Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Pertenezco a la última generación que tuvo bien puestos los pantalones. Afirmación que, por supuesto, hay que aclarar. Se refiere a quienes los utilizamos en la cintura, con suficiente tiro.

Por tiro o entrepierna se entiende la parte del pantalón donde se unen las piernas. No sobra explicar a los contados lectores que no conocen las minucias de la costura, que en la parte inferior de la entrepierna convergen tiro trasero y delantero, y que “a partir de allí se define la extensión o alto de tiro deseado para cada modelo de pantalón”.

A mi generación le correspondió un tiro alto o normal. Eso significa que el pantalón se ajustaba en la cintura, se amoldaba en las caderas y se extendía hasta la entrepierna, permitiendo la cómoda holgura de las gónadas. Jamás tuvimos que llevarlas comprimidas, en un amarrado estilo tamal, adverso igualmente a la estética y a la salud.

De repente la moda, esa tirana, la caprichosa, decidió bajar los pantalones de la cintura a la cadera. Y nació el pantalón de tiro corto o bajo, que fue como una especie de pena máxima para la comodidad. Semejante medida antinatural ubicó los calzones donde no pueden sostenerse y los implantó como una disculpa sensual y con un nombre que ni fu ni fa: descaderados.

Sus usuarias principales, las mujeres, abordaron ese reto con la provisión de sus cualidades. Descaderadas, las chicas de abdomen plano emergieron como un encanto prístino. Las gorditas, por su parte, implantaron sus íntimas llantitas como parte de su vida pública. Hay que decir que ambas opciones tienen detractores y partidarios, que así se dividen naturalmente los asuntos en esta vida.

Los hombres mayores fuimos notando con aprieto la mutación de nuestro pantalón de tiro alto. No estábamos acostumbrados a que el tiro naciera a la altura de las caderas o por debajo de ellas. Hasta entonces, el único expositor de ese dislate, o por lo menos el más conocido, era Su Majestad, Cantinflas.

De un momento a otro, la moda unificó la fabricación de pantalones por la vía del tiro bajo, y los mayores debimos abocar con estoicismo los problemas que Cantinflas sorteaba con gracia. Al igual que las mujeres, nos pasamos el día subiéndonos los pantalones para no mostrar los calzoncillos, que las botas no nos queden como un acordeón y que no se nos salgan la camiseta y la camisa, aunque la moda de la frescura sea ahora llevarlas por fuera. Sobra decir que en ese proceso de halarse los pantalones en busca de la cintura pretérita, lo que más nos hace sufrir es la contracción impía de las gónadas.

Ahora bien, este manifiesto es válido, tal vez, para aquellas personas mayores, digamos, de 40 años. Los jóvenes de hoy nacieron así: digitales y descaderados. Los muchachos, sobre todo, van con los pantalones en caída libre, con la entrepierna a la altura de las rodillas, mostrando calzoncillos, ellos, panties e hilos dentales, ellas, y brindando a las ciudades la bonita colaboración cívica de limpiar con sus botas el mugre de las calles.

Una teoría académica no divulgada suficientemente razona que esa moda ha hecho tabla rasa de los glúteos masculinos, sobredimensionando, por el contrario, sus equivalentes femeninos. Les comprime, sí, la vegija y el útero, suficiente razón para que por el bien de todos, acaben con esa vaina.

WWW.CARLOSGUSTAVOALVAREZ.COM

(Visited 743 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Carlos Gustavo Álvarez G. es periodista y escritor. Ha dirigido y editado diferentes medios de comunicación --Revista Elenco, Edición Dominical EL TIEMPO, Revistas Credencial y Cromos-- y publicado 14 libros sobre diversos temas. En 2017 cumple 35 años como columnista de prensa, labor que ejerce actualmente en Portafolio y en el blog Motor de Búsqueda de EL TIEMPO. www.carlosgustavoalvarez.com

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Hasta hace menos dos años Anna Allen era en España esa(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Estoy de acuerdo con el columnista, que moda esa tan tirana de los descaderados a la que tenemos que plegarnos todos. Que desagradable estar viendole el trasero por ejemplo al chico que trae el mercado y se agacha a recoger los talegos, al plomero que pasa a cambiar una llave y ni sigo con los ejemplos.
    Y a quienes no nos gusta, no nos dan siquiera el chance de poder escojer entre unos pantalones de tiro alto y unos de tiro bajo. Y por razones de la mas elemental higiene, al llegar a casa despues de haber contribuido a limpiar los andenes de la ciudad deberiamos cambiarnos a riesgo de dejar por toda la casa la coleccion de microbios que se han recogido y almacenado en las botas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar