‘Yo no entendía por dónde orinaban las niñas; dudas que muchos teníamos, pero nos daba pena preguntar’

‘Mi abuela es más progresista y liberal que sus hijas’

‘Es cierto y es un karma: los hombres pensamos siempre en sexo’

‘Respuesta masculina a cosas que ellas nos critican en la cama’

‘Carta de un hombre que no ve fútbol, ni le gusta, ni le importa’

‘A mí me tocó aprender a bailar con mis primos’

‘¿Por qué las mamás pelean cuando hacen oficio?’

‘Así es, aún vivo con mi mamá’

‘Si su nombre es ‘guiso’, usted tiene pasado de pobre: att. Jáiver’

‘Salir con… colombiana vs. extranjera’

‘Volví con mi ex… suegra, pero no con mi ex novia’

‘Qué miedo empezar una nueva relación’

‘Me salió barriga; ahora sí salgo a trotar’

‘Así se sufre una temporada sin trabajo, ni novia, ni plata pa’ viajar’

‘Qué difícil ganar una beca cuando no se tiene pasado de ñoño’

‘Mi mamá habla un mal español; mi papá, un pésimo inglés’

‘Sí, soy metrosexual… y usted también, ¡admítalo!’

‘Conquistar a las mujeres de hoy requiere más que sólo actitud; aliste una hoja de vida impresionante’

‘¿Cómo se atreve mi ex novia a casarse?’

 

*ESTE BLOG APARECE EN LA SECCIÓN ‘DEBES LEER’, EN LA PESTAÑA VERDE DE ELTIEMPO.COM. TAMBIÉN PUEDE USAR EL LINK CORTO: bit.ly/agomoso

 

(Visited 467 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Andrés Gómez Osorio. Escritor. Confundido.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

'The Mandalorian' recupera el mundo de Star Wars y le da(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

52 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. nunca me habia sentido mas identificada en la vida! también invento excusas (al principio) ahora la gente ya me conoce y me dicen ahhh si bueno. con cara de (no te creo pero no importa) en fin, creo que para algunos nos es imposible ser puntual a parte que encuentro muy jarto llegar antes y tener que esperar.

  2. madelpisaji

    Es ciertooooo!!!
    Me declaro IA: impuntual anónima. Programo la alarma una hora antes, se levanta todo el mundo menos yo. Me tomo los 5 minuticos más, que se convierten en 15 porque digo: “hoy no me baño el cabello, me cojo una moña y listo!” o ” en el bus me maquillo….”

    Pero debo confesar que la impuntualidad me convirtió en una mujer multifacética, desarrollé la capacidad de hacer varias cosas al tiempo: mientras desayuno, me voy vistiendo, tiendo la cama, me cepillo los dientes, alisto el bolso…. et voilà! quedo lista en par patadas…. pero es tarde yaaa!!!!, y por dentro estoy diciendo Dios detén el tiempo mientras llego, o haz que los otros también lleguen tarde….. pero nada funciona, ya tengo la fama que voy a llegar tarde hasta el día de mi muerte.

    Mi rehabilitación comenzó desde el 31 de diciembre de 2011, con media docena de uvas que trague deseando ser puntual y hasta ahora ha funcionado, mes y 9 días sin llegar tarde

  3. Demasiado bueno éste blog. Yo por mucho tiempo fui adicta a la impuntualidad. Tuve un trabajo en el que entraba a las 7:30 y tenía el descaro de levantarme a las 7:15 am y según yo super bien porque por mucho sólo llegaba media hora tarde… pobre de mi!!! Lo peor es que era descarada y llegaba con pocillo de tinto en mano (obvio primero pasaba por la cafetería de la oficina) y saludando a todos los que se me pasaban por delante (incluyendo mi jefe). Por fortuna mía esa táctica siempre fue la que me salvó de que alguna vez me regañaran pero siempre fue el motivo por el que muchos en la oficina me detestaban, era la que llegaba más de una hora tarde y a la que nunca regañaban.

  4. Andresss pero por favor, esa es mí historia,que el internet y la tv en las noches , los trasnochoos y las alarmas a 5 am para llegar a las 8.. 😀 lo peor es que yo si vivo en una ciudad tranquilita que el trancon no dura mas de 30 segundos y siempre llego tarde.. en fin
    mi nombre es Maria Jose y soy adicta a la impuntualidad!!!

  5. jejejeje, 100% identificado, es algo extraño, la reunion puede ser a las 5 de la tarde y puedo estar listo para salir a las 4pm y nada, hay alguna fuerza sobrenatural que me impide llegar puntual a alguna cosa

  6. ALADEMARIPOSA

    SI BUENOS DIAS, EL TEMA CHEVERE, PERO QUE CONCHIS ERES, A DIFERENCIA TUYA SOY ADICTA A LA PUNTUALIDAD Y CREO QUE ES CUESTION DE RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO MAS QUE ADICCION, Y EN MI TRABAJO NO SON PERMITIDOS LOS RETARDOS POR AQUELLO DE LOS MEMORANDOS, Y TE CONFIESO; SI SE SIENTE BIEN LLEGAR A TIEMPO Y HACER LAS COSAS TRANQUILO PORQUE HAY TIEMPO PARA HACERLAS, SALIR DESPACIO DE LA CASA TEMPRANO…… DEFINITIVAMENTE TODO SE VE EN LA VIÑA DEL SEÑOR…………………….

  7. Solía ser adicto a la impuntualidad hasta que una novia me botó por siempre llegar tarde a todo (entre otras cosas). Entonces me corregí. Ahora salgo una hora antes de lo necesario. Como por lo general el resto de la gente es impuntual, me toca esperar hasta 30 minutos, por lo que siempre cargo mi DS y mi PSP; el solo hecho de verlos llegar corriendo y con cara de “qué excusa me invento” y verlo a uno jugar tranquilo y perfectamente compuesto es algo que facilita cualquier reunión, ya que, como decía mi abuelo, “el que llega temprano llega a negociar y el que llega tarde llega a aceptar”.

  8. Mi querido Agomoso. Por aqui disfrutando de sus escritos. El problema de la impuntualidad esta mal enfocado en nuestro pais. Sera que es problema del tercer mundo. En los paises desarrollados, esta situacion no existe. Por considerarse una falta de respeto al hacer perder el tiempo a los otros. El tiempo es algo muy valioso, en que no lo podemos malgastar, esperando a alguien. Por aqui afuera, uno se siente corrido cunado llega tarde. Claro esta, que el que es, no deja de ser. Conozco varios amigos colombianos, que siempre llegan tarde 2 horas para celebrar un simple cumpleaños.
    De nuevo Andres, pongase ls pilas y llegue a tiempo. No le haga perder le tiempo a los demas. Deje de estar en cucharita con su novia. Cuando va a aprender. Coga oficio. Madure. No sea patetico. Jajajajaj
    !!See you later allegator!!!!!

  9. laranamaria

    Soy adicta a la impuntualidad!!…. y como me ha traido de problemas, pero como se goza!!…el que me conoce lo sabe, y al que acabo de conocer se lo advierto y así nos evitamos problemas! jejejeje

  10. Muy bueno. Regresé a mi infancia y volví. Desde nino, he sido puntual y me molestaba que la gente no lo fuera. Siempre desee tener la capacidad de llegar tarde para ver que hacía la gente pero nunca lo logré. Yo tengo un antiduende que, al contrario de la mayoría de la gente, me levanta el minuto antes de que suene el despertador. Yo soy de los que se levanta 2 o tres horas antes (repito, sin el despertador.. es el reloj biológico) de una cita… Es mas, les confieso, aun habiéndome pegado la borrachera y acostado tipo 4 a.m., tengo la facilidad de levantarme y llegar a una cita, como si nada… Me da mucha envidia no poder dormir y no poder llegar tarde a una cita…

  11. Totalmente identificada.. los mismos sentimientos de culpa y de placer por llegar tarde… afortunadamente me ajuicié.. ahora me programo 15 minutos antes para todo.. porq solo llegaba ese tiempo de retraso no como tú… así si debo estar en una parte a las 11:00 me programo q es a las 10:30 pa’ llegar promedio las y 45 y tarán..!!!!

  12. Yo también me declaro culpable de ser de esos que muchas veces predican y no practican, en cuanto a levantarse temprano se trata para llegar a tiempo. Pues muchas veces me digo a mi mismo: “Hoy me acuesto temprano para poder madrugar”, y qué va, no lo hago. Yo aborrezco madrugar y también me pasa lo mismo que a usted Don Andrés (reviso el facebook y se conectó fulana y me voy a quedar a charlar con ella, voy a mirar mi correo, miro que hay en YouTube, etc.). Buen post
    Pd: He disfrutado a montones de su libro

  13. Carlosespinosa

    Yo, ya no madrugo. No, Señores, durante 18 años que trabajé en cierta inmobiliaria de Bogotá, llegaba a la Oficina a las 6:30, trabajaba visitaba juzgados, volvía a seguir trabajando y me daban las 8:00 de la noche allá. Pero hoy, que soy independiente, ya no madrugo. Yo no tengo panadería ni vendo tinto. Soy abogado y para nosotros urgente es un muerto o un preso, ambos del resorte del penalista. Yo soy civilista y ¡No madrugo!

  14. Agomoso ud no es el único en ser impuntual….. Para la muestra un botón…. Aquí estoy yo…. Cómo me sentí de identificado cuando leí lo que escribió hoy !

  15. carloscarlines

    Todo es cuestión de autocontrol, y lo mas importante acostarse temprano, el problema no esta en la mañana esta la noche anterior al acostarse, yo también tenia esas costumbres y me describió perfectamente, no fue sino dejar las excusas para acostarme tarde y listo, al otro día era mucho mas fácil levantarse, por cierto que hay países mucho mas impuntuales, Perú por ejemplo

  16. Lauravellaneda

    Muy bien Jaiver, soy bastante puntual porque me molesta que me hagan esperar, entonces procuro llegar a tiempo, pero mi duende, que debe ser de la misma clase que el tuyo, me “engatuza” cuando tengo que hacer ciertos trabajos, se me ocurren las tareas más dispendiosas en el momento menos oportuno, (limpiar el correo electrónico o los cajones del escritorio, correr el antivirus, desfragmentar el disco)luego de perder el tiempo… a correr se dijo y al arrepentimiento con propósito (fallido) de enmienda. Ya quiero que sea miércoles. (no vi el video de mi paisana, pero me lo imagino).

  17. Por respeto con las personas jamas llego tarde a ninguna cita y en 45 años que trabaje nunca llegue tarde al trabajo,no creo que lo mio sea un defecto mas bien es una cualidad,ya que lo mas jarto es esperar a alguien,ademas que mientras llega da tiempo para enumerarle los defectos.

  18. AlfonsoCarlos

    jajajajajajajajajajajajaja no puedo de la risa…. parece que este señor me estuviera describiendo!! me averguenzo pero tengo que reconocer que mi llegada a la oficina es puntualita a las 10 am, a veces 5 minutos antes o media hora despues pero de ahi no me paso!! Muy bueno… te vas de seguida en twitter!!

  19. me encanta tu blog, lo leo cada miercoles, es genial. sin embargo como consejo procura mejorar en la puntualidad, pues esto te podria hacer ver como un fracasado, pues solo a los fracasados les queda grande hasta el propio tiempo.

  20. me gusta ser puntual, por lo tanto el otro extremo me pone de mal humor, a veces 5 minuticos bueno, estamos en bogotá etc…. etc… pero 1, 2 y hasta mas horas es una falta de respeto si no puede cumplir lo minimo es avisar estoy retrasado; en mi oficina hay una compañera que todos los días llega a las 9:00 AM siendo el horario de 8:00 a 5:00, almuerza de 12:00 a 2:00 y adivinen sale muy puntual para su casa a las 5:00; me pregunto como puede ser puntual para irse y no para llegar a cumplir con su trabajo. pero asi son las cosas al que marranea le va mejor.

  21. Yo me volvi muy puntual porque trabajo con Europeos, 1 vez la perdonan pero a la segunda ya no les hace gracia y de hecho pierden la confianza en la persona. Es mejor que le tengan confianza, ademas por ser colombianos debemos ser mas puntuales porque asi diran: Los Colombianos son puntuales.

  22. Eso y morderme las uñas son mi karma.Todos mis amigos siempre me dicen ¿Vos por qué siempre llegás tarde a todas partes? Todavía a mis 25 años, mis papás me regañan: “Claro, eso desde el colegio, nunca aprendió” Me pasa EXACTAMENTE lo mismo que a vos Andrés.Sí te puedo decir, que las veces que llego temprano (5-10% de mis citas) siento un fresquito chévere y soy tan conchudo que me molesto con el que llega tarde ja!

  23. Gracias a Dios ya superé ese problema, no es sino hacer una lista de todo lo que hay que hacer en el dia hora por hora y ahi mismo nos damos cuenta de cuanto tiempo desperdiciamos haciendo “nada” y como se puede planificar las actividades mejor. Obviamente hay que tener voluntad para levantarse y no perder tanto el tiempo. No me gusta hacer esperar a nadie ni me gusta que me hagan esperar, si tengo que esperar mas de 15 minutos me voy y santo remedio. 😀

  24. Mi jefe arregló ese problema iniciando las reuniones a la hora programada, y tomando decisiones respecto a los que no habían llegado antes de que llegaran y sin posibilidad de protestar. A la segunda reunión ya estaban llegando todo a tiempo. Yo lo arreglé teniendo un plan B. Sí la persona no llegaba a tiempo me iba a hacer otra cosa y no les avisaba. Cuando me llamaban no les contestaba. La mayoría entendía que el tiempo es valioso y uno no puede gastar el de los demás.

  25. El truco de poner el despertador una hora antes, lo he usado toda mi vida… y nunca funciona, jejejeje
    En alguna epoca llegue a poner tres despertadores. El radio gangoso tipo chicharra a las 5:00, el TV a las 5:30, y el Cellular a las 6:0am… y todos los dias muy juicioso me salia de las cama a las 8:00, 8:30, 9:00… en fin.
    He sido afortunado, y se me han dado las cosas para educar a mis jefes. “I’m not a morning person” “Me rinde mas el trabajo en la tarde o en la noche”. Por lo general en los empleos que he tenido, soy el ultimo que llega y el que apaga la luz antes de salir.

  26. Estuvo muy bueno…yo suelo ser muy puntual, pero el blog de hoy le sienta perfectamente a una amiga que fijo el día que le toque morirse a la muerte le tocará esperarla una semanita……

    Espero el del próximo miércoles pinta muy divertivo…

  27. Soy Alejandro…y soy adicto a la impuntualidad…sera que hay algún metodo…no se…los 11 pasos de los AA, pero aplicados a la impuntualidad???? y es q…todo corre en contra de uno…anecdota de ayer…tenia clase a las 6:15 pm…si sres en la noche…sali de mi casa una hora antes, previendo todas las posibles cosas q pasaran…y no sirvio…no paso un colectivo, los q pasaban solo recojian viejas buenas, me toco coger dos buses…trancon…llegue 20 mins tarde!!!! soy adicto, quiero cambiar…pero las circunstancias no me dejan…q hago doctor!!!!

  28. Por Dios Andres!!! jajajaja!!!Este si lo saco de estadio!!! A mi me paso lo mismo con mi esposo, ahora el tambien se levanta tarde!!! Siempre dormimos 5 min mas (20)jijiji

  29. alejokultus

    Ahhhh Excelente….LLego la Hora Gomoso…..
    (me imagino el camello paar elantarse esta mañana)jajajajajaja
    Y total…yo soty de eso los de las excusas los de llegar tarde pedir perdon……de lo que llaman y siempre hay algo que decir que normalmente es mentira jajajajajaja Muy Bueno Gomoso

  30. Amo leer tus artículos, son tan COLOMBIANOS jajaja me rio sola frente al pc… aunq me han gustado tanto q los leo en compañia de mi hermana o de mi prima y envio los links por correo a mis amig@s!! Deberia haber un articulo diario 😛
    Con respecto a este artículo, yo soy demasiado puntual… es mas fuerte q yo, a mi el duendecito me dice “Salga ya… va a llegar tarde” aunq yo sé q no es vdd y q siempre termino llegando temprano a donde quiera q vaya y el 90% de las veces soy yo quien espera a los demás 😛
    Un saludo desde Canadá!! 😀

  31. Han robado mi vida en este articulo!!! jajajaj Andres, no pense que hubiera alguien que en serio le pasara exactamente lo mismo q a mi! y si necesito un despertador para llegar a las 10 am!!! sino sigo derecho!! Es q es pecado madrugar! desde chiquitos pal colegio, luego la U, luego el trabajo! nooo y ni asi uno le coge el tiro…es q levantarse antes de las 6:30 q ta de noche aun es terrible! deberiamos proponer q la jornada laboral empiece despues de las 12! por aquello de las peliculas nocturnas y las repeticiones de Friendos!!! Fantastico Andres!!

  32. jejeje, muy bueno, Conozco muchísima gente con este problema, lo malo es cuando se juntan con uno q es puntual, ya uno se acostumbra a medir el tiempo para saber cuan tarde va a llegar la persona. Muy bueno el de hoy.

  33. una vez mas muy bueno el articulo andres, todos los miercoles lo primero que hago al prender el computador es buscar su blog…con el de hoy me pasa exactamente lo mismo, todos los dias intento salir temprano pero a la final siempre se me hace tarde. ese duende si existe

  34. Soy tan puntual que un miercoles despues de partido y cervezas en el bbc como hasta a las 2:00 a.m llegue a dar una capacitación en mi oficina a las 7:00 a.m. HDP pero nadie llego. Acabaron de llegar diciendo que habia un trancon en el transmilenio. ¿Trancon en el transmilenio? porq no me meten los dedos a la boquita ver si muerdo. Jajajajajajajajajaja el unico problema si es cuando amanezco en cucharita, mi novia contrario a la suya me abarza y me dice q 5 minuticos más q estoy muy calientico, q eso no es de todos los días (ese es mi duende con voz femenina y convencedora) hay me puedo quedar una eternidad!!!! Aqui ya saben en la oficina q cuando estoy con mi novia NUNCA llego temprano.

  35. Primera vez que te comento… me encantan tus escritos, me hacen reír a montones hasta me he ganado el apodo de loca en mi oficina por reírme sola muchas veces leyendo tus artículos! Yo soy muy puntual (o por lo menos intento serlo), unas veces me funciona otras no tanto pero me fastidia esperar por eso siempre intento llegar temprano pero es que a veces el duendecito no ayuda de a mucho!!!

  36. permitame felicitarlo, ha retomado usted el buen camino, este es el tipo de escritos suyos que me llaman la atención… siga por el buen camino… un abrazo y exitos en su vida profesional y por cierto, desde que me case por el plan cucharita, tambien me he vuelto adicta a la impuntualidad…

  37. No Andres usted es el colmo! pero me hizo reir hoy, ademas si es dificil ser puntual en esta Bogotá con sus trancones y problemas de movilidad, ¿que sera si uno sale siempre tarde?

    El blog de la proxima semana pinta bien, espero este muy bueno.

  38. sabiduriaprofunda

    por suerte (o por desgracia) yo soy bastante puntual, pero entiendo perfectamente… mi novio no llega temprano a nada… por lo general, yo lo espero.. algunas veces son unos minuticos y otras…. horas..
    igual, lo mismo le pasa a el en la oficina… creeria yo q ser impuntual, es un vicio y es bien complicado corregirlo

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar