Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En un artículo pasado, estuvimos tratando acerca del uso adecuado de algunos términos y expresiones para buscar la precisión, la concisión y la claridad al comunicarnos.

Hoy quiero hacer algunos comentarios sobre otros que “suenan feo” en nuestro idioma y que han sido aceptados por la RAE o están en camino de serlo, por la fuerza de la costumbre y su uso constante.

Comencemos por dos verbos que son utilizados por una gran cantidad de personas, incluidos algunos de los que no nos lo esperamos. Estos verbos son: ofertar y aperturar. No creo que se escuchen mejor que ofrecer y abrir. ¿Para usted es mejor decir: “Se aperturó una investigación” / “Se ofertaron cien vacantes para trabajar en…” O expresar: “Se abrió una investigación” / “Se ofrecieron cien vacantes para trabajar en…”?

Tampoco comulgo con el famoso lenguaje inclusivo: ¿Por qué decir, los colombianos y las colombianas, los niños y las niñas, cuando toda la vida ha sido normal decir: los colombianos, los niños… para referirse a todas las personas del país o a todos los infantes? ¿Y qué decir del inadmisible artículo LES que no sé de dónde lo sacaron? En castellano, el masculino, generalmente, termina en el sufijo –o para el singular y -os para el plural y –a(s) para el femenino singular y plural. Aunque hay excepciones donde hay que diferenciar a través del artículo, si es necesario; por ejemplo, los y las jóvenes. Pero, tanto en esta como las palabras anteriores, sólo si el contexto lo exige.

Otras expresiones que han querido imponer para saludar o despedirse son: buen día; buena tarde; buena noche. Lo apropiado es decir: buenos días; buenas tardes; buenas noches. Esto es lo que se llama plural expresivo, que hace más referencia a la intensidad que a la cantidad.

No quisiera dejar pasar esta oportunidad para referirme a que en este tiempo, todo se toma como ofensa: al negro no se le puede decir negro; flaco, al flaco; gordo, al gordo. Dice un mensaje que circula por ahí, que antes se les decía así a quien tenía esas características y nadie quedó traumatizado. De igual manera, antes, el hombre o mujer a quienes les gustaban las personas de su mismo sexo, eran llamados homosexuales aunque también les llamara la atención los de su sexo contrario. Hoy, uno se enreda en una comunidad a la cual cada vez le agregan más letras o signos.

En la Costa Atlántica, estábamos acostumbrados a cuando nos daban las gracias por algo, responder con un “a sus órdenes”, “a la orden” o “de/por nada”, “no hay de qué”. Hoy nos hemos “copiado” de la expresión paisa: “con gusto”.

Finalmente, no estoy de acuerdo con haberle quitado la tilde a la palabra solo cuando equivale a únicamente, porque en algunos casos, aunque pocos, puede prestarse a confusión. Como sucede en dos oraciones que circularon por whatsapp para demostrar lo dicho. Estas rezaban: “Estuve teniendo sólo sexo toda la noche” y “Estuve teniendo solo sexo toda la noche”. ¿No se presta a confusión? ¿Usted qué dice?

En este mismo sentido, no estoy de acuerdo con quitarle la tilde a la palabra este cuando es pronombre demostrativo; al igual que a la conjunción o cuando va entre dos números para diferenciarlo del 0. Siento que la lengua va perdiendo identidad y confunde tanto cambio vertiginoso. 

Muchas gracias por leerme y agradezco sus observaciones.

 

(Visited 528 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Soy un docente de 66 años, licenciado en filología e idiomas de la Universidad del Atlántico.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

Fabián Salazar Guerrero. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual. Vivir(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar