Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El jueves 2 de noviembre hacia la una de la tarde, un vendedor ambulante atropelló a mi mamá con su carretilla de madera convertida en un incontrolable armatoste. La golpeó y la tiró al suelo, mientras ella gritaba inútilmente para que se detuviera. Increpado por la gente buena que corrió a ayudarla, exclamó “no la vi, abuelita”, y siguió en lo suyo.

Cualquier clase de impacto es deletéreo cuando estás a punto de cumplir 93 años, has vuelto al tamaño que tenías cuando eras una niña y luchas para que tu estructura ósea no se desmantele como un armazón de cristal. Pero insistes tercamente en el movimiento como una expresión de vida, bendición e infortunio al mismo tiempo  cuando vas por los andenes de Bogotá, a los que la canción “Juanito Alimaña” les cae como anillo al dedo:

La calle es una selva de cemento / y de fieras salvajes, cómo no / ya no hay quién salga loco de contento / dondequiera te espera lo peor”.

No queremos ver la realidad: Bogotá está perdida. Aquella otrora ciudad de esperanza es un caos. Los andenes en los que se pretendió instalar la dignidad del peatón son un infierno de peligros acechantes.

El punto donde ocurrió el accidente es un pandemonio. El puente peatonal de la calle 150 con Autopista Norte, que accede también a Transmilenio, es una orgía de vendedores invasores, mendigos y caminantes embalados, que desembocan en espacios grotescos. De la anarquía hacen parte peatones, vendedores ambulantes, bicicletas, bicitaxis,motos, ovnis… Todos frenéticos en una superficie escasa, deteriorada y sinuosa. No hay ley ni norma, ni autoridad ni orden. Esa situación se repite en todos los puentes peatonales, mucho más si padecen las corrientes enfebrecidas de TransMilenio.

Por supuesto en esa jungla infame, y con esa pérdida absoluta de calidad de vida que hemos sufrido en la capital, hay personas que tienen ninguna o muy escasa probabilidad de sobrevivir. Los discapacitados, los niños, las personas que no alcanzan las condiciones atléticas que se requieren para andar por Bogotá y los ancianos. Estos últimos están siendo arrasados no solo por la maquinaria infernal del afán sino por la hostilidad ubicua de la ciudad.

Pude percibir también en este trance que representó para mi mamá el reemplazo de su cadera derecha,  y que demandará una larga convalecencia, la realidad de las ambulancias y sus negativas tajantes para atender eventos que no configuren una urgencia dramática. Tres médicos del Grupo Emi (¡Emergencia Médica Integral!) diagnosticaron a mi madre con una “contusión muscular”, y la dejaron tres días con la cadera fracturada, negándose a ordenarle una ambulancia para conducirla a un hospital y brindarle el insumo mínimo para validar su dictamen: una radiografía. Completaron su charada manifestando que ellos llevan al paciente a la clínica como parte del plan, pero hay que pagar para devolverla a la casa, aunque tenga la emergencia de no poder caminar. Convendría a quienes tienen planes pagos de asistencia conocer el articulado minúsculo de sus contratos y las condiciones exactas de la prestación de servicios.

Que este vendedor callejero no viera a mi mamá, y se la llevara por delante con su descuido, significó, simplemente, que le quitó la media vida que representaba su heroica autonomía. No volverá a ser la misma. Cebarme en él es inútil. Sobrevive en la urbe sin Dios ni Ley, de gente buena, claro, y de fieras salvajes, cómo no.

www.carlosgustavoalvarez.com

(Visited 4.998 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. es periodista y escritor. Ha dirigido y editado diferentes medios de comunicación --Revista Elenco, Edición Dominical EL TIEMPO, Revistas Credencial y Cromos-- y publicado 14 libros sobre diversos temas. En 2017 cumple 35 años como columnista de prensa, labor que ejerce actualmente en Portafolio y en el blog Motor de Búsqueda de EL TIEMPO. www.carlosgustavoalvarez.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

38 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. El gran problema en Bogotá es que a la ciudad le ha tocado crecer a los golpes, ya no hay cama pa’ tanta gente en nuestra pobre ciudad, ahora lo que digo es que muchas de las personas que se quejan de nuestra ciudad ni siquiera son de aquí, entonces me pregunto ¿porque no se van a sus ciudades o pueblos?, solo vienen a maltratar nuestra pobre ciudad, y para completar la corrupcion en sus administraciones nos tienen fregados, entonces aquel que no le guste Bogotá, por favor busque otras opciones de vivienda.

  2. Tenga calzones, no denigre de Bogota, que me ofende como Bogotano que soy, haga una denuncia con nombre y apellido, no critique la cuidad que le da todo a este país, Si está muy mal Bogota, pero por la inmigración desagradecidos que llega diariamente a servirse y por sobre todo a exigir y criticar

  3. Era muchísimo mejor tener carros estacionados en las andenes que esas estampidas de bicicletas, bicitaxis, patinetas, motos y carritos de vendedores ambulantes. los bolardos en sí ya constituyen un tremendo peligro para quien tropiece contra ellos, o caiga contra ellos..

  4. Me da que usted tiene toda la razón, es un caos en la delincuencia, la policía que se la pasa chateando y las cárceles que no les cabe nada. De otra parte el tamaño de la ciudad hace que vengan muchas personas a rebuscársela. Bogotá vive del estado centralista, del turismo extranjero y de las finanzas. Creo queda industrialmente hablando Challenger y Colmotores de industria pesada; no tiene agricultura, no tiene ganadería, no hay minería, no hay manufactura, ……NO HAY EXPORTACIONES. Se requiere una economía mas balanceada, que tenga un superhabit para generar riqueza y distribuirla para todos. Las industrias culturales y los servicios no alcanzan, era lógico pues estas dependen de industrias primarias y secundarias. Fue un error desindustrializar a Bogota y volverla un inmenso San Andresito, o Bogotá reduce su tamaño y se vuelve productiva o se vuelve un tugurio enfermizo para sus habitantes que no produce nada; ahora que hay elecciones seria bueno poner en la discusión este asunto.

  5. Señor Álvarez: tuve la oportunidad de hablar con un abogado que fue Juez Federal en los Estados Unidos. Afirma el juez Manuel Barbosa que cuando la ciudad de Nueva York estuvo tan mal en temas de seguridad y vandalismo se decidió por judicializar crímenes menores. Pintar grafitis en las paredes, arrojar desechos en lugares públicos y otras conductas similares fueron penalizadas y a partir de ahí se retomó el rumbo. No es que hoy día esa ciudad sea modelo como sí lo son Washington o Boston, pero sí nos lleva años luz de ventaja. ¿Por qué no recuperar la autoridad de la fuerza pública? ¿Por qué no recuperar la cultura ciudadana? Es el momento adecuado para hacerlo. Ya deberíamos estar empezando la divulgación y apropiación de la Cultura Metro. Y que ojalá incluyera mano fuerte al vandalismo, a los colados, a los que no gustan de hacer las filas, a los que no respetan a los ancianos ni a los niños. Y ojo con el título de su artículo: crea confusión alrededor de la administración pasada, quien bajo el eslogan de una Bogotá Humana lo que hizo de nuestro terruño fue una Bogotá Anárquica, donde todo lo que huela a caos es lo que sobrevive. No señor, orden y más orden es lo que necesitamos.

  6. informacioncreativa

    Todos deberiamos ver los documentales de Animal Planet para aprender de las hormigas, de los tigres, hipopotamos y hasta de las hienas como ello respetan los espacios y son capaces de convivir en su entorno. Las ciudades “humanas”?? Un absoluto caos.. Peores que las fieras o “bestias” somos los “humanos” “Homo sapiens”

  7. Es un problema de cultura. Cuando sucede algo que no debería como el robo de un celular o bicicleta, la gente dice esi si para que dió papaya. Problema de cultura. Esas cosas no deberian de suceder sobre todo con la continuidad que ocurren en Bogotá. Y si la policia y gobernantes tienen que ver. Dar papaya es haber nacido mujer, es envejecer, es ser indefenso. Es el enfrentarse ante alguien armado o en número mayor. Las mejores guerras no se han dado pero está contra ladrones y abusasores hace rato debió de haber sido dada y ganada. Lamento lo sucedido a la señora madre del periodista. Ojalá salieran a luz los incidendes de quienes no tuvieron la oportunidad de desahogarse. Asi como fué noticia el robo de una cicla a un ciudadano Coreano, muchos otros robos a con nacionales quedan ocultos ante la prensa y justicia. La policia si tuviese inteligencia ya hubiese hecho seguimiento a los ladrondes de bicicletas y a los compradores de las mismas. No es el caso lastimosamente.

  8. Solamente para decir que, por mi experiencia como bogotano usando el Transmilenio desde su inicio, con conocimiento de muchos sistemas de transporte en ciudades grandes como Buenos Aires, Londres, Paris, Montreal, New York, Mexico, concluyo que comenzo bien hace 20 años (a pesar de los enredos de contratacion ej. las lozas mexicanas) pero Peñaloza, lo ha querido como la columna vertebral del sistema fundado en los articulados Volvo (obvio negocio) afectando con ej. polucion y mas hiper trancones, cuando en los demas paises el EL METRO ES FUNDAMENTALMENTE SUBTERRANEO Y columna vertebtal del sistema. Los transmi son secundarios. Resultado inmediato: los ciudadanos, ancianos y niños deben confluir al transmilenio unicamente, creando las espantosas filas de entrada y salida casi a todas horas, atropellando dramaticamente la calidad de vida de los usuarios, creandole stress adicional y agresividad. Hasta Peñaloza dijo que Aereo era pesima idea hace un tiempo!! Conclusion dos: una desgracia que los politicos medio – elegidos (30%) mezclen sus responsabilidades con nosotros los contribuyentes, con sus negocios e intereses. Preferiria al alcalde que produjo un estudio serio y publico, avalado tecnicamente por el Banco Mundial. Finalmente lamento mucho el incidente con la mama del autor.

  9. La herencia maldita de doce años de polo: una ciudad donde hay derecho para destruir, parasitar y agredir, con el único deber de cebar el feudo electoral del caudillo de izquierda de turno. Toma tiempo en recuperar, pero se está haciendo.

  10. josemartines0724

    Pero vean que llega un alcalde a poner algo de orden en el espacio público, e inmediatamente lo tildan de fascista, corrupto, capitalista etc. La gente es la culpable, porque no entiende que los derechos van acompañados de deberes. El caso de Peañlosa con su baja imagen habla por sí solo. Los Bogotanos prefieren el caos.

  11. Bogota es una ciudad amable con los turistas con los ninos con los ancianos que ciudad maravillosa es el Disneyworld de Suramerica. El Transmilenio mejor que un metro que maravilla que amabilidad de la gente al ofrecer el puesto azul al anciano todos andan pendientes de todos que Belleza

  12. Las políticas que se implantaron favoreciendo las ventas ambulantes; han convertido muchas cuadras de la ciudad en un tugurio. Sitios llenos de basura, malolientes, donde se solapa el vicio y la inseguridad al lado de los articulos de segunda mano que se ofrecen, en un caos absoluto. Politicas que alegan derechos quitando el derecho a la mayoría. Tugurizar la ciudad no ayuda a nadie. Ni siquiera a los que ocupan el espacio público. Por que finalmente, esto profundiza los problemas de las que algunos son presos.

  13. Y yo me pregunto: A donde van a parar los impuestos que pagamos?, en el Norte, chapinero, El Lago, hasta mas alla de la 134, las calles y andenes son trampas mortales, las lozas de la calle 85 son intransitables, en cualquier momento se le voltea a uno un pie, se desequilibra el tobillo, y se cae. Los carros no paran, ni siquiera al ver que una persona esta cruzando la calle, tienen instinto asesino. Y las zorras y vendedores ambulantes invadieron los andenes y calles, y no se hable de los bolardos de Peñalosa que quedaron como vil recuerdo de una pasada mala administración, que hacen las personas invidentes cuando se encuentran con estos?.
    Y esto ya va de mal en peor. No hay ley que valga, y no hay solidaridad en ninguna parte.
    Ah, y hablando de las ambulancias, solicité un servicio urgente hace mas de un mes a Emermedica y la persona llegó a las 3 horas, si es algo grave, se muere uno ahí.
    Que tristeza, Huecota, la ciudad IN….INSUFRIBLE, INMAMABLE, E INMUNDA E INSEGURA.

  14. eso es la verdad.Y a futuro se pondra mas caotica e invivible porque nadie puede controlar la migracion hacia la ciudad.Y pensar que la mayoria de provincianos que ahora viven alla cuando llegan a sus pueblos chicanean de vivir en bogota , en realidad yo los considero a los pobrecitos.

  15. Esta ciudad,es un caos y desgobierno total,la solución a todos sus problemas o la gran mayoria de ellos que la aquejan no es de los políticos de turno, es de todos los ciudadanos, ?por que proliferan los llamados vendedores ambulantes? por una sola y única razón por la tolerancia,amparo y promoción de los mismos ciudadanos,si usted como ciudadano,no compra a estos sujetos, pues muy simple sin demanda no hay oferta, así se bajarían automáticamente del transmilenio y dejarían de ocupar cuanto espacio publico se les de la gana ocupar no solo estos vendedores de cuanta chuchería se les ocurra sino de todos los mendigos que pululan en el sistema,y esa solucion es facil de aplicar y no es con una ley o decreto que se haría solo bastaría la voluntad popular

  16. Cuando se asumo la cruda realidad de que esta ciudad es un asco, de que lo peor que tiene es su gente inculta e ignorante así empezarán a cambiar las cosas y no con campañitas idiotas de te amo Bogotá porque sí

  17. De acuerdo con su planteamiento. El caos y el desorden está ganándole a la autoridad; pero cuando un alcalde quiere imponer orden se impone la ley del interés particular sobre el general. Si se hace respetar el espacio público, inmediatamebte las mafias que manejan los andenes como la tienda de su casa movilizan gente defendiendo un supuesto derecho al trabajo, como si atropellar, ensuciar, vandalizar o defecar donde se les dá la gana fuera el derecho que exigen. Los bogotanos somos indeferentes con nuestra ciudad y popor eso nuestros concejales vienen de todas partes a hacer su kinder de carrera política pero sin interesarles un céntimo nuestra calidad de vida. Autoridad es la columna vertebral para volver a parar nuestra ciudad o por lo menos hacerla mas habitable.

  18. Sumemosle los bicitaxis así en una sola palabra como cucarrones corriendo por andenes y calles sin que nadie les ponga orden, y el alcalde diciendo y repitiendo como un loro para hacer que muchos les caiga bien me gustan los bicitaxis , me gustan los bicitaxisy los andenes para quien?

  19. Altisima razon le asiste, respecto a la jungla humana de cemento, en esta mi cuidad, otrora la atenas de suramericana, ahora solo destruida, sucia, sin andenes, alcantarillas sin tapas, basuras por doquier, ladrones por doquier, bicicletas por andenes, motos por andenes, … todo por ?… la inmigración por la búsqueda del trabajo para la adquisición de dinero. Pero se les olvido hacer país y no aportaron a nuestra ciudad, solo que no se apropiaron y menos aun no se apropiaron de sus regiones. Espero una mejoría para la mama

  20. Muy triste y es el pan de cada día en Bogotá. Viví 7 años en la capital y a pesar de que la indiferencia y falta calidad humana es una ciudad que sigo amando por haberme acogido en sus brazos y brindarme muchas oportunidades de crecimiento con una oferta cultural digna de cualquier capital del mundo. Viajo con frecuencia semanal por temas de negocios y sigo viendo como se desmorona día a día. Lo más triste es que Bogotá es el reflejo, en general, de nuestro país, y de la indiferencia de la misma ciudadanía. La solución no esta el Gobierno de turno sino en los mismos ciudadanos, no es tema de izquierda , de centro o derecha.. pensar que los políticos van a solucionar el problema es un sofisma de distracción. La solución real esta en cada individuo, como parte integral de la sociedad, el recuperar o aprender valores de convivencia y ciudadanía que haría a Botoá en un paraíso o por lo menos una metrópolis…menos… gris fría…como dijo mi papá cuando lo traje en el 2007 y quien vivió en la ciudad en los 60s… esta ciudad perdió su ADN.. es decir dejo de ser educada , de buenos modales y lo que es peor dejo de ser humana.. le sorprendió la indiferencia. Lo que pasa en Bogotá es el espejo de lo que pasa o pasará en el resto de ciudades de país..esperemos por el bien de todos los ciudadanos propios y adoptados que se cambien la dirección …en especial, para todos los buenos amigos que tengo en Bogotá…es cuestión de quererla.

  21. APRECIADO PERIODISTA: AFORTUNADO USTED QUE PUEDE ESCRIBIR Y DESAHOGARSE DE LAS FATALIDADES QUE SUFREN A DIARIO LOS HABITANTES DE BOGOTA, DONDE NOS SENTIMOS INERMES Y SIN ESPERANZA QUE ESTOS PROBLEMAS TENGAN UNA SOLUCIÓN INMEDIATA, LE DESEO LO MEJOR PARA SU MAMA ES COMO SI A MI ME HUBIERAN ATROPELLADO A UN SER QUERIDO, LASTIMA POR ESTA CIUDAD SIN DIOS NI LEY.

  22. No es solo un problema solo de Bogotá. El país entero, Colombia entera bien podría llamarse “atropellolombia”, por la falta de cultura ciudadana y el desprecio hacia la vida e integridad de los demás que caracteriza al común de la gente. Basta ver cuando un conductor de carro (salvo rarísimas exepciones) se cree dueño de la vía, y de la vida de quien se le pase por delante. Los diferentes gobiernos de turno atropellan sin más a sus gobernados, los jefes de empresa atropellan diariamente a sus empleados explotándolos y pagándoles sueldos de hambre, etc. Una pronta recuperación para su señora madre, y ojalá algún día evolucionemos hacia una sociedad más humana, y menos salvaje e insensata.

  23. Un caso muy lamentable y espero que su madre esté mejor. Además tiene toda la razón; esta ciudad ya tocó fondo, está enferma, y la culpa no es solo del gobierno sino de la generalización y naturalización de actitudes que en sociedades sanas son consideradas antisociales. Y nadie nunca asume su responsabilidad, como la bestia que se menciona en este capítulo; uno siempre oye a la gente diciendo que la culpa es del “gobierno”, de los “provincianos”, etc., mientras los comportamientos cotidianos de esa misma gente son cada vez peores y se hacen la vida un infierno entre sí y a la poca gente decente que aún se ve. Algo está fallando aquí, y es mucho más profundo que la política. Mire por ejemplo lo que dice una profesora ucraniana que estuvo en Bogotá, en un texto que ha pasado un tanto inadvertido (por el medio en que salió) pero que refleja muy bien la ciudad en que vivimos. Miren lo que dice: “Los niños y niñas que observé no estaban de ninguna manera interesados en el aprendizaje, ellos estropeaban, rompían, robaban y trataban de destruir lo que se les daba para su desarrollo intelectual. Por eso me di cuenta de que ellos carecían de valores morales y que además los maestros no se los estaban impartiendo”. Asimismo: “Por supuesto, no todo es tan malo: en esos 8 meses conocí únicamente a un estudiante y a un maestro que me sorprendieron gratamente por su conocimiento, cultura y nivel de comportamiento. Pero un maestro y un estudiante de un millar hablan más de la excepción que de la regla. Por esa razón no disfruté tanto como hubiera querido del trabajo con los colegios y el Ministerio de Educación, y aunque traté repetidamente de cambiar esto, de mejorar la situación, solo me gané la aversión y la ira de los demás”. Este es el enlace: https://www.las2orillas.co/los-profesores-no-estan-haciendo-su-trabajo-correctamente-docente-ucraniana/. Si eso es en los colegios, en otros espacios urbanos la cosa es igual o peor; en esta ciudad manda la agresividad, la inmoralidad y la ignorancia.

  24. victor.g.romero.35

    Es lamentable que su sra madre haya tenido tan lamentable accidente. Mis mejores deseos por su mejoría. Tambien es lamentable y talvez mas triste todavía que Ud, por el accidente mencionado y otras cosas que escribe defina la ciudad como perdida. Aqui es donde la racionalidad debe imperar sobre las emociones. Que porcentaje de personas sufren accidentes como el de su sra madre? Que porcentaje de la población es indigente por su propia voluntad y han decido que ese sea su estilo de vida, que opciones ofrece el gobierno distrital para las personas sin hogar o sin techo. Lo malo siempre va por delante y no nos deja ver lo bueno. Me imagino que si su carro amaneció pinchado se le daño todo el día, por no decir que toda la semana.

  25. Señor periodista , lamentablemente nuestra ciudad está llena de gente de afuera que en su gran mayoría son culpables de todos los problemas que nos aquejan, yo creo que tenemos por los menos 7 millones de provincianos se imagina esto?

  26. Yesta situación si va en carro es la misma, alguien por descuido, o por ser el mas fuerte en esta jungla de asfalto le da un toque al carro y le hace una abolladura o rayon, cuyo costo puede ascender como mínimo a $2.5 millones, si tiene suerte le da $50.000,00, o si se llama a la policía de transito, empieza un calvario que es mejor pagar el arreglo. Nos volvimos unos pacientes apendejados, situación que no mejorara si seguimos eligiendo a los mismos. Simplemente somos pendejos.

  27. Este es un hecho lamentable y asi cuantas otras personas habra, que han sido atropelladas y les han quitado no solo la autonomia (que es un pilar de la dignidad) sino hasta la vida. Cualquiera pasa por encima de uno y con el pretexto de “no lo vi” sigue impune como si nada, a llevarse por delante a otra persona. Y qué decir del servicio médico ?? Una verguenza ! Pero como hasta la salud se ha vuelto historia de burocracia y papeles. La gente puede estar muriendose pero si no llena el numero de lineas necesarias cero ambulancia, cero radiografia, cero servicios. Y ya pago el mes siguiente ??

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar