Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En una entrevista concedida en el 2021, a propósito de su libro Volver la vista atrás, Juan Gabriel Vásquez sugirió que el aparato narrativo de la novela es el terreno de lo privado, del detalle de la intimidad. En la misma obra incluyó una nota al final para referirse a su contenido como una estructura de ficción sin episodios imaginarios. De esas consideraciones, lo primero que emerge es un cuestionamiento brillante de las fronteras de la novela pues, en ese sentido, el libro supone una experiencia singular para el lector. Una primera aproximación no concluye si se trata de una biografía, de una novela biográfica o de alguna otra propuesta.

Volver la vista atrás recorre varias décadas de la familia de Sergio Cabrera Cárdenas, el director de cine, cuyo camino extraordinario refleja buena parte de la historia del siglo XX. Primero aparece Fausto, el padre, que a causa de la guerra civil española termina exiliado en América Latina. A partir de ese antecedente se va tejiendo la red familiar que de Medellín conduce a Bogotá y luego a Pekín, para experimentar la década de los sesenta en la China de Mao Tse Tung. Las ideas de la revolución se devuelven a Colombia y terminan entrelazadas con la convulsión política de los setenta, los grupos armados y las batallas ideológicas de la época. El relato está atravesado por la puja entre la convicción y el desencanto que cimientan a los protagonistas.

La narración de la novela (porque eso es a la luz de su composición, sus formas y recursos) es ingeniosa, elegante y despojada de juzgamientos. Juan Gabriel hizo un trabajo impecable para armar el rompecabezas de vidas enmarañadas con un sinfín de hitos que las confunden, revuelven y complejizan. Escogió las piezas adecuadas de esas historias ajenas, las interpretó, las soportó con una recopilación de archivos y las anudó con maestría a través de los acontecimientos del año 2016: la muerte de Fausto Cabrera, los resultados del plebiscito para refrendar los acuerdos de paz en Colombia y el evento en Barcelona que hace homenaje a la vida cinematográfica de Sergio. Ese último, una retrospectiva de sus películas, termina siendo una retrospectiva de su vida entera.

Según lo ha indicado el autor colombiano, la construcción del libro fue desafiante y extensa, pues implicó más de siete años entre conversaciones, testimonios, cartas y fotos. El resultado le concedió el IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa en septiembre de 2021, y se convirtió en una oportunidad para reconocer el coraje de Sergio y de Marianella, la hermana, por abrir cicatrices, por reconstruir el ardor de los hechos, por volver la vista atrás.

(Visited 293 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Máster en Escritura Creativa, Magíster en Estudios y Gestión del Desarrollo, Politóloga e Internacionalista. Leo, escribo, doy clase. Organizo talleres y un club de lectoescritura.

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Hubo vida

    «Recuerdo los días en que me llegó a gustar vivir. Parece que la vida fue hace mucho, cuando me(...)

  • Libros

    Dieciséis relatos de Anaïs Nin

    La intemporalidad perdida, de Anaïs Nin, compila dieciséis cuentos que nunca se habían publicado en español. La escritora francesa(...)

  • Sin categoría

    Bogotá está herida

    Hace unos meses, en un taller de escritura, me inspiré en Bogotá para incursionar en la poesía. En uno(...)

  • Libros

    Más al sur: una crónica sobre los suicidas

    Las crónicas acercan los fenómenos y los convierten en realidades próximas al lector, extrapolables a su contexto. En eso(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Mientras que el presidente de Colombia, el exguerrillero del M-19 Gustavo(...)

2

El panorama cinematográfico, televisivo y fotográfico en Colombia avanza de manera(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. arturomayoral0921

    Me encontré con una historia que a cada momento me recordaba mi paso por la universidad, los discursos y debates eternos; unos prochinos, otros prosovieticos, procubanos. No los entendía muy bien en ese momento, con “Volver la vista atrás” vine a entender lo absurdo del fundamentalismo político, el que nos llevó, igual que el fundamentalismo religioso, a perder a muchos de nuestros compañeros de pupitre.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar