Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La Semana Santa es una de las épocas del año que muchas personas escogen para hacer un balance de su vida personal. La oportunidad es propicia para esa actividad porque se trata de los días en los cuales se conmemora la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo. En ella se revive la traición de Judas Iscariote, uno de sus fieles seguidores;  la cobardía de Pedro, el principal de sus apóstoles, quien lo negó tres veces después de su captura; la actitud pusilánime de Poncio Pilato, el procurador romano que lo juzgó y condenó a sabiendas de su inocencia, y las burlas y el trato vil que recibió de su propio pueblo azuzado por el Sanedrín.

Rememorar todos esos hechos, incluso por medio de películas y representaciones teatrales, no puede ser un simple repaso de los Evangelios. Debe ser también la ocasión para que examinemos nuestro interior con el fin de revisar si dentro de nosotros existe un Judas, un Pedro o un Pilato. Seguramente nunca hemos llegado al extremo de esos personajes. Pero es muy probable que en algún momento de nuestras vidas hayamos traicionado a alguien, negamos a una persona amada o permitimos, a sabiendas, que se cometiera una injusticia contra un inocente.

Este ejercicio no tiene como fin que elevemos un pliego de cargos contra nosotros mismos. No persigue que arribemos a la conclusión de que somos seres despreciables por las muchas culpas que cargamos sobre nuestras conciencias. Solo se trata de asumir con honestidad y mucha responsabilidad que somos débiles e imperfectos pero susceptibles de crecer como personas corrigiendo los errores en los que estamos incurriendo.

Por eso la conmemoración de la pasión y muerte de Jesús no puede ser un hecho que acontezca y nos deje indiferentes ante nuestros defectos. Es la mejor oportunidad para tomar conciencia de ellos e iniciar la tarea de corregirlos mediante un sincero propósito de enmienda. Esa es una tarea individual que requiere una gran dosis de humildad, amor propio y obediencia a la voluntad de Dios.

He dicho en muchas oportunidades que los sueños son el medio que utiliza Dios para guiar y aconsejar a los seres humanos de manera directa. Por eso sus mensajes siempre se refieren a la situación que está viviendo la persona que sueña. Esa es la razón por la cual frecuentemente he recomendado en este blog que si deseamos consultar la voluntad divina para saber qué debemos hacer para resolver un problema o tomar una decisión, solo tenemos que pedirle, antes de dormir, que nos envíe en sueños ese mensaje que necesitamos.

En esta Semana Santa, además, debemos pedirle que nos ayude a superar esos defectos y errores que, posiblemente, nos están llevando a ser injustos con nuestra pareja, familiares o amigos. Ninguno quiere llevar dentro de sí un Judas, las actitudes negativas de Pedro o la conciencia de haber condenado a un inocente, como Pilato.

(Visited 2.267 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Nací en Barranquilla, Colombia, en 1949. Desde muy niña, a la edad de seis años, descubrí que poseía el don de interpretar los sueños. Al principio supuse que era una facultad natural que poseían todos los seres humanos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo observé que no era así. Entonces, al llegar a la adolescencia, decidí ocultarlo para evitarme problemas y malos entendidos con quienes suponían que lo mío era un arte adivinatorio. Después de haber educado a mis hijos, de verlos casados e independientes, y ya retirada de mis ocupaciones laborales, consideré que había llegado la hora de desempolvar el don y ponerlo al servicio de los demás.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Cuando se elaboran proyectos de ley como el de reforma tributaria,(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar